Vinculan a proceso a atacantes de bar en Playas de Rosarito


 
Destacados Martes, 18 Septiembre, 2018 06:45 PM

La juez Griselda Rábago Lara vinculó a proceso a Luis Donaldo Zamora García y Jesús Ricardo Monjarril López, como presuntos responsables de haber matado a dos personas y herido a otras tres en el bar Love, ubicado en Plaza Pabellón, de Playas de Rosarito, el sábado 15 de septiembre.

Asimismo, les estableció como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa al estar relacionados con los delitos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa; pese a que fue negativo el resultado de la prueba de radisonato de sodio practicada a los imputados.

Y a que junto Zamora García y Monjarril López, José Luis Mendoza Guillén, quien  obtuvo su libertad por falta de pruebas, señalaron que fueron golpeados y torturados, previo a que se les pusiera a disposición del Ministerio Publico en la madrugada del 16 de septiembre.

Durante la audiencia, que duró más de cuatro horas, la jueza determinó un plazo de tres meses para ampliar la investigación dentro de la causa penal 238/2018, en la cual se habrán de recabar los datos de prueba para que el Ministerio Público sostenga su acusación en contra de los dos imputados.

Previamente, Rábago Lara calificó de legal la aprehensión de los tres presuntos responsables al declarar infundados los argumentos del abogado defensor, sobre la dilación de la presentación de los imputados ante el Ministerio Público.

En la larga sesión, la Fiscalía expuso que como parte de un operativo para dar con agresores del bar fueron detenidos Mendoza Guillén, Zamora García, y Monjarril López, ya que éstos tienen características similares y vestían conforme a la descripción dada por uno de los testigos de los hechos.

Indicó que la detención se efectuó sobre la calle Antonio L. Villarreal, de la colonia Ampliación Leyes de Reforma, a unos metros de la calle la calle José Ma. Maytorena, donde fue localizada la camioneta tipo pick up gris, Toyota, 2016, con placas de California 5232D2, en la que –según el testigo- huyeron los presuntos responsables del ataque al bar.

Precisó que a Mendoza Guillén se le encontró en posesión de un arma larga AK-47, con un cargador con 30 cartuchos útiles. A Zamora García con una pistola escuadra con un cargador con 15 tiros útiles, y a Monjarril López, una pistola calibre 5.3 x 28, con tres cargadores con 20 tiros útiles. Las últimas dos armas, corresponden a los indicios balísticos de la escena del crimen, afirmó.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio