Sobreviven con rigor

Fotos: Cortesía/Solidifica Sánchez Parra su carrera
Espectáculoz lunes, 25 octubre, 2021 12:15 PM

Gozando de esplendor y libertad, los histriones mexicanos Humberto Zurita, Roberto Sosa y Gustavo Sánchez Parra, coinciden respecto al papel del actor en tiempos modernos, su adaptación a los nuevos formatos y exigencias audiovisuales, destacando las bondades del streaming para los talentos emergentes y las oportunidades de personificar

Luego de superar los puntos más críticos de la crisis sanitaria global que repercutió en todos los ámbitos, siendo el del entretenimiento el más afectado, los experimentados actores mexicanos Humberto Zurita, Roberto Sosa y Gustavo Sánchez Parra dialogaron con ZETA sobre el panorama de la personificación, la proliferación de las plataformas de streaming, la demanda de contenidos, los nuevos públicos, la creatividad y el rigor.

“Este encierro nos hizo meditar en las cosas importantes de la vida, y sobrevivir; como actor, darme cuenta de que puedo decir ‘no’ a proyectos, rechazarlos porque no quiero hacerlos, lo cual me dio libertad. No me preocupo por tener algún trabajo, me cambió el carácter, soy una persona más relajada, reflexiva hacia lo que aprecio y deseo; y como actor, saber dónde quiero estar, y no estarlo por dinero. Aprendí a soltar proyectos, esta pausa me hizo ver que mi trabajo no es lo más importante, sino mi familia, mi mujer, mi hijo, y quiero vivirlos”, apuntó Sánchez Parra, quien aparece en el filme “Matando Cabos 2”.

Y compartió una reflexión en torno a su pasado histriónico:

“Hay películas que no debí haber hecho, fueron por ese deseo de hacer, estar y generar dinero, pero en retrospectiva veo el sentido de lo que he hecho. Sin embargo, he entregado mi trabajo de la mejor manera posible, aunque no todo depende del actor, a veces la producción es precaria o improvisada”.

La espiritualidad de Sosa

Sánchez, quien suma créditos en “Amores perros”, “Rage” y “Nuevo orden”, además de la nueva serie sobre invasión extraterrestre “El refugio”, se refirió al rigor de su profesión:

“Muchos no tienen la preparación de hacer cine, ahora con el streaming y lo digital, se les hace fácil agarrar una cámara y tratar de hacer una película sin la conciencia de que hay reglas, porque pueden hacer el resto en la postproducción, tratando de arreglar lo que no hicieron en el set. No hay ese rigor como cuando se rodaba con película y costaba muchísimo desperdiciar un minuto de cinta, para ello se ensayaba, se colocaba la cámara en el lugar indicado, se experimentaba, pero sin improvisaciones.

“Hoy ya no existen los storyboards en los que veías las escenas dibujadas, y eso es en parte porque en las escuelas ya no se imponen los métodos. Ahora tenemos que habituarnos a los cambios de lo digital, nos rebasó y podemos contar más historias, se abrieron puertas, canales de difusión y posibilidades para toda la cadena del entretenimiento; ya no hablamos sólo de cine, teatro y televisión, sino de streaming. Se pierde y se gana”, puntualizó el actor, becado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes con el fin de brindar pláticas docentes en preparatorias del país sobre el lenguaje técnico cinematográfico, cómo crear cine y proyección de cortometrajes, para generar puntos de apreciación audiovisual y entender el séptimo arte.

Por su parte, Roberto Sosa, quien ha participado en proyectos fílmicos para plataformas y redes sociales (YouTube y Vimeo) para Cabo Films en Baja California Sur -junto a Roberto Palazuelos, Jorge el “Burro” Van Rankin, Mario Zaragoza, Mario Oliver y Vanessa Bauche-, aboga por la descentralización de la producción audiovisual.

“No todo debe suceder en las grandes ciudades, tenemos que activar la producción nacional, tenemos locaciones maravillosas a lo largo y ancho del país, desde las que podemos, con historias y ficciones, reactivar nuestra industria, que no sólo termina en una pantalla, sino en un mercado y flujo económico”, expuso el también director de teatro, cine y televisión.

“Necesitamos producciones de cine y streaming que apuesten por la cultura, la magia, espíritu, energía y los valores humanos, sin caer la caricaturización de cualquier personaje, sea un Díaz Ordaz, un secuestrador, un travesti o una figura de la cultura ancestral. Creo que el rigor del actor también está en ser respetuosos con los personajes que interpretamos, porque a través de estas personificaciones respetamos al espectador, nuestro trabajo y los compañeros con quienes trabajo. Hoy más que nunca, esta pausa global nos habla de lo frágiles que somos como especie e individuos. Es un regalo poder sentarnos en una sala oscura a ver cine y un privilegio tener las plataformas, todo por el bien común del entretenimiento”, urgió el actor de filmes como “Crónica de un desayuno”, “Borderland”, “Enemigos íntimos”, “El complot mongol” y reciente “Poderosa victoria”, que exalta el campo, las minas, el tequila, la canción mexicana y los indígenas.

En el mismo orden de ideas, Humberto Zurita, experimentado actor y productor de cine y telenovelas, dialogó con ZETA sobre cómo se modificó el mundo del entretenimiento audiovisual con la pandemia y la proliferación del streaming. Pese a ello, participó en la serie “100 días para enamorarnos” (Telemundo) y “El galán” (Disney +).

Domina Humberto Zurita el streaming

“Las cosas evolucionan y tenemos que ir adaptándonos a los tiempos. El rigor está, depende de nosotros, pero lo importante es que haya más oportunidades de extender los melodramas a las plataformas, desde donde podemos contar muchas historias de diferentes géneros y gramáticas visuales, cinematográficas. Nos salimos de los foros a los exteriores como se hace en el cine, podemos de pronto hacer una comedia documental trágica, y eso enriqueció el trabajo de todos los actores, creativos, productores y directores”, afirmó Zurita, quien se encuentra en Colombia grabando la tercera temporada de “La Reina del Sur”.

“Pienso que el rigor se solidificó. Estamos trabajando de memoria, de sentimientos, ya sin apuntadores electrónicos, hoy los juguetes son para contar las historias desde otra gramática audiovisual. Las series vinieron a rescatar muchos valores humanos, actores jóvenes y nuevos productores que antes no tenían oportunidades en las telenovelas porque las televisoras cuidaban estereotipos, entonces, grandes actores de teatro no tenían cabida, pero por su talento hoy tienen apertura en las nuevas mentes creativas. Toda evolución ha venido a enriquecer”, expresó el coahuilense, quien celebra haber tomado la decisión de dejar atrás a aquel joven pueblerino y su negocio de muebles para el hogar para convertirse en actor y cambiar su residencia a Ciudad de México, donde se enamoró de su profesión; y se dice complacido de que sus hijos Sebastián y Emiliano escriben, producen y dirigen la serie “Cómo sobrevivir soltero” para Amazon Prime Video, que ya filma su tercera temporada.

Viviendo con esplendor y la libertad de personificar, Gustavo Sánchez Parra, Roberto Sosa y Humberto Zurita coinciden en la necesidad de adaptarse a los nuevos formatos y exigencias audiovisuales, destacando las bondades del streaming para los talentos emergentes ante el reto de mantener el rigor desde la actuación.

Comentarios

Tipo de Cambio