Desalojada del que fue su hogar por 68 años


 
Ezenario BCS Martes, 17 Julio, 2018 01:00 PM

Guadalupe Contreras Márquez, una mujer con 68 años de edad, quien nació en la ciudad de La Paz, ha pasado sus años de vida bajo un mismo techo, ubicado sobre la calle Madero, entre Manuel Pineda y Benito Juárez, en el centro de la capital de Baja California Sur. Domicilio donde nació, creció, se casó, vio morir a sus padres, nacer a sus hijos y donde guarda los recuerdos de más de 60 años de vida; sin embargo, estos se vieron afectados el pasado viernes 6 de julio, cuando encontrándose sola, fue desalojada de su vivienda.

“Se presentó el actuario del juzgado a decirme que me iba a despojar de mi propiedad, que él traía una orden y que en 10 minutos le desocupara la casa, traía un camión y unos cargadores, se portaron muy agresivos. Yo les pedí que si por qué no me daban chanza de unos días para sacar las cosas porque no tenía a dónde irme, y me dijo que no porque en ese momento le habían dado la orden de que rápido sacara todo y me fuera para donde yo pudiera”, explicó Guadalupe Contreras.

De acuerdo al testimonio de la señora Guadalupe, fue hace ya muchos años cuando uno de sus tíos que vivía en la Ciudad de México, abusó de la confianza de su familia tras la muerte de su abuelo, pues bajo engaños, puso los papeles de la vivienda a nombre de él y la dejó desprotegida, a sabiendas de que ese había sido su hogar los últimos 68 años.

Tiempo después, el tío perdió la vida y actualmente sus hijos, que ni siquiera viven en la ciudad, fueron quienes hicieron todo para sacar a la señora Guadalupe de su casa, hasta conseguirlo.

“La casera era de mi abuelo y la última que falleció fue mi abuela, y mi tío vino de México al velorio y todo eso; entonces aprovechó y vino con mi mamá y le pidió los papeles del terreno para ponerlos a su nombre o dejarlos en blanco para que ya los pusiera a nombre de quien ella quisiera. Cuando ya regresó, como aquí no había leyes, el puro gobierno era el que arreglaba todo, pues él ya traía los papeles a su nombre; pero en esta casa, desde siempre, ya vivía mi mamá, con mis abuelos y con nosotros”, comentó la señora Guadalupe.

Basado en la cédula de notificación del actuario Jorge Andrés Trujillo Dulche, se expresa que se promueve el juicio del predio urbano, ubicado en Madero número 2245, entre Juárez y Pineda, en el municipio de La Paz, en contra de la señora Guadalupe Contreras.

“En los autos del juicio ordinario civil número 1878/ 2013, promovido por Jorge Santiago Oceguera Rodríguez, en contra de Guadalupe Contreras Márquez, tramitado ante el Juzgado Primero de Primera Instancia del Ramo Civil de este partido judicial de La Paz, Baja California Sur”, refería dicho documento.

Y así fue como, con un tiempo de 10 minutos de límite, fue que los cargadores le sacaron todas sus pertenencias, su ropa y  los pocos muebles de aquella casa construida a base de láminas y maderas en donde ella vivía. Muebles que no tenía donde guardar y tuvo que pedirle a una vecina que le diera espacio en su patio para ponerlos mientras sabía qué pasaría con ella.

Ha transcurrido una semana de casa en casa, buscando el cobijo, pues no tiene un lugar dónde vivir.

“Yo no tengo donde quedarme y me estoy quedando un día con uno, otro día con otro. Este muchacho vive solo (señalando a su vecino de enfrente) y pues tiene hermanos que me imagino que ayer le llamaron la atención, porque a propósito se quedaron todos los hermanos ahí, como cerrándome las puertas, me imagino yo”, lamentó Guadalupe.

Finalmente, la señora Guadalupe a fin de no tener problemas con quienes la sacaron de su casa, lo único que busca ahora es que alguna institución pueda brindarle un lugar dónde meter sus pocas pertenencias y vivir, pues no puede pasar más tiempo solicitando estadía entre sus vecinos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio