25 años de la primera denuncia (Segunda parte)

Foto: Internet
Opinionez lunes, 7 marzo, 2022 12:00 PM

“Existen hombres que nunca han asesinado y que sin embargo son mucho peores que algunos que han llegado a matar a personas”

-Fiódor Dostoyevski

 

Cuando el Diario Courant publicó el largo reportaje de investigación que hicieron Renner y Jason Berry, pensaron que el Papa Juan Pablo II vería la luz y castigaría a Marcial Maciel. Otros medios empezaron a informar del abuso sexual clerical después de las revelaciones del Boston Globe en 2002, que sirvieron de base para la extraordinaria y dramática película “Spot Light” (en primera plana). Para entonces, la “fe ciega” de Juan Pablo II en Marcial Maciel era un encubrimiento, llámese como se llame; duró hasta su muerte.

En 1998, un año después del reportaje del Courant, las víctimas iniciaron una demanda canónica formal en contra de Marcial Maciel ante la Congregación para la Doctrina de la Fe, donde el caso permaneció estancado hasta la muerte de Juan Pablo II, condenado en 2006 a llevar una vida de “penitencia y oración”, Maciel murió en 2008. Los Legionarios de Cristo todavía lo consideraban un “Santo”. Tras el proceso de reforma ordenado por el Vaticano, la Legión se disculpó públicamente y trató de ofrecer una compensación. Se ha visto obligada a enfrentar las revelaciones de una nueva generación de abusadores en sus filas -algunos de los cuales fueron las primeras víctimas de Maciel- y de los superiores que los encubrieron algunos de los cuales conservan posiciones de poder.

Pero llegó 2020, año en que la Legión se retractó públicamente “los juicios institucionales y personajes negativos acerca del carácter y los motivos de las personas que formularon acusaciones legítimas y necesarias” en el reportaje del Courant. Con respecto a las víctimas, a las que nombró, dijo: “hoy reconocemos que sus acusaciones a favor de la verdad y la justicia fueron proféticas”; pero José Barba, uno de los ocho denunciantes originales, quiere que la Legión se retracte formalmente de lo que llama las “mentiras” que la Orden entregó al Courant para tratar de desacreditarlo a él y a las demás víctimas.

Estas incluyen una carta -según él falsificada- de un Obispo chileno que había investigado a Maciel en la década de 1950 y declaraciones de cuatro mexicanos, según los cuales las víctimas habían intentado enrollarlos en una conspiración contra Maciel.

José Barba, quien dice representar a las víctimas Arturo Jurado y José Antonio Pérez Olvera, escribió un borrador de carta al Courant y al Diario del Vaticano para que la presentara la Legión, a fin de retractar sus denuncias; en esa reunión de enero del 2020 Barba dijo que el cálculo inicial de la Legión consistió en una oferta de unas pocas docenas de miles de dólares para cada una de las víctimas y cerrar el caso, lo cual consideraron como una actitud humillante de los Legionarios.

 

Benigno Licea González es Doctor en Derecho Constitucional y Derecho Penal. Fue presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa”, A. C. 

Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Comentarios

Tipo de Cambio