25 años de la primera denuncia

Foto: Internet/Marcial Maciel
Opinionez lunes, 28 febrero, 2022 12:00 PM

“Cuando el Príncipe arranca una fruta, el ministro arranca el árbol”

-Anónimo. Proverbio persa

 

El miércoles se cumplieron 25 años desde que un diario en Connecticut sacó a la luz uno de los mayores escándalos de abuso sexual de la Iglesia Católica: el caso del Sacerdote Marcial Maciel, un sacerdote mexicano denunciado posteriormente como pederasta en serie, que violó al menos a 60 adolescentes. Este diario norteamericano informó entonces que 8 hombres acusaron al venerado fundador de la orden religiosa “Legión de Cristo” de violarlos y acosarlos cuando eran adolescentes y algunos niños que aspiraban al sacerdocio.

Pasó una década antes de que el Vaticano los sancionara. Mientras tanto, los primeros denunciantes fueron objeto de una campaña de difamación por parte de la Legión que los califico como mentirosos empeñados en calumniar a un hombre considerado un santo en vida.

Al cumplirse un cuarto de siglo de las revelaciones que mancharon indiscutiblemente la memoria de Juan Pablo II, tres víctimas de Maciel aún reclaman que la Legión los compense por los abusos sufridos y el daño moral a sus reputaciones cometido por la Orden. En 2010, el Vaticano se hizo cargo de la Legión con sede en México, y puso en marcha un proceso de reformas después de que una investigación demostró que Maciel había abusado sexualmente de seminaristas y engendrado al menos tres hijos con dos mujeres. El Vaticano determinó que había creado una estructura de poder basada en el silencio, la mentira y la obediencia, lo que le permitió llevar una doble vida.

Nada de esto era una novedad para el Vaticano: documentos de sus archivos revelan como a partir de la década de 1950, una serie de Papas, Cardenales y Obispos simplemente cerraron los ojos a los informes creíbles y fraude religioso de que Maciel era un estafador, pederasta. EL Vaticano, y en particular Juan Pablo, apreciaban la capacidad para atraer vocaciones y donaciones.

La realidad de la depravación de Maciel tomó estado público cuando el 23 de febrero de 1997 el diario The Harford Couran público un largo reportaje de los investigadores Jason Berry y el difunto Gerald Renner, sobre Maciel y la orden cuya sede estadounidense se encuentra en Connecticut. El reportaje, sirvió de base para el libro que en español tuvo el título de El Abuso de Poder Durante el Papado de Juan Pablo II, citando el nombre y apellido de varias víctimas que de forma personal relatan cómo Maciel los llamaba a su cuarto por la noche y, bajo pretexto de dolor abdominal, los ultrajaba.

 

Benigno Licea González es Doctor en Derecho Constitucional y Derecho Penal. Fue presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa”, A. C. 

Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Comentarios

Tipo de Cambio