COVID en BCS: Más de mil casos en una semana

Los pacientes que llegan a solicitar una prueba COVID aumentan a diario
BCS sábado, 16 enero, 2021 5:10 PM

 

En su peor crisis sanitaria, el Comité Estatal de Seguridad en Salud confirmó que en una semana superaron los mil casos, muy por encima de las peores semanas epidemiológicas, cuando la pandemia tuvo su primer pico

 

 

 

El jueves 14 de enero, el Comité Estatal de Seguridad en Salud tomó la determinación de retroceder en el Sistema de Alerta Sanitaria en todos los municipios, debido al número de casos de coronavirus, que esta semana superaron la barrera de los mil. La decisión fue votada de manera unánime.

La determinación considera que los municipios de Los Cabos y Mulegé se sitúan en el Nivel 4 de la alerta, que es un riesgo de contagio muy alto, y solo permite aforos del 40%; mientras que La Paz, Comondú y Loreto retrocedieron a Nivel 5, alerta crítica con aforos máximos del 30%.

“Los casos se incrementaron, y prácticamente estamos hablando que en esta semana que va a cerrar apenas, llevamos mil 087 casos, incluso ya rebasando lo que previamente habíamos tenido en la semana 31, 32 (mes de julio), que eran 802 casos. Nunca habíamos superado los mil casos activos, ya los sobrepasamos, y esperamos que la próxima semana se va a incrementar, igual el número de hospitalizados incrementó”, lamentó Víctor George Flores, secretario estatal de Salud.

Las nuevas disposiciones sanitarias entraron en vigor ayer viernes 15 de enero, y por lo menos se mantendrán por una semana, hasta que haya una nueva evaluación.

La Paz y Los Cabos aportan en el número de casos por semana, pero prácticamente todos los municipios tienen más de 100 casos por semana.

Las fiestas de fin de año dejaron graves estragos, ya que hay alrededor de 200 pacientes hospitalizados en los diversos hospitales, con por lo menos siete defunciones al día en promedio, lo cual preocupa a las instituciones de salud.

“Los casos se incrementaron, se cumplen los pronósticos que hemos hecho desde hace semanas por el tema de fiestas decembrinas, que era un riesgo para Baja California Sur para que se incrementara el número de casos, y por ende, el de hospitalizados, que eso traerá también un incremento en el número de defunciones”, advirtió el funcionario estatal.

Subió la ocupación hospitalaria un 39% en sólo una semana, y la lista sigue creciendo

 

CRISIS ANTICIPADA

Con 222 casos al día en la segunda semana de enero de 2021, sin duda fue un inicio de año complicado para esta crisis sanitaria que inició el año pasado. Hace una semana, en Baja California Sur había 143 pacientes hospitalizados, entre estables, graves y en estado crítico o intubados; una semana después, la cifra subió a 199, es decir un 39% más en solo siete días.

“La infraestructura no nos haría crisis; nos haría crisis, en cierto momento, el personal capacitado para atender a pacientes COVID, esa podría ser nuestra crisis que podemos llegar a afrontar aquí en el Estado, mas no en capacidad instalada”, reconoció el secretario estatal de Salud, Víctor George Flores.

En ese contexto, le preocupa mucho qué podría pasar si los contagios perduran con un personal de salud agotado. El Comité Estatal de Seguridad en Salud no lo ha dicho explícitamente, pero ya hay pláticas sobre posibles estrategias a tomar en caso de que los contagios saturen el sistema de salud.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de La Paz y Los Cabos cada día están más llenos, aún con capacidad, pero cada vez se reducen más los espacios.

“Desde marzo de 2020, el Instituto tiene un plan ya trazado, bien planeado, en el que tenemos un programa de reconversión hospitalaria, el cual nos ha funcionado ya con anterioridad, y en ese tiempo no va a ser la excepción. Ahorita tenemos hospitalizados 92 pacientes, esto representa el 53% de la ocupación de nuestras camas disponibles actuales, que son 173. Ahorita tenemos ventiladores disponibles”, dijo José Luis Ahuja, delegado regional del IMSS.

Con 199 camas ocupadas, 39% más en una semana y una lista de hospitalizados en aumento, personal del IMSS Cabo San Lucas hizo un llamado a su delegado, dado a que requieren un mayor número de trabajadores.

“Tenemos disponibles 294 camas en nuestro Estado para atención a COVID, de esas están disponibles en este momento: Secretaría de Salud, 157; IMSS tiene 80; ISSSTE 26; y la Secretaría de la Defensa Nacional 30 camas; el Hospital Naval tiene cuatro, y los privados once camas. Soy muy insidioso en que no hagamos cuentas alegres, que nos digan realmente lo que tenemos, por decir en ventiladores disponibles para COVID, la Secretaría de Salud tiene 64, el IMSS 28 libres, ISSSTE tiene 27 y Sedena 21. Secretaría de Marina solamente uno”, reveló el secretario de Salud, Víctor George Flores.

Las cifras suben considerablemente cada día, hace una semana se tenían 835 defunciones y, al jueves 14 de enero, 880. Mientras que los casos de SARS-CoV-2 están por arriba de los 20 mil.

La dispersión de vacunas se hizo a partir del 13 de enero, la segunda dosis se darán en la primera semana de febrero

 

LA LLEGADA DE LA VACUNA

A las 21:45 horas del martes 12 de enero, a bordo de un Boeing 737 de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), arribó el primer cargamento con vacunas contra el coronavirus. Operativo a cargo de las Fuerzas Armadas, con personal de la Secretaría de Salud como observadores.

La primera etapa de vacunación consistió en 9 mil 750 vacunas para atender a 4 mil 875 personas, con su respectivo refuerzo.

“En coordinación con las instituciones federales de Salud y Fuerzas Armadas, de inmediato se distribuirán en el Estado para vacunar a todo el personal en contacto con el virus, y por ende, en riesgo de contagio. La primera persona vacunada en San José del Cabo, fue la doctora Priscila Senyase Ponce García, adscrita al área COVID del Hospital General en San José del Cabo”, detalló Carlos Mendoza Davis, gobernador de BCS.

 Las primeras cuatro mil 875 vacunas llegaron a BCS paras el personal médico

Los medicamentos llegaron a la Capital después de una escala en Tijuana, Baja California y Hermosillo, Sonora; la dispersión de vacunas se hizo de La Paz a Loreto y Mulegé vía aérea, mientras que el proceso fue vía terrestre a Los Cabos y Ciudad Constitución. En el operativo participaron 16 brigadas que surtieron a los 16 hospitales, para aplicarse en tres días.

Los más de nueve mil reactivos fueron recibidos por personal de vacunación, contando con la presencia del director estatal de Vacunación, Héctor García Hurtado, personal de seguridad y de instituciones federales de Salud.

“Las fuerzas operativas de este órgano interinstitucional, estaremos coadyuvando con acciones de seguridad, para efectuar de manera eficiente el programa que se tienen diseñado a nivel federal y estatal para la aplicación de la vacuna conforme a las etapas establecidas previamente, que se realizará de manera simultánea en los cinco municipios de Sudcalifornia”, afirmaría Álvaro de la Peña Angulo, secretario general de Gobierno.

Con 222 casos nuevos de contagio al día es como pasó la segunda semana de enero del 2021

 

 

SIETE FALLECIMIENTOS AL DÍA

Los números no mienten: Baja California Sur está teniendo una crisis epidémica, los registros de fallecimientos por coronavirus por semana son muy parecidos a la peor crisis que se había tenido en el pico más alto de la pandemia -entre junio y agosto de 2020-, cuando se dio el contagio comunitario.

En la semana del 7 al 13 de enero de 2021, fallecieron 48 personas, casi siete en promedio por día.

“En el análisis de defunciones que hemos tenido en el Estado, en comparación con los grupos en los que hemos diagnosticado COVID-19, del 100% los casos que hemos diagnosticado con COVID, que fueron divididos por grupos de edad, han sido por decenios de vida, de esta manera podemos decir que en Baja California Sur los grupos entre los 30 y 39 años, son donde más diagnosticamos COVID-19; seguido de los grupos entre 40 y 49 años”, expuso Juan Luna Carballo, subdirector de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

Los hospitales siguen recibiendo a personas enfermas, peor aún, pacientes en estado crítico requieren de respiradores artificiales por su avanzado estado de la enfermedad.

Sin embargo, por el simple hecho de contar con más de 70 años, la tercera edad tiene un 35% de probabilidad de morir por el virus.

“De las defunciones que hemos tenido en el Estado, con proporción o por porcentaje vemos que más de 80% corresponde al grupo de 50 años y más, hicimos otro análisis para ver la importancia que tiene el factor edad en el diagnóstico de COVID-19, hemos visto que la letalidad en Baja California Sur, 35 de cada 100 pacientes que se diagnostican con COVID-19, tienen posibilidad de fallecer simplemente por el hecho de tener 70 años y más, sin contemplar si tienen o no alguna otra comorbilidad, porque eso aumentaría el riesgo”, alertó Luna Carballo.

El Comité Estatal de Seguridad en Salud reconoce que la mayoría de las veces los pacientes llegan en estado crítico o muy graves, ya que tardaron en solicitar la atención médica, al encontrarse recluidos en sus viviendas.

Hipertensión, diabetes y obesidad, son las enfermedades crónico degenerativas con las cuales más pacientes fallecen en BCS, el grupo sin comorbilidades o sin antecedentes de alguna enfermedad crónica, tuvo un ligero aumento en decesos (actualmente de 11.6%).

Días antes de la llegada de la vacuna, la Secretaría de Salud tenía poco más de mil 800 trabajadores de la salud registrados

PERSONAL DE SALUD A SALVO

Aunque de momento no se han registrado reacciones adversas a la vacuna Pfizer/BioNTech, a la entidad llegó un cargamento importante de vacunas para inmunizar al primer frente de batalla contra la pandemia. Poco más de 4 mil 800 trabajadores de la salud fueron inmunizados, aunque se tiene registro de más de 8 mil capacitados para enfrentar la pandemia.

Días antes de la llegada del reactivo, la Secretaría de Salud tenía poco más de mil 800 trabajadores de la salud registrados para recibir su vacuna, entre hospitales públicos, privados y las dependencias de atención, así como personal de apoyo.

“Hemos estado en contacto con la Federación, ISSSTE e IMSS con sus normativas; nosotros con el Insabi (Instituto de Salud para el Bienestar) y cada una de las instituciones federales mandó un censo de la primera etapa de vacunación; la vacuna llegó de manera nominativa con nombre y apellido, y esas personas que primero se vacunarán, son los trabajadores de la salud que están en contacto directo con pacientes COVID, que están en los Covitarios, no nada más médicos y enfermeras; también camilleros, afanadores. Todo el que esté metido en la primera línea de fuego, son los que tienen prioridad en la vacuna”, aclaró el secretario Víctor George Flores, pero también deben estar incluidos paramédicos.

“El suministro del biológico se realiza en los hospitales generales de San José del Cabo, Cabo San Lucas, Ciudad Constitución, Loreto y Santa Rosalía, cuyos directores establecieron todas las facilidades solicitadas por la coordinación general de la estrategia, a cargo de la Secretaría de Marina, para que se concrete este proceso con resultados favorables”, agregó el titular de Salud del Estado.

Previo a la llegada de la vacuna a BCS, el registro preliminar fue de poco más de mil 800 trabajadores, aunque hay trabajadores de salud en funciones registrados en IMSS e ISSSTE, por ello se analizará a quienes estén con doble registro. Lo que se busca es que más trabajadores de salud accedan a la vacuna, después de la primera línea de atención COVID.

“Tenemos que darle la protección, la coraza a esos trabajadores que están en primera línea, en total en esta primera etapa de vacunación, se está hablando de mil 590 trabajadores ya sectorialmente, y en diferentes etapas vendrán los trabajadores de la salud, y vienen también en esta segunda etapa el adulto mayor, porque también es vulnerable”, indicó George Flores.

Por su parte, Heriberto Soto Haro, director de Servicios de Salud, exaltó que la vacunación contra la influenza es importante, por ello convocó a la población a acercarse a los centros de vacunación para que les sea suministrado el reactivo y evitar muertes.

“Hemos logrado importantes cifras de vacunación en Baja California Sur contra influenza, las tres instituciones de mayor envergadura en el Estado tenemos vacuna. Si alguien aún tiene un paciente, un adulto mayor, algún familiar con enfermedades vulnerables, diabetes mellitus; a un enfermo cardiológico o con inmunosupresión, cáncer u otras, por favor acudan a las instituciones de salud para que sea aplicada la vacuna, no solo es vacunación contra COVID; también hemos tenido casos de influenza y defunciones en los últimos años, once en este último (2020)”, informó.

El refuerzo de la vacuna Pfizer/BioNTech se estará llevando en Baja California Sur en la primera semana de febrero, pero el personal de salud que ya se aplicó el reactivo debe estar bajo vigilancia por 30 días, y, en caso de presentar alguna reacción deben comunicarlo de inmediato para recibir la atención médica debida.

Teme el Comité Estatal de Seguridad en Salud que le gane el cansancio a los trabajadores de la salud antes que la capacidad instalada de atención

 

LA CRISIS QUE SE VIENE

Ya lo reconoció el secretario de Salud en el Estado: la preocupación más grande es que el personal médico y de atención llegue a faltar.

“Tenemos entre los trabajadores de salud, mil 859 que se han infectado; en el IMSS 930; en el ISSSTE 264; Secretaría Salud, 656; en Sedena tres y en Marina seis. Desglosado por categoría todos estos pacientes que se han infectado, médicos han sido 431; enfermería, 734, es la categoría más expuesta; laboratorio, 40; cirujano dentista 22. Las otras categorías han sido 632. De los mil 859 que han enfermado, de 18 lamentables defunciones, 10 han sido médicos, cinco enfermeras y tres de otras categorías”, contabilizó Víctor George Flores.

La expectativa del Comité Estatal de Seguridad en Salud es que los contagios disminuyan en próximas semanas, al ya no haber fechas de celebraciones y reuniones. Y aunque apenas van dos semanas de enero, las cifras no disminuyen.

A la primera semana de enero había registro de 18 mil 144 casos acumulados de coronavirus, y al cierre de esta edición (14 de enero), ya era de 19 mil 696 casos, es decir, mil 552 casos nuevos en una semana, o bien, un promedio de 222 casos nuevos por día.

“Nuestro personal de salud está en el principal reto, de ahí que nosotros no pudimos brindar ayuda a Ciudad México, al Estado México, cuando pidieron atención de médicos y enfermeras, nosotros no pudimos dar, otros estados sí pudieron. Si nuestro personal está cansado y poco a poco van tomando sus vacaciones, su descanso conforme van permitiendo, imagínense si mandamos a otro lado, no podemos, porque al mandar nosotros médicos, enfermeros, no podemos dar descansos a los compañeros sudcalifornianos que se la están fletando, algunos han tenido que tomar su descanso fraccionado”, justificó el titular de Salud en el Estado.

De cierta manera, las preocupaciones del Sector Salud se han reducido, pues con la aplicación de la vacuna, el riesgo de contagio es mucho menor, y, por ese lado, no aumentará a cadena de contagio.

“Es importante destacar que de todo el personal infectado, el 95% se ha recuperado, incluso tenemos una cifra más elevada, y la última defunción se presentó en el mes de septiembre. Ya tenemos cuatro meses que la última persona del Sector Salud desafortunadamente falleció en el Estado”, mencionó Heriberto Soto Haro.

 Xóchitl Calafia Pozo, Dir. Instituto de la Cultura y las Artes del Municipio de Los Cabos confirmó cancelación de eventos públicos y sociales por aumentos de contagios

LOS CABOS, OBLIGADO A AUMENTAR PROTECCIÓN

Los casos activos de SARS-CoV-2 aumentaron un 34% en una semana en este destino turístico. De tener 263 activos al 6 de enero, al miércoles 13 de enero los casos confirmados activos fueron 354, una diferencia de 91 casos (13 activos nuevos por día). Falta añadir fallecimientos y otras variables.

Desde luego que causa alerta la cantidad de contagios, la capacidad hospitalaria está cerca del 50% general, e instituciones como IMSS por encima de esta.

Es por ello que se tomó la determinación de cancelar todo tipo de eventos públicos, artísticos y culturales que convoquen a reuniones masivas, así lo declaró la directora general del Instituto de la Cultura y las Artes (ICA) Los Cabos, Xóchitl Calafia Pozo Martínez:

“Tras el aumento de casos de COVID-19, ICA Los Cabos suspende eventos públicos, artísticos y culturales. Con el objetivo de proteger a la comunidad artística, así como a toda la ciudadanía de contagios de COVD-19, se suspenderán las actividades presenciales, programas artísticos, talleres y eventos públicos”.

Como acuerdo del Comité Municipal de Seguridad en Salud, se determinó que las actividades queden suspendidas por lo menos hasta el 30 de enero, una vez llegada la fecha se tendrá que revisar si las condiciones sanitarias permiten reanudar actividades o continúan suspendidas.

“Se tendrán que reevaluar las condiciones que prevalecen en el municipio para retomar las actividades, si ese es el caso. La finalidad es disminuir la movilidad y el número de ciudadanos que participan en eventos, para reducir el número de contagios”, concluyó Pozo Martínez.

Adán Monroy, director de Salud en Los Cabos, reconoció que hay una crisis sanitaria que ya se avizoraba desde diciembre, incluso en noviembre, cuando esperaban un aumento en las semanas finales e inicios de 2021.

La preocupación es que el problema se extienda y afecte a los comerciantes con el cierre temporal de negocios.

“El análisis que se ha hecho en las últimas semanas, va en una tendencia al crecimiento en la cantidad de casos, las últimas semanas teníamos un promedio de 16, 17 pacientes positivos por día en las pruebas que se realizan, para diciembre había de 26 a 27 por día, lo que implica incremento. Se han tenido repercusiones; la fortuna es que algunos se recuperan y otros entran, pero eso no son números netos; lo que valoramos mucho es la circulación del virus en todo lo que es la población, de cuántos, las pruebas que se realizan realmente salen positivas, y eso nos da un factor o un indicador de la tasa incidencia en lo que es un municipio. Esto nos ha llevado a que salgan números nada alentadores, y esto una tendencia al alza”, reconoció el encargado de salud municipal cabeño.

Ante medios de comunicación, el funcionario externó que preocupa la cantidad de fallecidos por coronavirus, así como la ocupación hospitalaria, temas que están en la mesa de discusión diaria del Comité Municipal de Seguridad en Salud de Los Cabos.

“Notables y bastantes críticos, por llamar de alguna manera, son los indicadores; importante es la cantidad de casos hospitalizados, pero también la cantidad de personas que fallecen por COVID, y en este sentido es un tema bastante delicado, bastante sensible, pero en una estadística de cuántos están -porque un muerto no lo puedes esconder-, puedes decir ‘tengo una circulación baja, pero número alto de defunciones’. En Los Cabos la cifra de defunciones se ha mantenido, sí hemos tenido picos muy altos, pero se ha mantenido, al igual las camas ocupadas por COVID”, concluyó el funcionario municipal.

Comentarios

Tipo de Cambio