Casi 68 mil personas en zonas de riesgo en BCS

Fotos: Glberto Santiesteban
Uncategorized martes, 7 junio, 2022 12:00 PM

Aunque se pronostica sequía para este verano en Baja California Sur, autoridad estatal anticipa que habrá importante actividad ciclónica a partir de septiembre. En este escenario, las y los habitantes de áreas irregulares corren mayor riesgo ante el embiste de cualquier fenómeno que provoque crecidas de arroyos

Ante el arranque de la temporada de huracanes en el Océano Pacífico, autoridades de la Subsecretaría de Protección Civil dieron a conocer que en Baja California Sur se contabilizan 67 mil 500 personas viviendo en zonas de riesgo y alto riesgo, sector más vulnerable ante el paso de ciclones tropicales.

El subsecretario de Protección Civil, Benjamín García Meza, detalló que en la actualización del Atlas de Riesgo se ubican a las personas en situación de vulnerabilidad por zona de vivienda en áreas como arroyos y laderas en Baja California Sur.

De acuerdo con el desglose que compartió el funcionario, las y los habitantes de zonas de riesgo se distribuyen en los municipios de la siguiente forma: 45 mil en Los Cabos; 8 mil 500 en Mulegé; 6 mil en La Paz; 5 mil en Loreto y 3 mil en Comondú.

En la presentación de Protección Civil se recalcó que más del 70% de las personas en situación de mayor vulnerabilidad ante el paso de un fenómeno meteorológico se encuentran en el principal destino turístico de Sudcalifornia.

Datos históricos del Gobierno del Estado indican que entre 2018 y 2022 el número de habitantes en arroyos y laderas casi se triplica en Los Cabos.

El Programa Hidrometeorológico de la Subsecretaría de Protección Civil reveló que en 2018 se contabilizaron 16 mil personas viviendo en estas condiciones, esto significa que en cuatro años se reportó un incremento del 181.25%.

Autoridades estatales aseguraron que este fenómeno se presenta por las dificultades de conseguir un espacio para vivienda o renta, que es “excesivamente cara” en Cabo San Lucas y San José del Cabo.

En presentaciones anteriores del Programa Hidrometeorológico, autoridades de Protección Civil recalcaron que la informalidad laboral es un factor que alienta o interviene en el incremento de invasiones.

El rastreo y detección de personas en estas áreas son importantes ante el inicio de la temporada de huracanes en el Océano Pacífico, añadió el subsecretario de Protección Civil, ya que son clave para las y los elementos de los cuerpos de seguridad que deben definir e intervenir con maniobras de atención en caso de cualquier emergencia.

Arranque de temporada de huracanes y protocolos de prevención, el Gobierno de BCS anunció que este año lloverá un 40% menos que en 2021 más de 67 mil personas en zonas de riesgo en BCS

PRONOSTICAN HASTA 19 FENÓMENOS PARA 2022

En conferencia de prensa, la Subsecretaría de Protección Civil y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) dieron a conocer el pronóstico para la temporada de huracanes 2022. Entre el 15 de mayo y el 30 de noviembre se espera la formación de entre 14 y 19 fenómenos hidrometeorológicos.

La presentación de la Conagua para el Océano Pacífico prevé de ocho a diez tormentas tropicales, de cuatro a cinco huracanes moderados (categoría 1-2) y de dos a cuatro huracanes intensos (categoría 3-5).

La lista de nombres que se asigna a los ciclones que se formen en el Pacífico es la siguiente: Agatha, Blas, Celia, Darby, Estelle, Frank, Georgette, Howard, Ivette, Javier, Kay, Lester, Madeline, Newton, Orlene, Paine, Roslyn, Seymour, Tina, Virgil, Winifred, Xavier, Yolanda y Zeke.

La Conagua subrayó que los registros de 1971 a 2020 indican que, en promedio, al año ingresan a tierras mexicanas 5.4 ciclones tropicales. En ese contexto, la dependencia federal enfatizó que BCS es la entidad con mayor porcentaje de afectaciones por impacto de huracanes (17%) en el país.

El subsecretario de Protección Civil argumentó que se espera que septiembre sea el mes con mayor actividad ciclónica en el Pacífico en esta temporada de huracanes, debido a la presencia del fenómeno de “La Niña”, que mantendrá temperaturas bajas en mareas hasta agosto de este año.

 

INSTALAN CONSEJO ESTATAL DE PROTECCIÓN CIVIL

Como cada año, autoridades de los tres niveles de gobierno se reunieron para proceder con la instalación del Consejo Estatal de Protección Civil con el objetivo de establecer coordinación ante cualquier contingencia que pudiera presentarse durante este periodo del año.

