Libre

Foto: Internet
Columnaz lunes, 9 agosto, 2021 12:00 PM

Roberto Gallegos Gil “El Papaya” recibió de la Fiscalía General del Estado una medida en su contra, a propósito de una denuncia presentada por el secretario general de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, por amenazas. La FGE apercibió a Gallegos a “la prohibición al imputado de realizar conductas de intimidación o molestia a las víctimas” por un plazo de 45 días. Amador se sintió “intimidado” cuando, en una publicación de Facebook, “El Papaya” sugirió -emulando a Rodríguez con el Club Campestre- que fuesen expropiados la residencia, el rancho y los caballos del secretario, dado que no era justo que sólo él disfrutara de las ostentosas instalaciones que deberían ser, incluidos los caballos pura sangre, para deleite de todos los bajacalifornianos. Por eso lo denunció, y la FGE, rápidamente, dictó la medida coercitiva contra Gallegos, obligándolo a no “intimidarlo” más, a reserva de ser arrestado por un periodo de 36 horas. Y bueno, pues el plazo concluyó. Transcurrieron los 45 días y Roberto Gallegos es libre de hacer las publicaciones que quiera respecto a la figura pública del todavía secretario de general de Gobierno en su página de Facebook, ante lo cual, hace unos días, el ex diputado por el Partido Verde Ecologista de México escribió: “Me es grato informarles que no claudicaré con la garantía Constitucional que me consagra nuestra Carta Magna consistente en la libertad de expresión, aunque no les guste a estos dos personajes (secretario y fiscal), e hizo un llamado a los diputados del Congreso del Estado para que consideren un juicio político contra Amador Rodríguez y el fiscal Guillermo Ruiz Hernández, al considerarlos “sujetos perversos y ventajosos que utilizan las instituciones para intereses perniciosos, por consecuente, ambos no son funcionarios competentes para estar al frente de las instituciones de las que son titulares”.

Comentarios

Tipo de Cambio