La droga del agente Díaz

FOTOS: cortesia
 
Edición Impresa y lunes, 25 abril, 2016 01:00 PM

El policía municipal de Tijuana Erick Díaz, baleado la noche del 19 de abril, admitió y “justificó” la posesión de la droga que fue localizada en su auto. El arma utilizada para intentar asesinarlo fue usada antes para matar a Gonzalo Javier Rivera Camarena “El Tragedias”, jefe de sicarios de “Los Aquiles” y en cuatro homicidios más

 

Veintiocho envoltorios y dos tubos conteniendo sustancias similares a la mariguana, cocaína, cristal y heroína, fueron localizados dentro de una mochila cuya posesión fue reconocida por el  policía municipal activo de Tijuana, Erick Román Díaz Sandoval, en su conversación inicial con las autoridades ministeriales. Debido a su estado de salud no ha sido declarado oficialmente.

Junto a la droga también fueron localizados siete teléfonos celulares y 10 tarjetas bancarias –incluidas 6 de bancos en Estados Unidos– y dos cargadores abastecidos para pistola calibre 40 y arma larga calibre 223., estaban dentro del auto propiedad del agente el cual fue revisado por los peritos se la Procuraduría del Estado de Baja California después que se convirtiera en parte de la escena de un atentado contra la vida de Díaz.

Cerca de las 8 de la noche del sábado 16 de abril, vestido de civil y en auto particular se dirigía del trabajo a su casa, cuando según la versión del oficial, hizo alto en la calle segunda frente al Panteón Jardín, vio una camioneta atrás de él, y de repente una sombra o silueta que se acercó y le empezó a disparar, él alcanzó a responder con 3 disparos de su arma de cargo, pero perdió el conocimiento y no supo más.

El atacante que llevaba un arma calibre 40 le disparó en 9 ocasiones, cuatro hicieron blanco en el policía, le lesionaron un pulmón, la tercera y la cuarta vértebra, además una herida en hombro, una en antebrazo y una fractura en radio, alrededor de la muñeca.

De acuerdo al análisis balístico, la misma pistola con la que intentaron asesinar a Díaz fue usada la noche del miércoles 19 de agosto de 2015 para ejecutar en una pizzería dentro de una plaza comercial, a Gonzalo Javier Rivera Camarena “El Tragedias” –y a un cómplice– identificado por el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California como jefe de sicarios a cargo de René Arzate García “La Rana”  y Alfonso Arzate “El Aquiles”, cabezas del cártel de Sinaloa en Tijuana.

Erick Roman Diaz Sandoval

Erick Roman Diaz Sandoval

El arma de los atacantes también tuvo coincidencia balística con otros dos expedientes: el asesinato de Mauricio Pérez Saldaña el 15 de agosto de 2015 en la colonia Real de San Francisco, en periodo inicial su muerte fue relacionada con el aseguramiento de un cargamento grande de droga; y  el homicidio de Cristian Miranda Celedonio el 31 de marzo de 2016 en el callejón Constitución en la Zona Norte de Tijuana.

 

Del enervante

En el hospital, cuando estuvo consciente el domingo 17 de abril, el policía Erick Díaz conversó brevemente con personal de la PGJE. Les dijo lo poco que vio de su ataque y justificó el contenido de la maleta en su auto.

Su explicación fue que ni pertenece, ni ha pertenecido a ningún grupo criminal o cártel, ni lo encontrado es producto de actividades ilícitas. Dijo que las tenía como parte de su trabajo policiaco, que esos materiales se los habían quitado a delincuentes pero como ese día él no traía su patrulla, los pasó a su auto.

De los posibles motivos del ataque en su contra manifestó que es agente operativo en la zona centro y está asignado a un grupo especial que opera en la zona norte donde en semanas recientes han detenido a varios grupos de narcomenudistas, y cree por ahí podía venir.

También expuso que en semanas previas personas no identificadas se comunicaron a su teléfono celular particular para amenazar su vida, no pudo verificar el origen de la llamada pero en aquel momento tampoco consideró que fuera grave.

Consultada respecto al agente Díaz y la maletita con droga, el encargado de despacho de la SSPM, José Luis López Medina, dijo que hasta el momento no tienen detectado ninguna anomalía en relación al comportamiento del oficial lesionado, quien tampoco le informó que estuviera amenazado. Y agregó:

“PGJE va a emitir un juicio sobre lo que encontró en el vehículo. Si se acredita el hecho, no existe una justificación. Nosotros no podemos estar movilizando sustancias, al término de nuestro turno, si por alguna razón en la patrulla detectamos que quedó algún residuo o algo, lo debemos de poner inmediatamente a disposición del juez municipal y explicarle de donde salió y porque salió, no es parte de nuestras funciones estar trasladando sustancias ilícitas en nuestros vehículos y no es el hecho de una patrulla, al término del servicio, entregamos el servicio completo”.

 

 

Posibles delitos federales

La PGJE mantiene abierta la investigación por lesiones, pero se declaró incompetente en lo que refiere a los posibles delitos cometidos por el policía debido a la posesión de drogas y tarjetas bancarias.

Aunque pudieron dejar el expediente en narcomenudeo del estado, de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE), la justificación para enviar el expediente a la PGR fueron las tarjetas y la posible violación a la Ley Federal de Instituciones Bancarias.

Las sustancias localizadas en la maleta fueron remitidas sin un análisis que corroborara que fuera droga. Y en cuanto a las tarjetas bancarias, los documentos en cuestión están a nombre de:   Brenda L. Lalla, Michael L. Bordellon, Susie L. Herrera, Michael N. Jhones, Yadira Valentín, Wayne A. Edwards y cuatro tarjetas sin nombre de Banco Azteca. Y la federación desconoce aún si el robo o la pérdida de las tarjetas han sido denunciados.  (Con información de Héctor Ortiz)

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio