A propósito de elecciones…


 
En Zerio Lunes, 28 Mayo, 2018 12:00 PM

Quisiera tener la voluntad de Margarita Zavala y dejar el pan.

Que no se pierda esa bonita tradición mexicana de mandar al “Peje” al demonio cada seis años.

Diosito: dame la terquedad del “Peje” para ir diario al gym por los próximos 12 años y luchar intensamente contra #LAMAFIADELCOMER. Amén.

 

* * *

 

Conversación entre José Antonio Meade y su esposa Juana:

Meade: Quiero manejar.

Juana: Ya te he dicho mil veces que no ves bien. No viste a Rosario y a Duarte, ¡menos verás los semáforos!

 

* * *

 

El ambiente está tan politizado que estornudé en la calle y una señora me dijo “¡Salud!”, un señor gritó “¡Educación!”, otro más “¡Empleo!” y el de la esquina “¡Seguridad!” y luego entonamos el Himno Nacional. Fue hermoso.

 

* * *

 

Según el coordinador de Meade, ganó Meade.

Según el coordinador de Anaya, ganó Anaya.

Según el coordinador de AMLO, ganó AMLO.

O sea que el único idiota que perdió el día del segundo debate, fue el Toluca.

 

* * *

 

En la Universidad de Atlanta están estudiando a Ricardo Anaya… porque tiene más propiedades que el nopal.

 

* * *

 

¿Cómo se llamará la nena?

El ginecólogo platica con su paciente:

Señora, le faltan un par de meses para dar a luz, ¿ya sabe el nombre que le pondrá a la nena?

“No doctor, hasta que pasen las elecciones”.

¿Pero cómo está eso?

“Sí doctor, según el partido que gane, será el nombre que le pondremos a la bebé”.

¿Va a llamar a su hija PAN, PRI o Morena?

“¡Claro que no! Mire, es fácil de entender: si gana el PAN, la llamaremos MILAGROS. Si gana el PRI, se llamará DOLORES. Pero si gana Morena, su nombre será  SOCORRO.

Autor: Un tal “Bronco”.

 

Mujer precavida

Ayer me fui en bicicleta al mercado a comprar una botella de whisky. El tipo que me atendió, me colocó la botella en una bolsita de plástico y pensé: ¿Y si me caigo de la bici y rompo la botella? Entonces me la tomé ahí mismo ¡y no me van a creer qué acertada fue la decisión! De regreso a casa, me caí como veinte veces.

Autor: Una residente de Playas.

 

Verdad cultural

Investigadores de una prestigiosa universidad hicieron un experimento para determinar si había diferencias culturales en las reacciones de un grupo de comensales que en un café encontraron una mosca en su bebida. Los resultados fueron los siguientes.

El italiano tiró la taza al suelo, gritó a todos y lleno de rabia se retiró a tomar un café en otra parte.

El francés sacó la mosca con dos dedos y bebió su café.

El chino se comió la mosca y tiró el café.

El ruso se tomó el café con mosca y todo, siempre que no cobraran por la mosca.

El gringo demandó a la cafetería y con el dinero obtenido, abrirá dos cafeterías.

El judío le vendió el café al francés, la mosca al chino, se compró una nueva taza de café y con el saldo que le quedó, inventó un aparato para evitar que las moscas caigan en las tazas de café.

Autor: Un mexicano solo observando.

 

¿A qué se dedica una persona de los 50 en adelante?

De acuerdo con un último estudio de las universidades de Harvard y Salamanca, después de los 50 años la gente se dedica, entre otras cosas, a:

LA BANCA. De los centros comerciales, o parques, donde se la pasan buena parte del
día (cabeceando).

LA BOLSA. Del mercado que tienen que cargar; así como a sacar la basura.

LA INVESTIGACIÓN. ¿Dónde carajos dejé las llaves? ¿Dónde puse la cartera? ¿Qué pasó con mis lentes? ¿Cómo se llama este bueno para nada? ¿A qué vine? ¿De qué estábamos hablando?

LA AVIACIÓN. Vuela por la leche, vuela por el pan, vuela por los medicamentos, vuela a pagar la luz…vuela al hospital.

PRÁCTICA DE IDIOMAS. El alemán con Alzheimer, el inglés con Parkinson.

PRÁCTICA DEL YOGA. ¡YOGAsto mucho! ¡YOGAno muy poquito!

Y por último…

PRÁCTICA DEL TROTE. Porque si no corre, no llega al baño.

Autor: Un cuarentón odioso.

 

Respuesta al racista

Aaron Schlossenberg es un abogado que tal vez solo hubiera sido conocido en su pequeño rincón de Manhattan, sino es por su racismo que lo convirtió en protagonista de un video que se volvió viral.

Las imágenes captadas por los comensales de un restaurante mostraron al iracundo litigante gritándole a empleados hispanoparlantes, a quienes reprochó el hecho de estar hablando español, justo para después amenazarlos con mandarles a las autoridades migratorias y pedirles que abandonaran su país.

El repudio fue tan grande que, para empezar, el dueño que le rentaba el espacio de su bufete le pidió la oficina y le negó la renovación del contrato. Pero eso no fue lo mejor. Afuera de su apartamento ¡EN ZERIO! se colocaron vendedores de tacos, cantineros expertos en preparar margaritas y un mariachi para responder la ofensa con tremenda pachanga latina.

Según Schlossenberg, su intención no estuvo “racialmente inspirada”. Al menos los mexican fiesteros no lo dejaron dormir por varios días.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio