Liberado

Foto: Cortesía/Diego Abel Miranda Rodríguez
Columnaz lunes, 16 agosto, 2021 12:00 PM

Diego Abel Miranda Rodríguez, es un joven identificado por la Fiscalía General del Estado como integrante del narcotráfico en Tijuana. Sus fueros criminales están basados en la Zona Norte y se le inmiscuye con el Cártel Arellano Félix. En Guadalajara tiene su base de operaciones, su número de celular y residencia. A la frontera Norte acude para ajustar sus negocios, cuentas y redes criminales. Le apodan “El Kateo” y se le señala, además de trasiego de droga, de cobrar piso por actividades criminales en la Zona Costa. Al inicio de la segunda quincena de julio de 2021, Miranda Rodríguez llegó a Baja California. Encabezaría, en calidad de padrino de bodas, una ceremonia matrimonial en un rancho en la zona de El Coronel en Ensenada. Con toda la pompa, la fiesta no careció de lujos en la decoración, iluminación y adaptación del terreno para la celebración que atestiguaría el señalado narcotraficante. El área de Inteligencia del grupo coordinado de seguridad percibió el arribo del criminal y orquestaron un operativo para su detención. Participaron tanto las Fuerzas Armadas como las corporaciones policíacas. Con mucha precisión. Camionetas todo terreno, helicópteros, elementos de Inteligencia. Todo funcionó como lo habían planeado, y a mitad de la boda, aprehendieron a Diego Abel. Una vez rodeado, aunque primero negó su identidad, no opuso resistencia y fue trasladado a Tijuana, junto con evidencia de su actividad criminal. Fue puesto a disposición del Ministerio Público federal, de la Fiscalía General de la República. Todo estaba bien, las autoridades se preparaban para informar de su aprehensión… cuando “El Kateo” fue puesto en libertad. Al señalado narcotraficante, lo liberó Alejandro Baltazar Chávez, el mismo juzgador que en enero de este año, liberó a tres mujeres detenidas en flagrancia transportando droga en el Aeropuerto Internacional de Tijuana. Una de ellas cargaba fentanilo dentro de su vientre, pero el juez Baltazar Chávez las dejó ir, como ahora, a uno de los criminales del CAF que -de acuerdo con investigaciones oficiales- operan en la Zona Norte de la ciudad.

Comentarios

Tipo de Cambio