Videgaray, Meade, gobernador de California y el líder demócrata en Senado de EU condenan que Trump llame “animales” a migrantes


 
Destacados Jueves, 17 Mayo, 2018 11:33 AM

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana, Luis Videgaray Caso, señaló este jueves que son “absolutamente inaceptables” las palabras del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificando a los migrantes como “animales”.

“Es una declaración grave que, en opinión del Gobierno de México le parece absolutamente inaceptable”, con “una implicación “extraordinariamente peligrosa […] Es incomprensible que se atente de esta manera contra el principio fundamental del Estado de derecho”, dijo el canciller mexicano, en una entrevista radiofónica.

Ante ello, Videgaray Caso informó que México enviará este mismo día una comunicación formal, a través de su Embajada en Washington, al Departamento de Estado de Estados Unidos, para expresar su desacuerdo con las palabras del mandatario estadounidense.

“Se está abriendo una puerta muy peligrosa, en un intento por legitimar el no reconocimiento de los derechos humanos. Y esto es independiente al historial de una persona, si pertenece a una banda criminal”, indicó Videgaray Caso, luego de que Trump calificó ayer miércoles a los inmigrantes pandilleros como “animales”.

A la condena sobre las palabras de Trump se sumó el candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña, quien en su cuenta de la red social Twitter escribió: “Ofensivas, indignantes e inaceptables las referencias de @realDonaldTrump respecto a los migrantes mexicanos. Dichas declaraciones no son dignas de un mandatario y menos, de quien debe representar a una sociedad amiga y vecina. México exige respeto.”

Trump aseguró, también, que el Gobierno mexicano “no hace nada” para ayudar a Estados Unidos con el flujo irregular en la frontera. “México habla, pero no hacen nada por nosotros. No nos ayudan mucho en materia comercial, pero especialmente en la frontera no hacen nada por nosotros”, denunció el mandatario estadounidense.

“Tenemos a gente que llega al país que ustedes no creerían lo malos que son. Estas no son personas, son animales, pero los estamos sacando del país a un ritmo nunca visto”, subrayó Trump, refiriéndose aparentemente a miembros de grupos criminales como MS-13 o Mara Salvatrucha.

El Presidente hizo estas declaraciones en una mesa redonda con líderes locales y federales sobre las leyes migratorias de California, que calificó de “las más estúpidas del mundo”. Trump abundó que “Por culpa de las leyes débiles entran rápido, los cogemos, los liberamos, los volvemos a coger y los volvemos a liberar. Es de locos”.

El gobernador de California, el demócrata Jerry Brown, respondió al mandatario estadounidense a través de Twitter: “Trump está mintiendo sobre la inmigración, sobre el crimen y sobre las leyes de California. Llevar a una decena de políticos republicanos para halagarle a él y elogiar sus políticas temerarias no cambia nada”.

Por su parte, Chuck Schumer, el líder de los demócratas en el Senado de Estados Unidos, envió un mensaje por Twitter declarando: “Cuando nuestros antepasados vinieron a América, no eran ‘animales’, y esta gente tampoco lo es”.

El gobernador californiano, Jerry Brown, promulgó el año pasado, una ley que prohíbe a la Policía preguntar a las personas acerca de su estatus migratorio o colaborar con las agencias migratorias federales. Las autoridades penitenciarias pueden transferir reclusos a agentes federales de inmigración en caso de que hayan sido declaradas culpables de uno de alrededor de 800 crímenes, en su mayoría delitos graves, pero no por infracciones menores.

Brown insiste que la medida, que entró en vigor el 1 de enero, no impide que las autoridades migratorias federales realicen su trabajo. Sin embargo, el gobierno de Trump ya presentó una demanda para revertirla, al describirla como “inconstitucional y peligrosa”. Asimismo, algunos condados, incluidos los de San Diego y Orange, han votado por respaldar la demanda o aprobar sus propias resoluciones anti-santuario.

En 2015, Trump utilizó dos veces la palabra “animal” durante una entrevista con el diario The Washington Post para referirse a un inmigrante indocumentado que había sido detenido por matar con un arma a una mujer en San Francisco. El acusado fue posteriormente absuelto.

En julio de 2017, el mandatario estadounidense describió a los “inmigrantes criminales” como “animales” para posteriormente afirmar que estaban asesinado a “chicas jóvenes y preciosas”. Ese mismo mes, Trump volvió a utilizar la palabra en alusión a los miembros de la Mara Salvatrucha. En noviembre se refirió a un inmigrante sospechoso de terrorismo con residencia permanente legal como un “animal”.

En febrero de este año volvió a emplear la misma palabra y acusó a los políticos demócratas de querer proteger a asesinos. “No consigo que los demócratas aprueben medidas de sentido común para que cuando cojamos a estos animales asesinos, les podamos encerrar y tirar la llave”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio