Aznar, ex presidente de España, se burla de apellidos de AMLO; es un “asno”, responden en Morena

Destacados jueves, 30 septiembre, 2021 3:07 PM

José María Aznar López -presidente del Gobierno de España de 1996 a 2004- defendió, este jueves 30 de septiembre, la “importancia histórica de la nación española”, afirmando que él no va a engrosar las filas de los que piden perdón a los pueblos originarios, por los abusos cometidos durante la Conquista de América.

Durante su intervención en la tercera jornada de la Convención Nacional del Partido Popular (PP) -del que también fue presiente entre 1990 y 2004-, que se celebra en Sevilla, Aznar López criticó al papa Francisco por pedir perdón a México por los “pecados” de la conquista de América.

“Voy a decir otra cosa porque tengo ganas de decirla, en esta época en la que se pide perdón por todo: yo no voy a engrosar las filas de los que piden perdón, no lo voy a hacer, lo diga quien lo diga”, enfatizó el político español, de 68 años de edad.

“Por defender la nación española y la importancia histórica de la nación española, las creaciones históricas de la nación española, con sus claros y sus oscuros, con sus aciertos y sus errores, estoy dispuesto a sentirme orgulloso, pero no voy a pedir perdón”, resaltó Aznar López.

Además, el ex presidente de España afirmó que “el nuevo comunismo se llama indigenismo” y supone “volver a las sociedades precolombinas”. Asimismo, a su entender, el “indigenismo solo puede ir contra España, no contra los Estados Unidos” y eso “lo tienen que saber muy buen los españoles”.

“Doscientos años del aniversario de la independencia de México, enhorabuena. Y ahora me cambia usted todas las cosas. Y ahora dice usted que España tiene que pedir perdón. Y ¿usted como se llama? Dígame como se llama. Me llamo Andrés Manuel López Obrador”, ironizó Aznar López respecto al mandatario mexicano.

“Andrés por parte de los aztecas, Manuel por parte de los mayas, López es una mezcla de aztecas e incas, y Obrador de Santander [España]”, dijo el ex presidente español del político tabasqueño, e insistió de que “si no hubiesen pasado algunas cosas” él “no estaría ahí”, ni podría llamarse como se llama, ni “podría haber sido bautizado”, ni se hubiera producido “la evangelización de México”.

“La hispanidad nos tiene que enorgullecer a pesar de esa leyenda negra de la cultura de la cancelación, de esa estupidez actual con el revisionismo histórico”, indicó, a su vez, el presidente del PP y líder de la oposición, Pablo Casado Blanco, quien aseguró, además, que España es “después de Grecia y Roma, la nación más importante de la historia en cuanto a la contribución a todos los demás países”.

Dichas criticas se suman a las de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien expresó desde Washington -donde está de viaje institucional-, su sorpresa por el hecho de que el papa Francisco haya ofrecido perdón a México por los “pecados” de la iglesia Católica durante la evangelización durante la Conquista de América.

“A mí me sorprende que un católico que habla español hable así a su vez de un legado como el nuestro, que fue llevar precisamente el español, y a través de las misiones, el catolicismo y, por tanto, la civilización y la libertad al continente americano”, manifestó la dirigente madrileña.

MORENA RESPONDE A AZNAR

A través de su cuenta de la red social Twitter, Mario Delgado Carrillo, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena respondió al comentario del ex presidente Aznar López respecto a las disculpas de la Conquista de América, ya que según señaló el político mexicano no se podía esperar nada de el español.

Por su parte, Ignacio Mier Velazco, coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, aseguró que el apellido Aznar viene del latín “asinarius” y significa “el que cría o cuida asnos”, por lo que ironizó: “Así que origen es destino, se convirtió en uno de ellos. Qué duda cabe”.

LES FALTÓ HUMILDAD, HUBO ARROGANCIA, DICE AMLO DE GOBIERNO ESPAÑOL

El pasado 14 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó que el Rey de España Felipe VI no tuvo la “delicadeza” de responder la carta que le envió hace más de dos años, en marzo del 2019, en la que le solicita que ofrezca perdón a los pueblos originarios, por los abusos cometidos durante la Conquista.

Durante su conferencia de prensa matutina en el salón Tesorería del Palacio Nacional, el titular del Poder Ejecutivo Federal señaló que es buena la relación con el pueblo de España, aunque existen diferencias con el Gobierno y la cúpula empresarial de dicho país.

“Tenemos con el pueblo de España una relación de mucho respeto, fraternal, las diferencias son con el Gobierno de España y con la cúpula empresarial española y no generalizó, es con algunos miembros de la cúpula del poder en España”, declaró el presidente, quien enfatizó que hay “mucho respeto al pueblo español”.

“Mandé una carta y no tienen ni siquiera la delicadeza de responderla, la filtran y empiezan los ataques a mi persona y al gobierno, de autoridades, de intelectuales pro monárquicos, [Mario] Vargas Llosa, y escritores, la prensa, El País, programas de radio y televisión burlándose de por qué tenían que pedir perdón. Burlándose de nuestra propuesta, con mucha arrogancia. Les faltó humildad, se olvidan de que el poder es humildad”, insistió el político tabasqueño.

“Les planteamos que son tiempo de reconciliación para ver hacia el futuro, no condenando solo el autoritarismo, el robo, el saqueo a México, sino también reconociendo lo que se aportó de España y Europa a nuestra país, en ese tiempo y en otras épocas”, explicó López Obrador.

Además, el mandatario nacional explicó que durante el periodo neoliberal en México, las empresas españolas abusaron porque vieron a nuestro país como tierra de conquista por lo que se dedicaron a saquear y a robar. Puso como ejemplo los casos de Repsol e Iberdrola.

“Lo otro es que se abuso en el periodo neoliberal y se cometieron actos de corrupción por parte de empresas españolas que nos vieron como tierra de conquista y se dedicaban a saquear y robar, claro que con el apoyo de las autoridades mexicanas”, señaló.

“Tenemos casos como el de Repsol, con contratos jugosísimos, muy buenos para ellos, muy malos para la hacienda pública de México; el caso de OHL, una empresa constructora preferida por el gobierno. El caso más ofensivo es el de Iberdrola, que se convirtió en un monopolio y controla el mercado eléctrico del país”, argumentó el presidente.

Además, López Obrador criticó que Iberdrola sumó a su consejo al ex presidente Felipe Calderón Hinojosa. Sin embargo, el titular del Poder Ejecutivo Federal advirtió que en nuestro país ya no se permite la corrupción, ni el saqueo.

“Se pueden seguir haciendo negocios en México. México sigue estando abierto a la inversión extranjera y a la inversión de España, negocios lícitos que no se hagan al amparo del poder público, que no se hagan mediante el influyentismo, que no tengan que ver con la corrupción”, agregó.

“Entonces yo creo que convenía el poner un límite a esa situación de descomposición que había en la relaciones económicas y comerciales en donde perdía México, en donde se consideraba, lo repito, que México era tierra de conquista. Eso ya no se va a permitir”, finalizó.

REY ESPAÑOL NO SE DISCULPA CON MÉXICO, PERO PIDE REALZAR EL PASADO COMÚN

El pasado 28 de enero, el rey de España, Felipe VI, pidió aprovechar la celebración del bicentenario de su Independencia para “realzar el pasado común”, además de reiterar la firme determinación de seguir contribuyendo al “desarrollo y bienestar, presente y futuro” de ambos pueblos.

Acompañado de la reina Letizia y del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, el rey presidió la tradicional recepción al cuerpo diplomático acreditado en España en el Palacio Real.

El monarca español destacó “los profundos vínculos históricos” de Iberoamérica, además de que expresó el deseo de España de acompañar “activamente” las conmemoraciones este año de los bicentenarios de México, Perú y las repúblicas centroamericanas.

“Deben permitirnos, no sólo realzar un pasado común, sino también y, sobre todo, reiterar nuestra firme determinación de seguir contribuyendo al desarrollo y bienestar, presente y futuro, de sus pueblos y ciudadanos”, afirmó Felipe VI.

Sin embargo, según la agencia EFE, el rey español no hizo ninguna alusión al emplazamiento del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que España pida perdón por la Conquista y la colonización de dicho territorio hace cinco siglos.

El pasado 11 de enero, el mandatario mexicano leyó la carta que le envió al rey de España en marzo del 2019, en la cual le exigió una disculpa, enumerando la “vulneración de derechos individuales y colectivos” que se cometió contra el pueblo mexicano en ese entonces.

El 5 de mayo del 2019, al celebrar el aniversario de la Batalla de Puebla, desde Piedras Negras, Coahuila, el político tabasqueño recordó que durante tres siglos de colonia española, nunca un rey puso un pie en México.

“Tres siglos fuimos dominados por España. México fue un país subordinado a la corona española. Tres siglos. Miren la prepotencia, el desprecio que nos tenían los colonizadores. Nunca en tres siglos, en trescientos años, nos visitó un rey de España. Pertenecíamos al reino de España pero mandaban virreyes”, dijo el mandatario mexicano.

GOBIERNO DE ESPAÑA RECHAZA “CON FIRMEZA” OFRECER PERDÓN A MÉXICO

El 25 de marzo del 2019, el Gobierno español reaccionó a la divulgación del contenido de la misiva enviada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el que le exigía al Rey de España, Felipe VI, se disculpara con los pueblos originarios por los abusos de la Conquista.

A través de un comunicado, el Gobierno de España afirmó que “lamenta profundamente” la publicación de dicha misiva y que “rechaza con firmeza” el argumento de la misma. “La llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”, explicó el Gobierno español.

“Nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva, como pueblos libres con una herencia común y una proyección extraordinaria”, abundó el Gobierno de España.

El Ejecutivo español agregó que “reitera su disposición para trabajar conjuntamente con el Gobierno de México y continuar construyendo el marco apropiado para intensificar las relaciones de amistad y cooperación existentes entre nuestros dos países, que nos permita afrontar con una visión compartida los retos futuros”.

López Obrador viajó ese mismo día a Centla, Tabasco, para encabezar la ceremonia conmemorativa por los 500 años de la Batalla de los pueblos originarios de la región contra los españoles. El político tabasqueño envió días antes una carta al rey de España, Felipe VI, en la que le insta a reconocer y ofrecer disculpas por los atropellos que las autoridades mexicanas consideran se cometieron durante la conquista.

Según el diario español El País, que informó de forma exclusiva, en ese entonces, sobre la supuesta misiva, las disculpas por parte de España es “la vía que defiende López Obrador como la única forma posible de lograr una reconciliación plena” entre ambas naciones.

El texto, enviado al Ministerio de Exteriores, abrió una vía de confrontación entre las autoridades españolas y mexicanas, señaló dicho rotativo, apenas dos meses después de que el presidente de España, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, realizó una visita de Estado a México.

El diario recordó que en el 2021 se celebran 500 años de la caída de Tenochtitlán y los 200 años de la Independencia de México. El Gobierno de López Obrador sostiene que no se puede celebrar ninguna conmemoración sin ir antes a una reconciliación.

Ante ello, el Gobierno mexicano quiere “diseñar una hoja de ruta hasta ese año para convertir a 2021 como el año ‘de la gran reconciliación entre México y España’, asegura una de las fuentes”, dijo el rotativo español. “La disculpa que López Obrador le ha pedido al Rey, matizan las fuentes, no es por la conquista como concepto, sino por los delitos y vejaciones que se cometieron contra los pueblos nativos durante aquella época”, abundó El País.

“En la redacción del texto, que según las fuentes mexicanas hace referencia a los judíos sefardíes y a la experiencia española de memoria histórica, ha tenido una participación activa Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de López Obrador, a quien el presidente nombró coordinadora del Consejo Asesor Honorario de la iniciativa de Memoria Histórica y Cultural de México”, agregó.

Según El País, desde el Gobierno de México admiten que la carta no sentó bien en España, pero insistieron en que el texto “no está inspirado en el rencor y que el fondo del tema –la idea de iniciar un proceso de reconciliación, no la carta en sí- ya se había tratado durante la visita de Pedro Sánchez a finales de enero”.

“México asegura que estaría dispuesto a tener la misma actitud sobre las vejaciones cometidas por su parte, pero primero ha de conocer qué atropellos está dispuesto a poner sobre la mesa España […] En el Gobierno de López Obrador irrita, en cierta manera, la idea de que en España no haya una reflexión sobre lo ocurrido hace 500 años. ‘Es un emplazamiento que no se puede evadir’, asegura una de las fuentes”, indicó El País..

AMLO CONFIRMÓ EL ENVÍO DE LA MISIVA AL REY ESPAÑOL

“Envié ya una carta al rey de España, y otra carta al papa [Francisco] para que se haga un relato de agravios y se pida perdón a los pueblos originarios, por las violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos. Hubieron matanzas, imposiciones. La llamada conquista se hizo con la espada y con la cruz. Se edificaron las iglesias arriba de los templos. Bueno, se excomulgó a nuestros héroes patrios. A los padres de nuestra Patria, a Hidalgo y a Morelos”, confirmó el propio López Obrador.

“Entonces es el tiempo ya de decir, vamos a reconciliarnos, pero primero pidamos perdón. Yo también lo voy a hacer porque también en tiempos de la Colonia hubo mucha represión a los pueblos originarios. Fue lamentable lo que pasó con el exterminio a los yaquis, a los mayas. E incluso el exterminio a los chinos en plena Revolución Mexicana, desde el Porfiriato. Entonces tenemos que pedir perdón y que el año 2021 sea el año de la reconciliación histórica […] Por eso estamos aquí”, dijo el presidente mexicano, desde la zona arqueológica maya del municipio de Comalcalco, en Tabasco.

Comentarios

Tipo de Cambio