Reino Unido confirma primera muerte por variante ómicron en el mundo

Foto: Cuartoscuro
Destacados lunes, 13 diciembre, 2021 6:45 AM

El primer ministro británico, Boris Johnson, confirmó, este lunes 13 de diciembre, la primera persona fallecida a causa de la variante ómicron del coronavirus SARS-CoV-2 (que ocasiona la enfermedad COVID-19), que en Londres que representa aproximadamente “el 40 por ciento de los casos”.

En declaraciones a los medios durante una visita realizada a un centro de vacunación en el barrio de Paddington, en el oeste de la capital británica, Johnson advirtió de que “tristemente, ómicron está produciendo hospitalizaciones y al menos un paciente ha fallecido” por dicha variante.

“Esta idea de que [ómicron] es una versión más suave del virus es algo que debemos aparcar y reconocer la rapidez con la que se acelera [su propagación] entre la población. Así que lo mejor que podemos hacer es ponernos todos la dosis de refuerzo” de la vacuna, según resaltó Johnson.

El primer ministro británico anunció, ayer domingo 12 de diciembre, que desde hoy se ofrecerá la dosis de refuerzo contra la COVID-19 a todos los mayores de 18 años de edad en Inglaterra -siempre que hayan pasado al menos tres meses desde la segunda dosis-, para combatir la “marea” de infecciones que se prevé en dicho país.

Asimismo, Johnson alertó de que “alrededor del 40 por ciento” de los casos de la COVID-19 que se registran en Londres pertenecen a dicha variante, además de que los hospitales del país ya han empezado a recibir pacientes infectados por ómicron y se teme un colapso del Servicio Público Sanitario (NHS, por sus siglas en inglés).

La semana pasada, el primer ministró anunció la entrada en vigor de nuevas restricciones, como la generalización del uso de cubrebocas en lugares públicos cerrados, la exigencia de certificados COVID para entrar en clubes nocturnos o espectáculos o la recomendación de volver al trabajo en casa.

“Creo que todo el mundo debe reconocer un par de cosas: que ómicron representa un riesgo muy grave para la salud pública, y que se propaga con mucha rapidez, y creo que no hay lugar para la complacencia”, remarcó Johnson, quien también recordó que dicho país cuenta con las vacunas y que la posición británica “es incomparablemente mejor que el pasado año”.

“Confío que en los ciudadanos comprendan, y también los colegas de [el Parlamento de] Westminster, y en todo el país, que las medidas que introducimos son equilibradas y proporcionadas”, apuntó el primer ministro del Reino Unido.

ÓMICRON EN MÉXICO

El pasado 3 de diciembre, Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud Federal, confirmó el primer caso de la variante ómicron del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19) en México, en una persona de 51 años de edad, proveniente y originario de Sudáfrica.

“No existe ninguna evidencia hasta el momento que muestre que esta variante es más virulenta, es decir capaz de crear enfermedad más grave o mayor proporción de casos graves. Tampoco mayor letalidad, es decir, más probabilidad de que las personas fallezcan”, afirmó el funcionario federal, durante una conferencia de prensa.

El subsecretario señaló que las características de esta nueva cepa pueden ayudar a extender la inmunidad entre la población de manera más rápida. “Una variante que sea más transmisible como ómicron, y que no cause enfermedad más grave, de hecho ayuda al propósito social de lograr inmunidad más rápidamente”, explicó el subsecretario.

El funcionario federal descartó que México contemple cerrar fronteras o prohibir vuelos de esos países debido a que no ayuda a contener la propagación. Asimismo, dijo que el protocolo para enfrentar la variante es el mismo que el Gobierno ha empleado desde el inicio de la pandemia y afirmó que las pruebas PCR y de antígenos son efectivas para detectarla. Reiteró el llamado concreto a vacunarse, no por ómicron, sino por cualquier variante.

“[Si] en este momento se cierran los vuelos provenientes de Sudáfrica no resuelve nada porque puede llegar de Estados Unidos o de Brasil, o de Israel, o de Canadá, o de cualquiera de los países que ya tienen Ómicron. Y en cambio cerrar fronteras o restringir vuelos, o imponer medidas especiales de búsqueda causa daños al bienestar de los pueblos”, aseveró López-Gatell Ramírez.

El subsecretario detalló que la persona contagiado con la nueva variante del SARS-CoV-2, es un hombre de 51 de edad, que se dedica a actividades empresariales y que está en un hospital privado con síntomas leves de COVID-19. El paciente llegó a México el pasado 21 de noviembre y a los pocos días manifestó síntomas, por lo que acudió a consulta con un médico, donde fue diagnosticado.

El funcionario federal agregó que el hombre había recibido la vacuna desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y que decidió permanecer hospitalizado para estar en aislamiento preventivo. Asimismo, expresó que el InDRE realiza proceso de secuenciación genética del espécimen aislado y que esperan que el próximo domingo tengan el resultado completo.

Por último, López-Gatell Ramírez informó que han identificado ocho personas como contactos directos de la persona infectada con la nueva variante de la COVID-19, de los cuales ninguno tienes síntomas hasta el momento.

“El primer caso positivo de la variante ómicron en México es una persona de 51 años proveniente de Sudáfrica; tiene enfermedad leve y voluntariamente se internó en un hospital privado en la Ciudad de México para evitar contagiar. Su pronóstico de recuperación es favorable”, escribió el funcionario federal en su cuenta de la red social Twitter.

En otro tuit, el subsecretario de Salud Federal mencionó que desde el pasado 26 de noviembre el Gobierno de México estableció un protocolo para identificar casos de COVID-19 y descartó que el cierre de fronteras ayude a contener las variantes.

“Desde el 26 de noviembre establecimos un protocolo de vigilancia virológica que identifica tempranamente casos de COVID-19 en personas que llegan de cualquier país. Cerrar fronteras y bloquear personas o bienes, no son medidas útiles para contener las variantes”, abundó el funcionario federal.

López-Gatell Ramírez agregó en su cuenta de Twitter, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que la vacuna contra la COVID-19 es importante, ya que ayuda a reducir los riesgos de hospitalización y muerte por dicha enfermedad.

“La @WHO refiere que la vacunación sigue siendo fundamental para reducir riesgos de hospitalización y muerte. Llamamos a conservar la calma y seguir aplicando medidas para evitar contagios: sana distancia, uso de cubrebocas, estornudo de etiqueta y lavado frecuente de manos”, finalizó el funcionario federal.

Por su parte, la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud Federal (SSa), a través del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), detalló en un comunicado que el paciente arribó a México el pasado 21 de noviembre y, seis días después, presentó síntomas característicos de COVID-19 leve.

Ante ello, el pasado 29 de noviembre, el paciente recibió atención médica en un hospital privado de la Ciudad de México. Sus pruebas de antígeno y PCR fueron positivas y su estado se reportó estable, con saturación de oxígeno del 95 por ciento. Hasta el momento, la persona se encuentra en aislamiento voluntario.

La Dirección General de Epidemiología de la SSa Federal reportó que las muestras positivas de la persona fueron recibidas por el InDRE el pasado 30 de noviembre y fue ahí donde se detectaron las características relacionadas con la variante ómicron.

“El 30 de noviembre se recibió la muestra en el InDRE, donde inició su análisis con el nuevo protocolo establecido el 26 de noviembre. Los resultandos preliminares son positivos para el gen N2, y se observa que la muestra presenta falla en la diana del Gen S: negativo a gen S, positivo al gen ORFab y positivo al gen N), características de la variante Ómicron”, explicaron las autoridades en el comunicado.

El pasado 30 de noviembre, López-Gatell Ramírez pidió dar por hecho que la variante llegaría a México y sería una de las “predominantes”. Por su parte, el presidente López Obrador aseguró, ese mismo día, que no había elementos de preocupación ni motivos de riesgo frente a la variante del SARS-CoV-2.

“Al parecer hay un mexicano que estuvo en Sudáfrica y está internado en un hospital particular, con síntomas de COVID, y le hicieron la prueba, y al parecer si es esta nueva variante, me dieron la información el día de ayer, o estaba por confirmarse, o sea, porque se tenía esa preocupación”, informó, este viernes 3 de diciembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia de prensa matutina.

“Pero bueno, es muy probable que se presente, esta nueva variante en el país, ya se hizo notorio que hay afectados en Canadá y Estados Unidos, por eso es pandemia, eso no significa que haya más riesgos o que, como se llegó a decir, que era tan peligrosa esta nueva variante, que no servía la vacuna”, indicó el político tabasqueño.

“Ya se ha ido aclarando que la vacuna sí protege de todas las variantes, por eso no debe de haber preocupación, mucho menos sensacionalismo de los medios, amarillismo, para atemorizar, sin elementos. Estaba yo informandome, de la postura en Sudáfrica, acerca de que, consideran ellos, como ahí se detecta esta variante, se ha creado toda una campaña en contra de Sudáfrica”, agregó López Obrador.

“Casi planteando que se cerque sanitariamente a Sudáfrica y todo África, y que ya no acepten a personas que viajan de Sudáfrica o de África a otros continentes, lo que resulta un exceso, el presidente Biden ha planteado que van a tomar medidas sanitarias por esta variante, pero que no se va a afectar el comercio, el turismo, y lo más importante, no se cierran fronteras”, dijo el presidente mexicano, desde Morelia, Michoacán.

“¿Por qué insisto en este tema?, porque a partir de que se difundió, de manera irresponsable, de que existía esta nueva variante, y que era más peligrosa que las otras, hubo nerviosismo en el mercado financiero, y se afectó la situacióne conómica, se cayeron las monedas, hubo depreciación de las monedas, por la incertidumbre”, criticó.

“Entonces nosotros como gobernantes tenemos la responsabilidad de hablar con la verdad. Tampoco es decir ‘no pasa nada, no se preocupen’, y se cuenten con elementos de que sí es motivo de preocupación. Pues eso sí sería malo, ocultar la gravedad de un caso comprobado, demostrado, pero no nos vamos a ir con la corriente, igual que lo hacen algunos medios de comunicación, de escandalizar el sensacionalismo, nada más por tener nota”, insistió.

“Y en el caso de nuestro país, lamentablemente, porque tienen problemas con nosotros, la mayoría de los medios, que ya no reciben subvención, entonces quisieran que nos fuera mal, que nos pegara fuertisimo el COVID, que se nos cayera la economía, así de irracional”, abundó el titular del Poder Ejecutivo Federal.

Comentarios

Tipo de Cambio