22.8 C
Tijuana
martes, abril 9, 2024
Publicidad

Construyendo identidad

A través de historias que inciten al pensamiento crítico y de análisis, el programa El Cine a la Escuela acercará a jóvenes de bachilleratos de todo el país, diversas películas mexicanas para generar diálogos y formar públicos 

Cinco películas mexicanas de reciente creación conformarán la quinta edición del circuito de exhibición El Cine a la Escuela, programa realizado con recursos del Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción y Distribución Cinematográfica Nacional (Eficine), gestado para acercar el séptimo arte a alumnos de bachillerato general, tecnológico y comunitario, con el fin de invitarlos a cuestionar y abrir el diálogo a conflictos sociales de su entorno y confrontamiento.


Publicidad


“Parte de nuestro objetivo de impacto es llegar a escuelas donde están los jóvenes, brindarles una herramienta para conocer el cine que estamos haciendo en nuestro país, y además, sea un instrumento y recurso para un desarrollo socioemocional”, mencionó la productora Mónica Lozano, con más de 25 años en el medio y reconocida por su labor en filmes clásicos como “Amores Perros”.

El programa, que beneficiará a 120 docentes y 10 mil 132 alumnos, entre los que se incluye a los planteles Colegio de Bachilleres de Baja California (Cobach) Plantel Nueva Tijuana y el Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBITIS) Número 41, subraya el abordar de forma efectiva el contenido en clase y superar obstáculos que generan falta de apatía o de interés por parte de los estudiantes.

“Me preocupa que hoy las nuevas generaciones no tienen esa oportunidad de análisis o empatía sobre los temas que abordan las temáticas del cine, es por eso que este programa regresa a la escuela, brinda ese diálogo y construye identidad. El bachillerato es un periodo donde están forjando su ser, encontrando sus posturas éticas y morales, de ver otras posturas por medio de la cinematografía”, indicó Rodrigo Plá, director de “El otro Tom”, película que junto a “La libertad del diablo” (Everardo González), “Nudo Mixteco” (Ángeles Cruz), “Home is Somewhere Else” (Carlos Hagerman) y “Blanco de verano” (Rodrigo Ruíz Patterson), conforman la programación de la quinta edición de El Cine a la Escuela.


Publicidad

 


“Llevamos películas que los cotejen, que sean distintas de lo que están acostumbrados a ver, pero también que sean de temas muy cercanos y retadores en torno a la violencia, migración, luchas sociales; esto puede ser retador para el contexto de la escuela, su contexto y comunidad en entender cómo abordarlos, pero hemos aprendido a no subestimar a los públicos y menos a los jóvenes. Tienen una capacidad de ver y expresar cosas de una forma muy importante”, reflexionó por su parte Mónica Lozano.

Para Dinora Ramírez, directora de ECALE, la programación es totalmente heterogénea, pasando de la ficción a la animación y ahora enfocados hacia el documental, capacitando a maestros para hacer el análisis cinematográfico de las películas, aprender y entender las complejidades de cada género y técnica.

“No habíamos volteado a ver a nuestro público, para mí el cine es el mayor embajador de México para el mundo. Me he encontrado con jóvenes que se han formado cuando tienen acceso a la cinematografía, con grandes películas, pero no tienen que ver con nuestra realidad. Queremos hacer historias para que el público mexicano tenga acceso a ellas, que reaccione, se divierta y reflexione”, recalcó Rodrigo Plá.

Por su parte, Lozano destacó que encontrar mecanismos para que las películas sean vistas, ya sea por condiciones del mercado, modelos de exhibición o niveles de inversión, ha sido un reto, el cual se ha ido superando con programas como El Cine a la Escuela.

“No había públicos formados, nuestro cine habla de miles de temáticas, un cine tradicional de más de 100 años. Es un honor tener este tipo de programas y realizadores, todos hacemos las películas para que las vean la gran cantidad de gente posible y me gusta que ahora se plantea distinto la distribución y el impacto. El éxito no está cuantificado en el número de espectadores, sino quiénes están viendo la película, y en ese sentido, pienso que un programa como El Cine a la Escuela ayuda a generar impacto, porque el cine no cambia las cosas, pero cambia a la gente y la gente cambia las cosas”, complementó Carlos Hagerman.

Por último, con relación al beneficio de dicho programa, los entrevistados coincidieron:

“Llevar estas películas, discutirlas y que cada quien pueda llegar al fondo de lo que piensa al respecto, fomenta la capacidad de análisis. Al pensar por nosotros mismos, nos volvemos ciudadanos más comprometidos, tenemos un punto de vista más crítico hacia nosotros mismos, hacia la sociedad, y eso parece básico tenerlo. Esa discusión genera una chispa donde podemos pensar lo que pasa a nuestro alrededor, y a partir de ahí se puede empezar a transformar la sociedad. Existe fe en el dialogo, en discutir las cosas para llegar a la mejor idea, y esto genera una capacidad de análisis en los jóvenes. Lo mejor que se puede hacer, es enseñar a la genta a que piensen por sí mismos, especialmente en la juventud, etapa moral donde uno trata de accionar para pertenecer a un grupo y demás”.

Autor(a)

Víctor Delgado
Víctor Delgado
Víctor Delgado Víctor Delgado V Delgado 2158 adiran_88@hotmail.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas