13.3 C
Tijuana
miércoles, abril 10, 2024
Publicidad

Viven intensamente cultura musical

Para su edición 24, el Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino cambió del Foro Sol a la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez, donde miles de melómanos se dieron cita los días 16 y 17 de marzo para atestiguar los movimientos de la considerada principal plataforma para el rock en español.

Entre changuitos peludos en la cabeza y brazos, olas de tierra que recorren las áreas comunes por el viento, y una bandera de Palestina ondeando, arrancó el encuentro musical con cinco escenarios dedicados a la música (con deudas de producción sonora), y más otro para el stand up, y lucha libre.


Publicidad


La banda bajacaliforniana Insite subió al escenario para interpretar “Mi vida deja de llorar”, entregando una dosis de momentos nostálgicos, a la par de “Te tuve que olvidar, para momentos después interactuar con el invitado especial, José Ibarra, de la banda Thermo, con la cual prometieron habrá sorpresas en septiembre.

61 y contando. Una gabardina amarillo flourescente destaca la figura de Fito Páez en el escenario donde temas como “11 y 6”, “Tráfico Por Katmandú” y “Un vestido y un amor” suenan a todo volumen, con lo que el músico rosarino, quien recién cumplió 61 años (13 de marzo), detonó su inagotable energía.

A la primer jornada se sumaría la actuación del rockero británico de 68 años, Billy Idol, quien no es ajeno a México; de hecho, aún se recuerda su presentación el año pasado como parte del festival Hell and Heaven: “Mexico, come on”, exclamó el cantante de icónico cabello amarillo al son de “Flesh for Fantasy”, y la imagen de una ciudad iluminada por falsas luces neón, dando paso a “Eyes without a Face”, “Rebel Yell”, “Cage” en una noche despejada y con Luna sonriente.


Publicidad

 


Cabe subrayar el acto del cantautor uruguayo Jorge Drexler, quien entregó música hecha poesía para cerrar su gira internacional de 100 conciertos de “Tinta y Tiempo” en el Vive Latino, lugar en el que temas como “¡Oh, algoritmo!” fueron parte de este momento especial.

Al uruguayo le siguió Belanova, y su noche rosa pastel. El escenario tomó tintes rosas, morados y azules para recibirlos a la banda jalisciense en una de sus primeras presentaciones tras anunciar su regreso.

“Me pregunto porqué” abrió el acto, con Denise Gutiérrez, portando un vestido con rosas rojas, detalles brillantes y corona, quien saltó al escenario un tanto nerviosa, sensación que prolongó al interpretar “Niño” y “Tus ojos”. Cuando llegó el turno de “Mariposas”, dejó las zapatillas de plataforma para unirse a la energía de su público. A la actuación se sumaron “Cada que…”, “Por ti”, y “No me voy a morir”, esta última que cantó con Mon Laferte a dueto, para después despedirse con el himno que los catapultó, “Rosa pastel”.

Del romanticismo pop a una inquieta noche en un segundo vivió la primera jornada cuando apareció el “Ole, olé, Panteón, Panteón”, arropando a los presentes como con una brisa de ska al son de “Arréglame el alma”. De inmediato manos arriba, gente saltando y las voces al unísono con Dr. Shenka cobijaron “La dosis perfecta”.

La cara de una calavera colgado a mitad de escena quedó opacada por el sonido explosivo de la agrupación que en vísperas de sus primeras 30 primaveras de existencia, soltó “Vendedora de caricias” y “La carencia”.

El domingo los capitalinos vivieron la segunda jornada del Festival Vive Latino que, entre nubes coloreando el entorno, dieron paso a la presentación del trío regiomontano The Warning, momento en el que las hermanas Villarreal supieron prender al público con ruido pesado y constante comunicación a ritmo de “Qué más quieres”, “S!ck”, “Dust to Dust” y “MORE”.

Los Hombres G arrancaron su acto con “Voy a pasármelo bien”, para entre aplausos y gente sumándose a la multitud congregada frente a su escenario, pretexto para descargar la energía de “El ataque de la chica cocodrilo”, “Si no te tengo aquí”, “Te quiero”, “Marta tiene un marcapasos”, “Temblando”, y “Devuélveme a mi chica”.

Indudablemente, para José Madero fue una revancha, mientras que para Babasónicos otro acto de práctica. Madero enfrentó al público con “Lunes 28”, “Plural siendo singular” y “MCMlXXX”, además de sumar temas de su antigua agrupación PXNDX, tales como “Los malaventurados no lloran” y “Narcisista por excelencia”, del álbum Amantes sunt amentes, de 2006.

A la interpretación del regiomontano le sucedió Babasónicos, la banda argentina que puede jactarse de ser una de las bandas que más veces (once) ha aparecido en el cartel del Vive Latino, dejando huella de su paso con “Pijamas”, “Pendejo”, “La izquierda de la noche”, “El colmo”, “Microdancing”, “Yegua”, “sin límites” e “Irresponsables”.

El cierre de la segunda y última jornada del Vive Latino deleitó con la interacción de Fernando Olvera (Fher), Juan Calleros, Álex González y Sergio Vallín al ritmo de “Manda una señal”, “Ángel de amor”, “Corazón espinado”, tema hecho por Maná para su paisano Carlos Santana, seguido por “Labios compartidos”, “Vivir sin aire”, “Mariposa traicionera”, “Bendita tu luz”, “Oye mi amor”, “Eres mi religión”, “Me vale”, “Clavado en un bar”, y “Rayando el sol”.

La presentación de Maná fue continuada con la de Kings of Leon, La Castañeda y el Instituto Mexicano del Sonido. Kings of Leon fue cumplidor. Cantó temas como “The Bucket”, “Taper Jean Girl”, “Waste a Moment”, “Use Somebody”, y “Sex on Fire”. (Anaid Miranda y Giovanni Rivera / Especial para ZETA).

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas