Quitan túneles y droga a la mafia en BC


 
Reportajez BCS Sábado, 14 Julio, 2012 01:32 AM

Decomisan 40 toneladas de marihuana En menos de 24 horas, elementos de las fuerzas castrenses asignados a la II Zona Militar ubicaron e inutilizaron dos pasadizos subterráneos construidos por miembros del crimen organizado en la zona fronteriza de la delegación Otay, en Tijuana, Baja California.  Ambos estaban en vías de construcción y ninguno alcanzó a cruzar la frontera. Durante el mismo período, se decomisaron más de 40 toneladas de marihuana y hubo varios detenidos. Trabajadores que cuidaban el enervante. Todo empezó poco antes de las ocho de la noche del 11 de julio de 2012. De acuerdo a información proporcionada por la Secretaría de la Defensa Nacional,  personal militar recorría las inmediaciones del fraccionamiento Garita de Otay. Al verlos circular, un hombre en las inmediaciones tuvo un comportamiento sospechoso y huyó. Los militares estaban sobre la calle Eusebio Kino, y el sujeto se introdujo en el número 21 “dejando abierta la puerta del inmueble”. Frente a la posibilidad de que se estuviera cometiendo un ilícito, ingresaron a lo que tenía una fachada semejante a una fábrica. En una inspección ocular detectaron en el interior del baño, bajo un lavabo, una “tapa en forma de coladera, misma que presentaba indicios de tierra removida”. Posteriormente la retiraron, quedando al descubierto el orificio de entrada a un pasadizo ilegal, con una profundidad de 10 metros. Los soldados escalaron y constataron que los delincuentes ya habían excavado 150 metros de longitud del túnel del narco, que medía 1.70 metros de alto por un metro de ancho, “… mismo que disponía de un amplio sistema de ventilación y alumbrado”. En el predio también aseguraron dos camiones de carga, uno marca Freightliner, blanco, placas BN-61-075 y otro marca Peterbilt, blanco, placas AL-90-096. Respecto al sospechoso que perseguían al ingresar a la propiedad, los uniformados informaron “… que hasta el momento no hay ningún detenido, durante el operativo el sujeto logró darse a la fuga”. El segundo túnel 18 horas y media después, antes de las cinco de la tarde del jueves 12 de julio, los soldados continuaban los reconocimientos en las inmediaciones de la frontera, pero esta vez en la delegación Centenario, al noroeste de Tijuana. Al darse cuenta de la operatividad del pasadizo de Otay, decidieron revisar las inmediaciones de los túneles que aseguraron en 2011, actividad que iniciaron a partir de las 11:00 am, con varios grupos operativos.  El segundo subterráneo lo encontraron en la colonia Aeropuerto, en el Ejido Tampico, a 500 metros de un corredor localizado y asegurado bajo tierra el 15 de octubre de 2011. En su interior también decomisaron 17 toneladas de marihuana. La construcción fue acreditada en aquel momento al Cártel de Sinaloa Lo pudieron ubicar porque en el perímetro de la propiedad, a orilla de calle, encontraron un automóvil cargado con piedras y costales con tierra. El acceso al túnel fue localizado en una construcción utilizada para que los transportistas dejen las cajas de carga en resguardo. Bajo una casa movible, el socavón medía aproximadamente de un metro cuadrado. El ingreso al pasadizo, como el anterior, tenía una dimensión de 10 metros de profundidad y 1.7 metros de alto, por un metro de ancho y 350 metros de largo; 250 metros del lado mexicano, y el resto -sin salida- en la nación norteamericana. A diferencia del otro túnel, la ingeniería del corredor  subterráneo de la delegación Centenario contaba con tecnología sofisticada; rieles para la movilización de carretillas adaptadas, alumbrado y sistema de respiración. Fue precisamente en esa zona de resguardo donde los elementos de la milicia encontraron elementos físicos e indicios que los motivaron a trasladarse a una bodega en la Zona Este la ciudad. Otras 40 toneladas Al llegar a la dirección referida en Cerro Colorado del fraccionamiento Granjas Familiares, los militares encontraron un almacén con aspecto casi de abandono, al ingresar la apariencia