“El muro se construirá”, asegura Trump en su segundo discurso sobre el Estado de la Unión


 
Destacados martes, 5 febrero, 2019 07:05 PM

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronunció el segundo discurso sobre el Estado de la Unión de su mandato, después del retraso ocasionado por el último cierre parcial de la Administración, de 35 días, el más largo de la historia de ese país. La réplica de los demócratas fue realizada por Stacey Abrams.

Gran parte de su discurso estuvo dirigido a su promesa de construir un muro fronterizo entre EE.UU. y México, por lo que Trump le recordó al Congreso que sólo le quedan 10 días para redactar una ley que no permita la inmigración ilegal, a los “coyotes que trafican con personas”, porque este “es un asunto moral”.

“Es el momento de que el Congreso le muestre al mundo que Estados Unidos está comprometido en acabar la inmigración ilegal y en poner fuera del negocio a los despiadados coyotes, cárteles, vendedores de drogas y traficantes de seres humanos”, dijo el mandatario estadounidense.

“El muro se construirá”, aseguró Trump, quien también insistió en la idea de que se tratará de una barrera a través de la que se puede ver, “no un muro de cemento”. El presidente estadounidense puso como ejemplo la ciudad fronteriza de San Diego, California, donde entraban miles de inmigrantes por la garita de San Ysidro hasta que pusieron un muro.

“Esta noche estoy pidiendo que defiendan nuestra peligrosa frontera en el sur por amor y devoción a nuestros conciudadanos y a nuestro país […] En el pasado, la mayoría de las personas en esta sala votaron por un muro, pero el muro adecuado nunca se construyó. Lo construiré”, abundó Trump.

El mandatario estadounidense aseguró que la frontera sur de su país es un lugar “sin ley”, y que esto significa “una amenaza para la seguridad y el bienestar financiero de todos los estadounidenses”. El magnate republicano criminalizó a los migrantes, citando como ejemplo de ellos a los pandilleros de la mara MS-13.

“Mientras hablamos, grandes caravanas organizadas están en marcha hacia los Estados Unidos. Acabamos de escuchar que las ciudades mexicanas, para eliminar a los inmigrantes ilegales de sus comunidades, están obteniendo camiones y autobuses para llevarlos a nuestro país en áreas donde hay poca protección fronteriza. He ordenado a otros 3,750 soldados a nuestra frontera sur para prepararme para la tremenda embestida […] Esta es una acción moral, la vulnerabilidad de la frontera sur es un peligro para la seguridad nacional”, dijo Trump para después ser ovacionado.

“Año tras año, innumerables estadounidenses son asesinados por extranjeros ilegales y criminales […] Llegué a conocer a muchas mamás, padres y familias maravillosas, nadie debería tener que sufrir la horrible angustia que han sufrido”, dijo, para luego saludar a algunas de las Madres Ángeles, una agrupación de familiares de personas fallecidas a manos de migrantes indocumentados.

“Aquí esta noche está Debra Bissell. Hace solo tres semanas, los padres de Debra, Gerald y Sharon, fueron asaltados y asesinados a tiros en su hogar en Reno, Nevada, por un extranjero ilegal. Tenían más de ochenta años […] cuatro hijos, 11 nietos y 20 bisnietos. También aquí esta noche están la nieta de Gerald y Sharon, Heather, y su bisnieta, Madison”, indicó Trump.

El presidente estadounidense dijo, también, que los “inmigrantes legales enriquecen nuestra nación y fortalecen nuestra sociedad de innumerables maneras. Quiero que la gente venga a nuestro país, pero tiene que entrar legalmente”.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio