Pederastas utilizan plataformas digitales y redes sociales

Foto: Cortesía
Edición Impresa lunes, 25 octubre, 2021 12:00 PM

Equipos móviles de fácil acceso y plataformas digitales que operan por medio de internet han representado una modernización en las operaciones de pederastas y agresores sexuales en contra de menores de edad. Sólo en la administración saliente hubo un incremento de 5 a 90 casos relacionados con pornografía infantil, delito que anteriormente no se encuadraba en los juicios, comentó la fiscal de género, Adriana Lizárraga. En Tijuana se han detectado casos de víctimas menores a 2 años de edad

Denuncias hasta de niños de 2 años de edad que han sido víctimas de agresiones sexuales y con ellos se ha producido pornografía infantil, es lo que registran autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) en los últimos dos años, periodo en que se han tipificado 90 casos al respecto.

Baja California siempre ha mantenido cifras alarmantes en materia de agresiones sexuales, sobre todo en contra de infantes, pues según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de 2020 a la fecha se han contabilizado más de 550 denuncias de violación equiparada, es decir, contra menores de edad, conducta que se ha mantenido desde hace ya varios años.

Sin embargo, el uso de plataformas digitales y de equipos móviles han desarrollado nuevas conductas ilícitas como la pornografía infantil, considerada e identificada dentro de la Ley General de Trata de Personas, y cuya penalidad puede alcanzar hasta 15 años de prisión.

Según Adriana Lizárraga, fiscal especializada en Delitos contra la Mujer en Razón de Género, la mayoría de los casos suscitados en BC se han configurado dentro del núcleo familiar, pero reconoce que han tenido reportes de individuos desconocidos que se acercan a menores de edad por medio de redes sociales como Facebook, WhatsApp, Tik Tok e Instagram, en busca de obtener contenido íntimo para cometer actos de extorsión sexual.

Un estudio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de 2013 establece que en ese entonces se observó un incremento sustancial en las conductas de trata por medio de plataformas digitales, e incluso se atrevió a aseverar que, en uno de cada cinco casos a nivel nacional, el contacto se da por medio de plataformas digitales.

Hoy en día se pueden observar plataformas como Telegram e incluso aplicaciones para su descarga en internet donde se puede realizar un intercambio de imágenes de contenido íntimo y sexual, sin ningún tipo de restricción, y fácilmente pueden ser utilizadas por individuos para reproducir contenidos de ese tipo.

 

PRODUCCIÓN, DESDE EL SENO FAMILIAR: FGE

La mayoría de las denuncias documentadas por la Fiscalía General del Estado y relacionadas con pornografía infantil, se cometen en el seno familiar o en el primer círculo cercano de una familia, y deriva en un delito de agresión sexual previa.

Es decir, familiares -tíos, padrastros e incluso amigos cercanos- aprovechaban la confianza de la víctima para cometer actos lascivos en contra de los menores de edad, y deciden grabarse durante el acto.

Según la FGE, menores de 2 años de edad han sido videograbados durante las agresiones, y en algunos casos se ha reproducido el contenido a otros usuarios, aunque en ningún caso -hasta el momento- se ha documentado un pago o ganancias derivadas de este delito, lo que representaría un delito de explotación sexual superior.

La fiscal Adriana Lizárraga comentó que, al arribo de la actual administración, el delito como tal no se identificaba, pese a que ya estaba tipificado dentro del Código Penal de Baja California. Esto quiere decir que un gran número de delitos no fueron tipificados como pornografía infantil pese a que existían videograbaciones con contenido explícito de abuso sexual y hasta violaciones.

Según el Artículo 262 del Código Penal del Estado, el delito se comete en contra de “personas menores de dieciocho años de edad o de quien no tiene la capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo” y se comete por quien “procure, facilite, induzca, propicie, obligue o permita a una persona menor de dieciocho años de edad o quien no tiene la capacidad para comprender el significado del hecho o de quien que no tiene la capacidad para resistirlo, a realizar actos sexuales o de exhibicionismo corporal con fines lascivos o sexuales, reales o simulados, con el objeto de filmarlos, grabarlos, audio grabarlos, video grabarlos, describirlos, fotografiarlos o exhibirlos a través de anuncios impresos, transmisión de archivos de datos en red pública o privada de telecomunicaciones, sistemas de cómputo, medios electrónicos o de cualquier otra naturaleza, se le aplicarán de siete a doce años de prisión y de mil a dos mil días multa”.

Foto: Cristian Torres

Acorde con la funcionaria, en los últimos dos años se ha logrado judicializar y vincular a proceso a 30 agresores sexuales que aprovecharon el momento para generar contenido sexual; todos se encuentran en prisión y algunos obtuvieron sentencias por medio de juicios abreviados. Los 60 restantes permanecen en integración o hay orden de aprehensión en contra de los presuntos responsables.

Sin embargo, otro porcentaje -del que no se pudo establecer mayor información- fue cometido por individuos desconocidos o anónimos, los cuales se contactaron por medio de plataformas digitales.

 

TIK TOK, TELEGRAM, FACEBOOK Y HASTA FREE FIRE, LOS VÍNCULOS

Vivaldina Jaurbet, activista experta en materia de violencia y pornografía infantil, advirtió que redes sociales como Tik Tok y otras, son verdaderos catálogos de pedofilia, donde por medio de este tipo de esquemas tienen la posibilidad de acceder a un número sustancial de menores, conocerlos y contactarlos sin restricciones.

En un breve intercambio de comentarios, expuso que la pornografía infantil ha incrementado un 73% a nivel mundial y que México es una “cuna” para la producción de contenidos de menores.

En la visita de Olimpia Coral Melo a Baja California en el año 2020, resaltó que en la entidad se detectaron más de 130 plataformas digitales para la distribución de contenido sexual sin consentimiento de mujeres. Su activismo impulsó a que se modificara el Código Penal para endurecer las penas y mejorar el marco jurídico contra las personas que almacenan y reproducen el contenido íntimo de féminas.

Esta modificación fue un detonante para que un sector de la población denunciara los hechos y se detectaran casos de pornografía infantil.

Por su parte, la fiscal Lizárraga González indicó que en BC no han detectado formalmente una red de pornografía infantil que explote el contenido con fines comerciales directamente, pero sí perfiles y personajes anónimos o que suplantan identidades para obtener videos y fotos de íntimas de menores de edad.

Según un estudio avalado por la propia FGE, a un agresor sexual -ya sea extorsionador o consumidor del contenido- le toma un máximo de cinco minutos obtener videos y fotografías con desnudos o practicando actos sexuales, por lo que exhortan a las familias a que cuiden el tipo de uso que sus menores dan a las redes sociales.

La mecánica es la siguiente:

El agresor contacta a la víctima por medio de Facebook, Messenger, Tik Tok, e incluso por medio de Free Fire -plataforma de videojuegos en línea con multijugadores que está disponible para smartphones de gama media-.

Los depredadores sexuales contactan a menores de edad y procuran ganar su confianza con gustos afines o algunos mensajes que busquen mejorar su autoestima, y finalmente logran obtener información privada o personal, ya sea una red social privada o su número de teléfono; también se han detectado casos de encuentros en centros comerciales o sitios públicos, con el objetivo de obtener mayor confianza.

Finalmente, se solicita contenido sexual o desnudez, a lo que con frecuencia las víctimas acceden. Entre los casos que se han documentado se da el fenómeno de la extorsión.

“Tienen acceso a redes sociales, tenemos denuncias de Free Fire, donde captan a menores de edad, es importante que no proporcionen información confidencial, una cuenta para ampliar créditos, es muy arriesgado. Por lo regular también los extorsionan de que manden imágenes desnudas o semidesnudas, si mandan una imagen una niña o niño de que ‘si no me mandas más imágenes voy a exhibir la que me enviaste’, seguramente ya fue exhibida en redes”, refirió la abogada especialista en temas de trata de personas, quien laboró en el área de Trata de Personas de la Fiscalía General de la República.

Agregó que la investigación en varios de estos casos se ha complicado debido a que se tiene poca información sobre los agresores o porque residen en otra entidad, por lo que requieren apoyo de otras fiscalías para dar con los responsables.

Jaubert aseveró que grupos como Movimiento de Orgullo Pedófilo (MOP) y Movimiento de Activismo Pedófilo (MAP), son colectivos que han generado activismo en Europa, pero que la sociedad fue incrédula ante ello.

Esto ocasionó que sus planes permearan en un sector de la soci

Foto: Gerardo Andrade.- Adriana Lizárraga González, Fiscal de Delitos Contra las Mujeres por Razón de Género.

edad y actualmente mantienen operaciones en redes sociales para generar contacto con menores de edad.

Estas agrupaciones relacionadas con la promoción de la pedofilia han incrementado sustancialmente sus actividades en gran parte del mundo y, por ende, tienen presencia en México.

Pese a que existen restricciones para la publicación de cierto contenido sexual en redes sociales como Facebook, las agrupaciones interesadas en este tipo de contenido tienen acceso a diverso consumo, en redes como Telegram, que ofrecen acceso a grupos de explotación sexual y de imágenes de mujeres de cierta comunidad, con el simple hecho de solicitarlas a un grupo de personas de manera gratuita,

Para Adriana Lizárraga, las herramientas jurídicas ya se encuentran disponibles para su ejecución, pero se requiere mejorar las áreas operativas -como la Policía Cibernética- para combatir la delincuencia en ese rubro.

Comentarios

Tipo de Cambio