de los objetos dentro no mejoró, parecía no haber sido visitada en muchos meses. Sin embargo al interior localizaron y aprehendieron a tres hombres que provenían de otros estados de la República y reconocieron ser “trabajadores”, no dijeron cuál era su función pero sí su salario “con paga de mil pesos”, asumen los de inteligencia militar que por resguardar la droga. Éstos fueron consignados y turnados a las autoridades federales. En la bodega también aseguraron cuatro camiones tipo mudanza y una caja de tráiler y todas contenían marihuana en bloques empaquetados. Inteligencia militar detectó que la droga yacía en el lugar desde el año pasado y es droga vieja, confirmó un militar: “El enervante estuvo resguardado desde ese entonces (noviembre de 2011), se puede presumir que tras el aseguramiento del año pasado y la destrucción de narcotúneles, los traficantes de droga perdieron la forma del trasiego hacia los Estados Unidos”.  La droga estaba empaquetada e impreso el logo de Capitán América, misma característica que se localizó en un cargamento asegurado el 15 de noviembre de 2011 por elementos del Ejército Mexicano, y cuya investigación entonces determinó que la marihuana pertenecía al Cártel de Sinaloa, a través de diferentes individuos que trasegaban la droga por esta frontera. El peso de los bloques de la hierba localizados en la delegación Centenario se estima en 40 toneladas, que sería el tercer hallazgo más grande en Baja California, luego de las 136 toneladas localizadas en octubre de 2010, y el mega-plantío en Ensenada en julio de 2011. Más decomisos En otros operativos, los elementos de las fuerzas armadas concretaron más aseguramiento en la semana que concluye. El jueves 5 de julio, en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de Tijuana, un civil fue detenido en posesión de 30 mil 303 dólares y mil 200 pesos, sin poder justificar el origen del mismo. Más tarde otro sujeto también fue detenido en posesión de 10 mil 272 dólares y mil 22 pesos. El mismo día, sobre la carretera federal Rosarito-Ensenada, en el fraccionamiento Coral del Mar, en dos hechos distintos, seis sujetos resultaron detenidos, mismos a los que se les aseguró 169 kilos 84 gramos de cocaína en 150 paquetes; 200 paquetes y 4 envoltorios con marihuana, dando un peso total de 502 kilos 442 gramos; una bolsa con 56 gramos cristal; 2 armas largas, una corta, tres cargadores, 307 cartuchos, seis vehículos y una lancha con mástil. El 11 de julio, también en el Aeropuerto Abelardo L. Rodríguez, resultaron detenidas cuatro personas en posesión de 8 botellas con capacidad de 1 litro con 750 mililitros; cada una contenía 500 gramos de cristal, es decir, en total, fueron 4 kilos de droga incautados. De la veda electoral El 10 de julio de 2012, el General Gilberto Landeros, Comandante de la Zona, ofreció una conferencia de prensa para recordar que dada la jornada electiva, recibieron la instrucción de no hablar públicamente del trabajo operativo, pero hubo resultados porque continuaron “… llevando a cabo operaciones para acotar las actividades de diversos grupos delincuenciales, en forma independiente y en coordinación con autoridades de los tres órdenes de gobierno, todo ello con estricto apego a los derechos humanos”. Detalló que los resultados de los aseguramientos en droga, vehículos, material bélico, embarcaciones, aeronaves, destrucción de pistas y material diverso, realizados entre el 1 de abril y el 5 de julio de 2012, resultaron en una afectación a la base financiera del crimen organizado, por más de 189 millones 211 mil 365 pesos. En esos tres meses desarrollaron un total de 50 operativos en aeropuertos, garitas, puestos militares de seguridad, litorales, áreas rurales y urbanas. Como avance destaca la destrucción de 23 plantíos y 32 pistas de aterrizaje, la captura de 187 presuntos delincuentes, el aseguramiento de 122 armas cortas, 67 largas y 83 granadas; así como el aseguramiento de 208.5 kilos de cocaína, 11.4 de marihuana y 79 kilos de cristal.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio