Con una décima parte de los electores, el PAN ganó en Rosarito

Del listado nominal rosaritense el 12% votó por Rincón
 
Elecciones 2016 lunes, 13 junio, 2016 01:43 PM

En una elección distinguida por un abstencionismo del 65.6 por ciento, la candidata del Partido Acción Nacional (PAN) a la presidencia municipal de Playas de Rosarito, Mirna Rincón Vargas, aventajó a la abanderada de la coalición del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Verde Ecologista de México, del Trabajo y Nueva Alianza, Laura Torres García.

Por la panista votó el 12.1% de los ciudadanos en condiciones de hacerlo, mientras que por la tricolor apenas el 8.9%; en suma, sólo una quinta parte de los rosaritenses respaldó el bipartidismo. El listado nominal del Distrito 17, correspondiente a dicho municipio, es de 85 mil 320 personas.

Con esos números, el blanquiazul mantiene el poder en Rosarito, actualmente gobernado por Silvano Abarca Macklis. La obligación de postular a mujeres obligó a Acción Nacional a nombrar a Rincón como su abanderada. En 2009, fue elegida por José Guadalupe Osuna Millán, entonces gobernador, como directora del Seguro Popular del Estado, cargo que ocupó hasta 2013, cuando buscó fallidamente la candidatura a la alcaldía.

ZETA documentó una serie de irregularidades en dicha gestión, como sobornos y extorsiones hacia los proveedores de la institución. En la cuenta pública de 2013, la Auditoría Superior de la Federación reportó hasta 233 millones de pesos no ejercidos, además de haber destinado 13 millones más de lo estipulado al pago de salarios. El organismo señaló directamente a la también ex diputada federal como “responsable de irregularidades”.

La candidata perdedora, Laura Torres, presumió durante la contienda ser hija del ex alcalde Hugo Torres Chabert; inclusive al asistir a votar en compañía de sus padres, aseveró que los Torres siempre votan juntos en cada elección. Su coordinador de campaña fue Carlos Barboza Castillo, quien antes intentó abanderar al PRI en el Estado.

Sobre el desarrollo la de la jornada, el titular de Seguridad Pública de Rosarito, Joaquín Olea López, aseveró que “fue tranquila en cuanto a delitos de alto impacto”, puesto que solamente se presentaron faltas administrativas, que no arriesgaron al proceso; no obstante, la tarde del 5 de junio, una informante reportó a este Semanario que un día antes, Olea contactó a los 15 mandos de la Policía Municipal para notificarles que formarían parte de una “comisión especial” por las elecciones, consistente en estar dentro de las instalaciones de la dependencia, sin poder salir en ningún momento del día ni ejercer su derecho al voto, por lo que serían relevados por otros agentes en el exterior. Al ser cuestionado, el funcionario negó tales operativos.

Según la informante, todos los policías de relevo son afines al gobierno panista de Abarca, por lo que se presume, podrían haber sido orientados a operar a favor de la candidata blanquiazul a la alcaldía, permitiendo el acarreo de votantes a las casillas.

Fue precisamente el acarreo para el PAN, lo que denunciaron militantes del Partido de Baja California (PBC); sucedió en la colonia Lucio Blanco, donde unidades de transporte público destinadas a trasladar a votantes fueron localizadas por pebecistas.

Al respecto, Abarca aseveró que “el PBC tiene un candidato que no está muy bien de sus facultades mentales, entonces puede decir tanta tontería, lo que se le ocurra, es falso el tipo ése”; hay que señalar el candidato mencionado, Raúl Paredes Esquer, fue comandante de la Policía Municipal en la primera etapa de la administración de Silvano.

Sobre el alto grado de abstencionismo, el mandatario municipal consideró que éste se da “porque los gobiernos que han llegado no han convencido a la ciudadanía en el hacer”.

Por su parte, Mirna Rincón negó la intervención del actual gobernador, Francisco Vega de Lamadrid, a favor de los contendientes de su partido, tal como ha denunciado el PRI, que bautizó como “El Cártel del PAN” a “Kiko” y sus funcionarios, organización supuestamente orientada a la compra de votos.

De ratificarse su triunfo, tanto Mirna Rincón en Rosarito como Nereida Fuentes en Tecate, serían las primeras alcaldesas de Baja California, lo que para la panista es favorable porque las mujeres tienen una “sensibilidad especial” para los temas sociales.

 

Los números

Postulante PREP Cómputo Distrital
Mirna Rincón Vargas (PAN)  8541 votos (35.40%) 10327 votos (35.10%)
Laura Torres García

(PRI-PANAL-PT-PVEM)

6211 votos (25.75%) 7609 votos (25.80%)
Roberto Esquivel Fierro (MORENA) 2283 votos (9.46%) 2711 votos (9.21%)

 

Listado nominal: 85 mil 320

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio