Fiscalía federal atrae caso de Loaiza

Foto: Archivo
 
Edición Impresa Lunes, 12 Marzo, 2018 12:00 PM

El ex beisbolista Esteban Loaiza ahora se enfrentará a la justicia federal, luego que su caso en la Fiscalía del Condado de San Diego fue atraído por la Fiscalía del Distrito Sur de California, la cual lo acusa de posesión de cocaína con fines de distribución, un delito que se castiga con más años de prisión. Casi un mes después de su detención, Loaiza fue transferido a prisión federal, donde esperará que su caso empiece de cero

Al entrar a la residencia de Esteban Loaiza en Imperial Beach, California, los agentes del Sheriff notaron dos detalles que después anotarían en su informe: no tenía muebles ni pertenencias personales. Solo había una minivan Nissan gris estacionada en el garaje.

Dentro de la camioneta, observaron varias mochilas de béisbol marcadas con el nombre “Loaiza”, debajo de ellas estaban los 20 paquetes de cocaína, sellados al vacío, por los que el ex beisbolista se encuentra preso.

Estos datos integran la acusación por posesión de cocaína con fines de distribución

que la Fiscalía del Distrito Sur de California presentó el 7 de marzo de 2018 contra el tijuanense, detenido desde el 9 de febrero de 2018.

El 14 de febrero, en audiencia inicial, Loaiza se declaró no culpable de los cargos por transportación de droga, posesión con fines de venta y utilización de un compartimento falso en un vehículo para tráfico de droga, los cuales le imputaba la Fiscalía del Condado de San Diego.

La sentencia máxima para estos delitos es de 20 años y ocho meses de prisión. Durante la audiencia, la juez Keri G. Katz fijó una fianza de 250 mil dólares para que el ex jugador de clubes como Dodgers de Los Ángeles llevara el proceso en libertad.

A pesar de que la abogada defensora, Janice Deaton aceptó el monto, Loaiza no lo cubrió y permaneció encarcelado, primero en la prisión de Chula Vista, California, y después en la ubicada en el centro de San Diego.

El 7 de marzo, los tres cargos que enfrentaba el ex jugador fueron desechados por la Fiscalía del Condado de San Diego y fue transferido a la prisión federal del Centro Correccional Metropolitano de San Diego, requerido por la Fiscalía del Distrito Sur de California.

Como ZETA dio a conocer en el reportaje “Esteban Loaiza: la droga ligada al CJNG” (edición 2290), el deportista cruzó la frontera en la Garita de Otay, momentos antes de su detención el 9 de febrero.

Autoridades estadounidenses trabajaban en un operativo para desarticular una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) dedicada al trasiego de droga hacia Estados Unidos y el carro que conducía Loaiza fue identificado, junto a tres más, como vehículos usados antes por esta organización para el cruce de droga.

De acuerdo con la más reciente acusación, el 9 de febrero de 2018, agentes montaban un operativo de vigilancia a una camioneta Mercedes Benz plateada que se estacionó frente a una residencia con el domicilio 1044 Fern Avenue en Imperial Beach, California.

Foto: Archivo

La casa de dos pisos había sido rentada días antes por Loaiza, quien residía en el fraccionamiento privado La Perla, ubicado en Playas de Tijuana.

El vehículo ingresó a la cochera del domicilio y diez minutos después, se retiró para llegar hasta un estacionamiento público, donde un agente abordó a Loaiza para revisar su vehículo con un agente canino.

El perro olfateó el vehículo y cuando llegó a la cajuela, alertó a los elementos del Sheriff, lo que significa -explica la acusación- la presencia de narcóticos. El oficial inició la inspección y encontró un compartimento oculto para el trasiego de drogas.

Ya que en el bolsillo de su camisa, Loaiza llevaba un control de garaje con el domicilio del que salió anotado, los agentes solicitaron una orden de cateo y les fue concedida.

“El acusado, Loaiza, es un ex jugador profesional de beisbol”, explica la acusación después de describir las mochilas de beisbol debajo de las cuales estaban ocultos los paquetes de droga.

 

CASO INICIA DE CERO

Si bien Loaiza se presentaría a su siguiente audiencia el miércoles 14 de marzo, el caso quedó concluido y ahora enfrenta a uno nuevo.

El 7 de marzo, después de ser transferido a la prisión federal que ha albergado a capos como los hermanos Arellano Félix, Serafín Zambada, hijo de Ismael “El Mayo” Zambada y Rodrigo Aréchiga Gamboa, “El Chino Ántrax”, el ex jugador de las Grandes Ligas fue presentado ante la juez federal Nita Stormes.

Después de que el fiscal federal expuso los hechos ante la magistrada, esta fijó la siguiente audiencia para el lunes 12 de marzo, en la cual se revisará el control de detención del ex pelotero y se determinará si tiene derecho a fianza.

Por el delito de posesión de cocaína con fines de distribución, el Código Penal de Estados Unidos establece una pena mínima de 10 años de prisión y máxima de cadena perpetua, así como una multa de hasta 10 millones de dólares.

Una semana después de la audiencia de Loaiza, su novia, Rosaura Labra, quien se declaró culpable de transportación y posesión de marihuana con fines de venta en 2005 también en San Diego, publicó varias fotos y un mensaje en el perfil de Instagram del ex beisbolista.

La mujer no acudió a la audiencia, pero escribió: “Esperemos en Dios todo esto llegue a su fin de la mejor manera porque esto que ven estas fotos es lo que era su vida realmente estar con la gente y en los campos, y no se vale que solo quieran manchar su carrera con tanta tontería que inventan cuando saben que no es así”.

El mensaje continúa: “Nadie somos perfectos solo Dios y nadie estamos fuera de estar en una situación así ojalá no les pase nunca algo así porque no se los deseó a nadie”, publicación que fue eliminada posteriormente.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio