El segundo día

Foto: Internet/Seguridad, alimentación, pobreza… retos para el futuro Presidente
 
Opinionez Lunes, 2 Julio, 2018 12:00 PM

Dedicado a don Jorge Gutiérrez, profesional de la comunicación

 

Cada elección es un proceso con sus propias características y complejidades. La que se llevará a cabo el próximo primero de julio, no es la excepción.

I.- La jornada electoral que se efectuará el próximo domingo, se ha caracterizado por su caudal de violencia, “de acuerdo con el indicador de violencia política México 2018”, de la consultora privada Etellek, destacó que ya suman 112 asesinatos y más de 400 agresiones a políticos y candidatos en este proceso electoral que comenzó en septiembre de 2017.

Del total de 112 asesinatos, 28 eran precandidatos y 14 más candidatos a puestos de elección, el resto corresponde a alcaldes, exalcaldes, regidores, militantes, dirigentes, exregidores, diputados, síndicos y exsíndicos. En este periodo, otros 127 políticos han recibido amenazas y actos de intimidación, de los cuales, 73 son candidatos y 16 precandidatos” (http://www.24-horas.mx/2018/06/10/mexico-acumula-112-asesinatos-de-politicos-en-proceso-electoral-de-2018/).

II. El proceso electoral que comentamos está impregnado por el descontento de la ciudadanía con los gobiernos del PRI y del PAN, los cuales han abusado del poder y generado hartazgo por la cantidad enorme de negociaciones ilícitas, peculado y abuso de poder, mientras que 56 millones de mexicanos se debaten en la pobreza.

III. El país tiene problemas coyunturales en materia de alimentación, salud, educación, desarrollo económico y seguridad, que si bien, son usados como bandera demagógica, en el fondo poco se hace para remediar estas carencias; al tiempo que la élite en el poder se enriquece desmesuradamente, incluso comprometiendo la economía del país en su propio beneficio.

IV. En la elección ya cercana, pesará también el hartazgo al que ha contribuido la clase política con sus abusos e incapacidad para hacer que la ciudadanía viva la democracia, participando en la toma de decisiones fundamentales. Tanto el PRI, como el PAN, han sido incapaces de privilegiar el interés de la ciudadanía sobre los intereses de los grandes empresarios industriales, sobre todo, de la minoría que controla el poder en el país.

V. Influirá también los grupos armados, dedicados a la delincuencia, organizados o no organizados.

VI. Este proceso electoral se verá marcado por la subversión de clases bajas que han demostrado la incapacidad del Estado para mantener seguridad y como prueba están los asaltos a los ferrocarriles con el fin de saquear la mercancía que transportan en sus vagones al igual que sucede en carreteras, donde grupos de gente necesitada se apodera de mercancías con el afán de palear el hambre que los aqueja.

Todas estas condiciones representan un reto para cualquiera de los candidatos que aspiran a dirigir esta nación. Cada uno con su visión propia de la realidad y con diferentes estrategias para encontrarle solución a los problemas que nos amagan.

¿Cómo será Andrés Manuel López Obrador si llega a triunfar en el proceso electoral? Su presencia en la palestra electoral tiene una connotación populista, peligrosa por las consecuencias que pueda traer el incumplimiento de promesas a un pueblo harto de oír mentiras de sus gobernantes.

¿Qué hará como presidente en caso de obtener el triunfo electoral Ricardo Anaya, con su visión pragmática-empresarial y neoliberal de la historia mexicana? ¿O José Antonio Meade, quien carga en la espalda, todos los errores históricos de su partido el Revolucionario Institucional?

Esperemos al segundo día, fecha en la que sabremos si nos equivocamos al elegir Presidente de la República, o por el contrario, la decisión popular debe ser catalogada como acertada y nos decidimos con nuestro voto a apoyar a un verdadero líder, partidario de la democracia y de un socialismo humanista; capaz de evitar un enfrentamiento social como se ha venido presagiando.

P.D. A pesar de los escollos en el camino, debemos de emitir nuestro voto razonado, sin más influencia que la de nuestra propia conciencia.

 

Arnoldo Castilla es abogado y catedrático de la UABC.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio