Manglares en riesgo por indigentes

Fotos: Antonio de Jesús Cervantes G.
 
Ezenario BCS Martes, 27 Marzo, 2018 12:00 PM

Gran parte de las costas de Baja California Sur están rodeadas por lo que se conoce como mangle, mismo que es caracterizado por pertenecer a áreas con particular abundancia de recursos naturales. Es un elemento importantísimo para la fauna marina, donde miles de especies se desarrollan y crecen; de ahí, la vital importancia también para el sector económico.

Además forman una barrera natural contra los huracanes y ayudan a que las playas sean sólidas; asimismo llevan a cabo un trabajo ambiental importante, ya que captan ozono y otras partículas que transforman en oxígeno.

Ante ello, las distintas autoridades, como la Procuraduría Federal de Protección al
Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos
Naturales (Semarnat) son las responsables de la protección, conservación y
aprovechamiento de los mismos.

En algunos casos y como ocurre en La Paz, estos sitios Ramsar son utilizados como hogar por indigentes. Sin embargo, tras una denuncia ciudadana que llegó hasta la redacción de este Semanario, refleja el riesgo latente que sufren las zonas de  manglar, ubicado en el Municipio de La Paz, en específico del Conchalito.

Fernando Álvarez es un conocido comerciante de venta de alimentos que por años ha trabajado su restaurante en una zona muy cercana a la playa, donde a metros de distancia existe una importante área de manglares.

De acuerdo a la información facilitada por este comerciante, esta zona se encuentra en un riesgo latente, luego de que a metros del sitio, una persona que simula no estar bien de sus facultades mentales, ha acumulado basura y artículos robados, mismos que utiliza para quemar, obtener fierro y luego revender; pero más allá de esto, el problema radica en que hace fuego en los manglares y ya ha habido casos en los que se generan incendios, los cuales afectan la naturaleza.

“Él es una persona que está loco, que aparenta estar mal, pero no, no está mal, es quizá una persona más inteligente que yo y acarrea mucha basura; ese es su trabajo, acarrear basura y en el área de los manglares es donde regularmente junta su basura, de todo tipo; ese es su trabajo, solo llevar y traer basura. Pero tiene un basurero. Hace días hizo un incendio medio grande ahí, en el cual quemó unos mangles porque también, aparte roba cobre, alambres de cobre, las saca ahí porque apesta, seguido apesta; y además hace daño al medio ambiente”, denunció Fernando Álvarez, comerciante de la zona.

Esta persona podría tener más de ocho años viviendo en la zona, misma que poco a poco ha ido invadiendo hasta construir su pequeño hogar entre los manglares, a partir de las cosas que ha recogido y reciclado.

Cierto es que las condiciones no son nada favorables ni para él, quien evidentemente corre riesgos sanitarios y de seguridad, ni tampoco para las personas que están a sus alrededores, quienes se han visto afectados no solamente por temer a la cercanía del individuo y de los daños que hace a la naturaleza, sino porque se han convertido en sus víctimas.

“Esta persona le roba a veces la ropa interior a algunas personas; he escuchado señoras aquí que les robó alguna escoba o un recogedor, una pala, y pues a mí me ha robado muchas herramientas”, comentó Fernando Álvarez.

Las autoridades no han hecho nada al respecto, tanto las ambientales como de desarrollo social y atención humanitaria, y no se diga de seguridad.

De acuerdo a los datos estadísticos de Protección Civil Municipal, en La Paz existen arriba de un centenar de personas que deambulan en las calles, concentrados mayormente en los  arroyos, sin embargo, no hay dependencia que de manera oficial pueda hacerse cargo de ellos.

“El tema de los indigentes es un tema complicado, hay diferentes problemas que los han llevado hasta ahí, problemas mentales y sobre todo de adicción; problemas que incluso ni ellos mismos pueden resolver. Debería de existir una verdadera institución que se haga cargo de ellos, brindarles apoyo, sobre todo porque son personas de la calle. El tema de los indigentes lo consideramos un tema muy aislado y la verdad es que es nuestra realidad, son personas que necesitan ser apoyadas y no rechazadas”, comentó Laura Félix, ciudadana cercana al sitio.

Aunque este caso refiere a un hecho diferente, pues no se trata únicamente de un indigente que se encuentre buscando un hogar donde dormir, sino de una persona que está provocando daños a la naturaleza y a su entorno.

Ante ello, Fernando ya se ha acercado a las dependencias responsables del cuidado y la conservación de estos recursos, pero hasta ahora no se ha hecho nada al respecto.

“Yo ya he hecho llamado a las autoridades, inclusive personalmente he ido a dar mi queja que esta persona, aparte de robar, quiebra planta de mangle para quemar lo que roba, que es el cobre, quema el alambre para irlo a vender; pero pues ahí si no sé, todos dicen que no pueden hacer nada al respecto, pero ya tiene tiempo esta persona ahí haciendo daño”, comentó finalmente Fernando.

De esta manera, este ciudadano hace un llamado a las autoridades competentes para que se pueda hacer algo al respecto con este problema que pone en riesgo la seguridad, integridad de la comunidad y de los recursos naturales, como lo son los mangles.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio