Greenpeace exige a Coca, Nestlé, Pepsi no usar plásticos y evitar que mares sean su basurero


 
Nacional Sábado, 14 Abril, 2018 04:36 PM

Greenpeace México lanzó una campaña para exigir a los gigantes Coca-Cola, Pepsi, Unilever, Nestlé, Procter & Gamble, Starbucks y McDonald’s reducir el empaquetado y envasado con plásticos y buscar alternativas ante la contaminación que generan.

Miguel Rivas, coordinador de la campaña de océanos de la organización ambientalista, expuso que el manejo de los residuos y el reciclaje son solo una parte de la solución del problema, pues más del 70 por ciento de los empaques plásticos van a dar a los mares.

“Hay que dejar del lado el cliché de que la basura plástica es resultado de una mala educación de la gente y de un mal manejo de los residuos; es cierto que hay una responsabilidad de los consumidores, pero hay que tomar en cuenta que la sociedad no cuenta con opciones suficientes […]. Creemos que lo que estas 7 corporaciones tienen que hacer es ofrecer alternativas porque si sigue la producción va a seguir la contaminación. No es suficiente reciclar y limpiar los mares”, afirmó.

Ciudad de México, 14 de abril (SinEmbargo).- Las gigantes de alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas no sólo son un problema para la salud sino también para el medio ambiente debido a que utilizan plásticos para sus empaques y botellas y, regularmente, éstos terminan en el océano, denuncio Greenpeace México.

La organización defensora del medio ambiente a nivel internacional denunció que las empresas Coca-Cola, Pepsi, Unilever, Nestlé, Procter & Gamble, Starbucks y McDonald’s “han impuesto” en la vida cotidiana el uso de envases de plástico en la venta de sus productos, con consecuencias nocivas para la sociedad en México y el mundo.

La organización ambientalista con presencia en el país desde hace 25 años acusó que la aceleración en la producción y el exceso en el consumo de plásticos de un solo uso ponen en peligro la salud y el equilibrio de los océanos, ya que se estima que hasta 12.7 millones de toneladas métricas de ese material entran a las aguas marítimas anualmente.

“El plástico es un contaminante que justo gracias a sus propiedades, como son la alta resistencia y la flexibilidad, es muy exitoso. Esas propiedades lo hacen sumamente dañino porque perdura muchos años en los océanos, por lo que está afectando la biodiversidad”, señaló Miguel Rivas, coordinador de la campaña de Océanos de Greenpeace México, en entrevista para SinEmbargo.

Si la tendencia de generación de basura plástica continua su ritmo actual, en el año 2050 habrá más material de este tipo que peces en el mar, de acuerdo con estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas.

El ambientalista alertó que el manejo de los residuos y el reciclaje son únicamente una parte para poner solución a la problemática, pues, subrayó, la responsabilidad no recae sólo en los consumidores, sino en las autoridades y en las empresas.

“Hay que dejar del lado el cliché de que la basura plástica es resultado de una mala educación de la gente y de un mal manejo de los residuos, es cierto que hay una responsabilidad de los consumidores, pero hay que tomar en cuenta que la sociedad no cuenta con opciones suficientes […]. Creemos que lo que estas 7 corporaciones tienen que hacer es ofrecer alternativas porque si sigue la producción va a seguir la contaminación. No es suficiente reciclar y limpiar los mares”, afirmó.

A través de un comunicado, la organización con 43 oficinas en el mundo señaló por qué cada empresa es dañina para el medio ambiente:

-Coca-Cola: La compañía de bebidas más grande del planeta produce casi un cuarto de las botellas de plástico del mundo cada año, lo que se traduce en 128 mil millones de las 480 mil millones que se fabricaron durante 2016.

-McDonald’s: La cadena de restaurantes más grande del mundo opera más de 37 mil restaurantes en más de 100 países y atiende a 69 millones de personas cada día. Opera casi exclusivamente con contenedores de un solo uso.

-Nestlé resultó ser la marca número uno identificada en la auditoría de marca BFFP (Break Free From Plastics) Freedom Island, es decir, fue la compañía que más desechos plásticos vertió en el hábitat que es un área crítica de humedales y sitio Ramsar que abarca 30 hectáreas en la bahía de Manila, en Filipinas.

-Pepsi ofrece productos a más de 200 países y territorios, incluidos Pepsi-Cola, Lay’s, Tropicana, 7up y Quaker.

-Starbucks: Sirve 4 mil millones de vasos de papel revestidos de plástico por año. En 2008, Starbucks dijo que serviría una taza de papel 100 por ciento reciclable y aumentaría el papel reutilizable al 25 por ciento para 2015 en los Estados Unidos y Canadá, sin embargo, hasta hoy no ha cumplido.

-P&G, ofrece productos en varios segmentos que incluyen belleza, aseo personal, cuidado de la salud, telas y cuidado en el hogar, y cuidado del bebé, la mujer y la familia.

–Unilever, tiene más de 400 marcas en alimentos y bebidas, productos para el hogar y cuidado personal. Las marcas incluyen: Dove, Sunsilk, Knorr.

Cabe mencionar que Coca- Cola, Pepsi, Nestlé y McDonald’s tienen en común algo más que la contaminación que producen en los océanos: su aportación a la emergencia epidemiológica de obesidad y diabetes que desde noviembre de 2016 fue decretada en México. Hoy por hoy, 7 de cada 10 adultos y 3 de cada 10 niños viven con exceso de peso en el país, según la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut).

Al respecto, Alejandro Calvillo Unna, director de El Poder del Consumidor (EPC), organización civil que ha emprendido una lucha por defender la salud de los mexicanos, dijo a este medio de comunicación que Coca- Cola, Pepsi, Nestlé y McDonald’s “son empresas que están generando un daño al mundo, a la humanidad y por desgracia tienen todos los recursos para hacer publicidad y lograr que se consuman sus productos alrededor del mundo […] Estas empresas generan un doble daño: el ambiental y a la salud”.

PIDEN PARAR LA CONTAMINACIÓN

Ante el panorama expuesto, el campañista de Greenpeace urgió a las empresas a reducir el empaquetado y envasado con plásticos y a buscar otros mecanismos y opciones que sean más amigables con el medio ambiente.

Además, en el país, urgió a los legisladores a comenzar a trabajar en leyes que hagan responsables a las empresas de esta contaminación, pues México ocupa el lugar número 12 como consumidor de plástico a nivel global.

Desde el año 1950, añadió, comenzaron a producirse plásticos y hasta nuestros días sólo se ha reciclado el 9 por ciento del total de la producción del material y manifestó que únicamente se recicla el 28 por ciento de las botellas de tereftalato de polietileno, mejor conocido como PET, es decir, el 72 por ciento de los envases termina en los océanos.

Una de los peligros de los este material en los mares son los microplásticos, fragmentos cuyo tamaño es inferior a cinco milímetros y que aveces se requiere equipo especializado para poder estudiarlos, a veces son ingeridas por los peces, las aves marinas, y los mamíferos.

Investigadores del Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) alertaron en el estudio “Contaminación ambiental y bacterias productoras de plásticos biodegradables” que la presencia de microplásticos en los mares va en acelerado aumento en el mundo y “representa un peligro para los organismos marinos que sufren daños por ingestión y atragantamiento”.

“Queremos que las leyes federales hagan responsables a las empresas de esa contaminación por plásticos. Debemos dejar de hacer que la responsabilidad caiga en los consumidores, sobre todo, dejar de vender la idea de que el reciclaje es la solución”, indicó.

La empresas, agregó el activista, deben reducir la cadena de producción de empaques y botellas plásticas. Por ello, informó que México se unió a la campaña global de la organización ambientalista a fin de solicitar a siete compañías –todas ellas con presencia en el país– que asuman su responsabilidad en la contaminación por plásticos en las aguas, se comprometan a eliminar el uso de contenedores de plástico desechables de un solo uso y trabajen en la implementación de otras alternativas de entrega que logren reducir su huella de plástico.

“No podemos seguir permitiendo los modelos comerciales de plástico desechable de las corporaciones. Es hora de un cambio fundamental en la forma en que las corporaciones llevan productos a las personas. Las empresas han desviado la culpa de la contaminación plástica desechable que está llenando nuestros océanos y cursos de agua diciendo que el reciclaje y una mejor gestión de los residuos son las respuestas mientras continúan impulsando la producción en masa y el consumo de productos de un solo uso”, abundó Miguel Rivas.

Si usted desea apoyar la petición de la organización ambientalista, puede hacerlo en el siguiente enlace: https://actua.greenpeace.org.mx/liberate-del-plastico.

–Con información de Agencia Conacyt

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio