AMLO compra 210 vagones para Tren Maya, que no tiene estudio de impacto ambiental

Destacados lunes, 2 mayo, 2022 5:54 PM

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció, el 2 de mayo del 2022, que su Gobierno compró al consorcio integrado por las empresas francesa Alstom y la canadiense Bombardier, un total de 210 vagones que servirán para la operación del Tren Maya.

El mandatario nacional realizó un recorrido por la planta donde se construyen las unidades, ubicada en la comunidad de Ciudad Sahagún, ubicada en el municipio de Tepeapulco, en el estado de Hidalgo.

En una serie de publicaciones hechas en su cuenta de la red social Twitter -en la que anexó fotografías acompañado del gobernador Omar Fayad Meneses-, el político tabasqueño detalló que la Administración encabezada por él, concretó la adquisición de 42 trenes.

El titular de Poder Ejecutivo Federal recordó que, cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México -del 2000 al 2005-, también hizo negocios con las mismas empresas extranjeras, pero para la compra de vagones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

“Hace 20 años hicimos un contrato con Bombardier, ahora asociada a Alstom, para comprar 45 trenes y 400 vagones del Metro de la Ciudad de México. Hoy firmamos con las mismas empresas la adquisición de 42 trenes con 210 vagones para el Tren Maya. La construcción se hizo y se hará en Ciudad Sahagún, siempre pensando en el empleo para los mexicanos”, tuiteó López Obrador.

En la firma del contrato entre el presidente y el consorcio empresarial también estuvieron presentes ejecutivos de Alstom y de Bombardier, así como el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, y, Javier May Rodríguez, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR), así como algunos mandos del Ejército Mexicano.

Según el Gobierno de México se contará con tres tipos de vagones en el Tren Maya: Xiinbal, Janal y P’atal. El primero, enfocado a ofrecer un servicio regular, que contará con conexión WiFi y enchufes y coche de cafetería. Tendrá dos tipos de asientos, los preferentes y los estándar.

Mientras que el Janal, que en maya peninsular significa ‘comer’, será un tren con servicio enfocado a un restaurante. Cada asiento -que será para cuatro personas- contará con una mesa y un amplio espacio para la comodidad de los comensales.

Además, contará con un pasillo amplio, con lo que se permite la circulación cómoda de las personas. Por último, el P’atal será el encargado de otorgar el servicio para distancias largas. Contará con cabinas en las cuales habrá butacas reclinables para dormir.

GOBIERNO RECONOCE QUE TRAMO 5 DEL TREN MAYA NO TIENE ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL

Después de que grupos ambientalistas han denunciado la falta de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) en la construcción del Tramo 5 del Tren Maya, el 2 de mayo del 2022, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) reconoció que el mecanismo apenas se encuentra en proceso de elaboración.

“Ya estamos tomando acciones, estamos elaborando la Manifestación de Impacto Ambiental con instituciones de educación superior de prestigio, en aras de investigación del medio ambiente”, informó el general Gustavo Vallejo Suárez, durante la conferencia de prensa matutina.

El ex director de la Escuela Militar de Ingenieros señaló que la SEDENA está trabajando en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y con el FONATUR, así como con autoridades ambientales de los tres niveles de gobierno, para “dar cumplimiento a la normatividad en materia ambiental”.

!La Sedena reafirma su responsabilidad institucional con el medio ambiente mediante acciones concretas durante los trabajos de construcción, para el cuidado y preservación de la flora y fauna y demás recursos naturales de esa región”, agregó el también encargado de la obra del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Por su parte, la titular de la SEMARNAT, María Luisa Albores González, informó que la Fase 1, el Tramo 2 y el Tramo 3 del Tren Maya cuentan con las MIA de forma definitiva, mientras que los otros tramos tienen solamente permisos provisionales.

“En los otros tramos, recordar que lo que se hizo el día 22 de noviembre de 2021 es que hay un decreto para hacer permisos provisionales. No quiere decir que la gente, en este caso los tramos, no estén haciendo sus estudios técnicos, sus MIAS y sus estudios técnicos justificativos”, dijo la funcionaria federal.

Según la titular de la SEMARNAT, los permisos provisionales se obtuvieron siguiendo el acuerdo presidencial respecto a proyectos y obras de seguridad nacional, que ordena a todas las dependencias otorgar autorizaciones temporales para las obras prioritarias del Gobierno Federal.

Albores González afirmó que la SEMARNAT ha estado trabajando con los consorcios de cada tramo de la obra ferroviaria, así como con el FONATUR, con el que tiene mesas de trabajo permanentes a nivel central y territorial.

“Cuando hablamos de más de 100 especialistas que están en territorio es porque son brigadas, que hacen todo lo que tiene que ver con el cuidado del medio ambiente, pero también se va teniendo el documento”, insistió la funcionaria federal.

El 31 de marzo del 2022, López Obrador afirmó que el Tren Maya ya contaba “con todos los permisos de impacto ambiental”. Sin embargo, ni el FONATUR, ni la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales habían presentado la MIA del Tramo 5.

El 6 de marzo del 2022, el presidente negó que el proyecto ferroviario estuviera causando daños ambientales. Por el contrario, dijo que se buscaba proteger con reforestaciones. Ello, un día después de que grupos ambientalistas de Quintana Roo denunciaran que las obras en el Tramo 5 habían iniciado la tala y el desmonte de la zona sin tener una MIA.

Mientras que 300 mil árboles han sido afectados desde el 2019 por la construcción del Tramo 5, la SEMARNAT asegura que en la ruta del Tren Maya se están reforestando 142 mil 852 hectáreas con más de 142 millones de árboles.

En total, según las cifras oficiales, se han reforestado 450 mil 216 hectáreas con la siembra de 450 millones de árboles maderables y frutales en los cinco estados por donde pasará el tren: Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

“Estamos hablando de más 142 millones de árboles sembrados contra los 300 mil árboles que solo van a ser en el Tramo 5 Sur, y que han generado mucha polémica, y estamos hablando en este caso de acahuales […] y aquí estamos hablando de 142 millones de árboles maderables preciosos”, enfatizó Albores González.

Por otra parte, la titular de la SEMARNAT aseguró que con el programa Pago de Servicios Ambientales de la Comisión Nacional Forestal, en la ruta del Tren Maya se están invirtiendo más de 340 millones de pesos en acciones de conservación que involucran a las comunidades, acciones que abarcan 192 mil 93 hectáreas.

La SEMARNAT destacó que a lo largo de la ruta hay 25 áreas naturales protegidas, con más de ocho millones de hectáreas en régimen de conservación, y se procurará que tengan programas de manejo actualizados.

Además, según el Gobierno Federal, se crearán tres áreas naturales más: Calakmul 2, que implicará la protección de 5 mil 791 hectáreas para flora y fauna; el Parque Nacional Jaguar, con 2 mil 260 hectáreas, y Nuevo Uxmal, de 2 mil 230 hectáreas. También se tiene considerado un parque de esparcimiento, el Parque La Plancha, en Mérida, Yucatán, de 7.5 hectáreas.

Asimismo, Albores González dijo que a lo largo de toda la ruta del Tren Maya se han desarrollado 269 pasos de fauna que evitarán la fragmentación de los ecosistemas, permitiendo la reintegración de las especies locales a su hábitat, y se esperan que sean más.

Según la titular de la SEMARNAT, la obra del Tren Maya tendrá el mayor número de pasos de fauna, ello con el propósito de fomentar la protección de jaguares, ranas, serpientes y monos araña, entre otras especies.

La funcionaria federal también destacó que el Tren Maya es un transporte moderno con 700 kilómetros que van a ser eléctricos y que ocupará Diesel Ultra Bajo Azufre (DUBA). Además, afirmó que se tiene un Plan de Vigilancia Ambiental con 14 programas específicos, que incluyen rescate y reubicación de fauna silvestre, prevención y mitigación en cenotes, manejo de flora y fauna, así como manejo de residuos.

Comentarios

Tipo de Cambio