FGE, complaciente ante agresión a periodistas

Foto: Internet
Cachanillaz lunes, 18 octubre, 2021 12:00 PM

El día de ayer, jueves 14 de octubre, el compañero fotoperiodista de ZETA, Cristian Torres Cruz, fue agredido durante una cobertura en la colonia La Puerta, donde varios comerciantes han denunciado ser víctimas de extorsiones por parte de la delincuencia organizada. Como es costumbre, el equipo de este Semanario atendió estas denuncias de manera directa, documentándolo con testimonios e imágenes. Luego de tomar una serie de gráficas en la colonia ubicada en el Valle de Mexicali, el compañero se retiró de la escena a bordo de su motocicleta. Desde su partida, se dio cuenta que un vehículo tipo pick-up color blanco, sin placas, al parecer con estrobos, le persiguió, y durante aproximadamente 4 kilómetros le hicieron señales para que se detuviera, hasta que finalmente le cerraron el paso. Los presuntos criminales, identificados formalmente como Norberto André Espinoza Argote (conductor) y Humberto Valdez Higuera, descendieron de la unidad y lo amenazaron con un bate de beisbol. Por protocolo se dio aviso al equipo de ZETA y este a su vez reportó los hechos al 911 y a los jefes policíacos, toda vez que el compañero estaba siendo víctima de una agresión derivada de su actividad profesional, puesto que los sujetos respondieron a las imágenes que tomó el fotoperiodista. Elementos de la Agencia Estatal de Investigación, policías municipales, de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) y Guardia Nacional, acudieron al lugar y evitaron lo que pudo ser una situación mucho más grave, puesto que se pudo dar un accidente de tránsito cuando amagaron con atropellarlo, o bien, una brutal golpiza hacia el compañero con el objeto contuso. Lo extraño de esto fue que, cuando los oficiales se dieron cuenta de quiénes eran los implicados, comenzaron a responsabilizar al compañero por lo ocurrido, afirmando que no se identificó como periodista, cuando lo hizo desde el primer momento. En un momento, elementos de la Guardia Nacional intentaron detenerlo, debido a que el compañero se molestó ante el constante acoso de los uniformados que lo responsabilizaban de lo ocurrido. Pese a que ambos sujetos fueron acusados de agresores, de que provocaron que el compañero cayera de su unidad y lo amenazaron con el bate, elementos de la GESI, a cargo del comandante operativo Gabriel Olvera, el comandante Luis Gómez Ortega y el comisionado Carlos Alberto Flores, decidieron dejarlos libres, sin revisarlos a ellos ni a su automóvil, donde escondieron el arma y el cual ni siquiera contaba con placas o documentación que lo acreditara como vehículo legal. Cabe señalar que Gabriel Olvera fue jefe policíaco en el Valle de Mexicali cuando la situación de violencia llegó a su punto más conflictivo desde mediados del año pasado, y fue precisamente él quien ordenó que los oficiales dejaran en libertad a los agresores. Evidentemente, Carlos Alberto Flores, comisionado de seguridad, estuvo enterado del hecho y aun así dejó que se cometiera una ilegalidad, al dejar libres a dos sujetos violentos que atacaron a un compañero periodista. Pese a la flagrancia, a que la parte quejosa se encontraba en el lugar y había múltiples reportes de lo ocurrido, los mandos decidieron voltear para otro lado. Tal parece que Flores y Luis Gómez Ortega están más preocupados por obtener cargos en el Estado de Sonora, donde tal parece que serán rescatados por el gobernador, Alfonso Durazo, pues está más que claro que no entran en los planes de seguridad del próximo gobierno bajacaliforniano. El agente Olvera debe dar una explicación a sus jefes y al gremio sobre los motivos que lo orillaron a tomar una decisión de este tipo, y ordenar a sus subordinados a que se retiraran del lugar; por lo pronto, ya hay denuncias ante la Fiscalía General del Estado y la Visitaduría. Los mandos no han entendido que, cuando se trata de un incidente o amenaza en contra de un periodista que está ejerciendo su labor en ese momento, implica un atentado a la libertad de expresión y debe ser atendido de una forma diferente, sobre todo partiendo del hecho que vivimos en el país más peligroso para ejercer la profesión en el hemisferio occidental. Como dato adicional, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) ha recibido quince denuncias relacionadas con malas prácticas de gobierno en contra de periodistas, siendo la Secretaría de Seguridad de Tijuana, Fiscalía General del Estado, Policía Municipal de Mexicali y la de Playas de Rosarito, las más señaladas. A lo anterior, se pueden sumar otros casos como el ataque en contra del compañero Israel García, quien fue golpeado por un grupo de delincuentes que realizaban carreras clandestinas en 2019, y otra amenaza telefónica registrada en septiembre de 2021.

Comentarios

Tipo de Cambio