Autoridades de Protección Civil y de la Secretaría de Educación Pública (SEP) recalcaron que cuentan con 176 refugios temporales que podrán activarse en una primera fase de emergencia por huracán y que podrán albergar más de 30 mil personas.

La Conagua hizo hincapié que, ante el porcentaje de probabilidad de impacto de ciclón tropical que reporta cada año Baja California Sur, es importante aprovechar el recurso hídrico.

A través de sus representantes, recordó que el pronóstico en 2021 acertó un 95%.  Durante la temporada 2021, ocho ciclones tocaron tierra en México; dos en Baja California Sur: Enrique y Olaf.

El gobernador Víctor Castro Cosío enfatizó la importancia de vigilar y atender las zonas de riesgo y alto riesgo en Baja California Sur, extendiendo un llamado a la ciudadanía para que coopere con las autoridades durante la temporada de huracanes.

Recordó que la colaboración con los cuerpos de seguridad y rescate puede ser clave para salvar vidas, como se ha documentado históricamente en la cultura hidrometeorológica de las y los sudcalifornianos.

 

40% MENOS LLUVIA PARA BCS ESTE AÑO

Continuando con el pronóstico climático y meteorológico, el titular de la Secretaría de Pesca, Acuacultura y Desarrollo Agropecuario (Sepada), José Alfredo Bermúdez Beltrán, aseguró que este año se espera que llueva en Baja California Sur un 40% menos que en 2021.

El funcionario expuso que los datos oficiales de la Conagua establecen que en promedio cada año en la entidad se captan 150 milímetros de agua pluvial. Para 2022, las precipitaciones podrían no rebasar los 90 milímetros.

foto: cortesia

El Norte de Comondú y Mulegé son las zonas más afectadas por la sequía, aunque prácticamente todo BCS enfrenta a esta condición climatológica.

La sequía trae consigo graves afectaciones para diversos sectores, entre estos el ganadero y la agricultura. Es por ello que Bermúdez Beltrán señaló que se preparan con mecanismos preventivos para evitar que los daños impacten en grandes magnitudes a las y los productores sudcalifornianos.

Entre los programas gubernamentales, Sepada ofrece créditos con tasa cero de interés y otros apoyos para generar cadenas de producción y consumo.

“Ya hemos aportado recurso a algunas asociaciones ganaderas para el establecimiento de forrajes, estamos dando el crédito tasa cero para financiar el establecimiento de los forrajes y también tenemos el programa para apoyar en compra de forrajes”, compartió.

Asimismo, mencionó que realizarán convenios en la zona serrana para que agricultores locales siembren el forraje a los ganaderos.

La realidad es que la sequía es una condición natural de Baja California Sur, según palabras del funcionario. En este sentido, reiteró, las y los ganadores no pueden seguir dependiendo de la lluvia para alimentar a su ganado, a la vez que la prevención de cultivos para almacenar forraje debe ser parte de la cultura ganadera de la entidad para evitar el embiste de la sequía.

 

PROVOCARÁN LLUVIA ARTIFICIAL

Ante el problema que se avecina con la sequía, más allá de los programas gubernamentales que pueden mitigar las afectaciones del fenómeno, existe otro plan paralelo que se aplicará en Baja California Sur: bombardeo de nubes para provocar lluvia artificial.

Las autoridades esperan a que inicie la temporada de lluvias en la entidad, que se registra en el tercer trimestre de cada año, para “bombardear” con yoduro de plata el tipo de nube que puede ser inyectada químicamente. Se trata de un proceso que no es agresivo con los ecosistemas, ni contamina la cuenca ambiental.

“Tiene que ver la nube característica que hay que bombardearla, esto lo vamos a hacer hasta julio, agosto, que se presente de forma natural la época de lluvia y que existan las condiciones atmosféricas con ese tipo de nubes”, compartió el funcionario.

En algunas partes del país, además de yoduro de plata, se utiliza hielo seco o dióxido de carbono congelado. Para que el proceso tenga éxito, la nube debe contener agua sobre enfriada o en estado líquido por debajo de los cero grados.

Bermúdez Beltrán explicó que es tecnología que se usa desde los años 80 y se implementa en zonas áridas de todo el mundo y de México.

“Ustedes lo vieron hace unas semanas en la zona de Nuevo León, que hubo condiciones favorables de nubes y con serios problemas de disponibilidad de agua, incluso para agua potable de la ciudad de Monterrey y fue un evento exitoso”, declaró.

Comentarios

Tipo de Cambio