Empresarios y defensores del voto: la ruta de Obrador

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- AMLO y comitiva; arribando a Casa Morena.
 
Zoom Político y Lunes, 12 Marzo, 2018 12:00 PM

La segunda visita a Tijuana de AMLO, en lo que va del año, tuvo un doble propósito dirigido a intentar afianzar dos caras que han sido sus deficiencias en campañas anteriores: sus representantes en las casillas el día de la elección y la confianza de los hombres del dinero

En periodo de “intercampañas”, es decir, en tiempos de supuesta inactividad proselitista, el virtual candidato a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, recorre el país buscando la aprobación empresarial.

Obrador ha levantado la bandera de “amor y paz” para no generar desconfianza al poder económico.

De hecho, en su gira relámpago por Tijuana, el 5 de marzo, ante medios de comunicación insistió una y otra vez en que, tanto el candidato del PRI, José Antonio Meade, y el abanderado panista, Ricardo Anaya, mesuraran sus acusaciones para no afectar la estabilidad política y económica del país frente a la guerra comercial que se anuncia desde la cuenta de Twitter del Presidente de los Estados Unidos.

“les hacemos un llamado respetuoso tanto a los del PRI, como los del PAN; los del PRIAN que ahora están peleados, suele pasar que se pelean arriba, que se pelean en las mafias, que eso es lo que está sucediendo y les hacemos un llamado para que resuelvan sus diferencias con urbanidad, sin dañarse y sin desestatizar al país”, dijo.

Pero también desde la ciudad fronteriza, Obrador refirió los temas de relaciones internacionales, particularmente entre México y el vecino del Norte: “Yo le pediría al Presidente (Donald) Trump que se moderara, que dejara de estar atacando a México, que nos respete, que se está pasando de la raya. Nosotros vamos a respetarlo siempre, pero exigimos que haya una relación de respeto mutuo. No es posible que siga con su campaña en contra de los mexicano para ganar popularidad hacia el interior; eso es muy perverso”.

En el mismo día a Obrador le alcanzó para tener una reunión con los líderes de la defensa del voto, es decir, los encargados de supervisar el día de la elección, el cotejo de votos. Para esta gira se hizo acompañar de Marcelo Ebrard, ex jefe del Distrito Federal y recientemente nombrado coordinador Regional para la Defensa del Voto, así como por Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena y ex dirigente empresarial.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Con discurso”Amor y paz” busca atraer al sector económico.

 

Del circo de Anaya y Meade…

Andrés Manuel solo estuvo un día en la ciudad. A las 10 de la mañana, su reunión privada con los defensores del voto en las oficinas de Morena, en la Zona Río. Obrador caminó del Hotel Lucerna, donde se hospedó, hacia su encuentro; sin escoltas y sin mayor faramalla, anduvo con Jaime Bonilla y otros “personajes” del movimiento.

Una vez terminado el trayecto, atendió a medios de comunicación en una de las salas aledañas. Ahí Obrador intentó navegar con la bandera de no confrontación frente a las acusaciones sobre Ricardo Anaya, donde se le señala de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito y la defensa de éste, que es un perseguido del gobierno de la República en beneficio del abanderado del PRI, José Antonio Meade.

Unas horas antes de las declaraciones del fundador de Morena en Tijuana, Anaya se atrevió a amagar que de llegar a la presidencia y de “encontrar” irregularidades, metería a la cárcel a Enrique Peña Nieto.

López Obrador aseguró: “no vamos a caer en la provocación y les pedimos de manera respetuosa, hemos padecido a los dos, porque son iguales; es el PRIAN, que no nos engañen. Ahora tienen sus diferencias, se están peleando, pero son los mismo”.

Pero sí recordó que Anaya siempre fue un aliado de Peña Nieto: “este señor Anaya, debe de empezar por informar cuántas veces se ha reunido con Peña en los oscurito; que empiece con eso, que no salga ahora como si no conociera a Peña; se sacude, se quiere lavar las manos y aparece ahora como el paladín de las libertades y la limpieza, como el maestro limpio”, arremetió.

Sobre los actos de corrupción de los que Ricardo Anaya acusó al gobierno de Peña, Obrador concluyó: “cómo es que hasta ahora se da cuenta de la casa blanca, del caso de Odebrecht; por qué hasta ahora, si él aplaudía a Peña, aplaudía Meade, aprobó las llamadas Reformas Estructurales; aprobó la Reforma Energética. Dijo que iba a bajar los precios de las gasolinas si se aprobaba la Reforma Energética y ahora resulta que ya se pelearon; ya qué tiene que ver nuestro país y la gente con estos pleitos de cúpula, con estos pleitos de mafia… es más, yo ni debería de estar hablando de esto”.

 

AMLO seduce a empresarios en BC

 

Ante un AMLO al que calificaron como “cordial”, “diferente” e incluso

“congruente”, miembros del sector empresarial se mostraron conformes con los planteamientos que el candidato de Morena a la presidencia de México les hizo como parte de su visita a Tijuana, el lunes 5 de marzo.

“Yo no he escuchado una propuesta tan integral como la de él; de restablecer la zona libre e igualar el impuesto con San Diego, del 16 al 8 por ciento”, afirmó el dueño del Hotel Rosarito, Hugo Torres Chabert, quien ha sido alcalde del V Municipio por el Partido Revolucionario Institucional.

 Galicot, Ruiz, Torres e Inzunza entre los comensales.

El ex presidente del Consejo de Desarrollo de Tijuana, Humberto Inzunza, consideró oportunas las propuestas del precandidato, “desde el punto de vista económico”; aunque “lo más interesante que escuché fue que va a hacer una encuesta cada dos años para ver cómo va y si va mal, pues se va a ir”, comentó.

Sobre los planes que Andrés Manuel López Obrador compartió con el empresariado bajacaliforniano durante una comida celebrada en la Zona del Río; Marcelo Ebrard, quien funge como operador político del tabasqueño, refirió a ZOOM POLÍTICO que además del IVA, AMLO ofreció reducir el Impuesto Sobre la Renta, así como “los energéticos”; por otro lado detalló que está contemplando “proyectos de infraestructura, sobre todo en torno al agua, que es un problema gravísimo en esta región del país”; como ejemplo mencionó las “plantas de tratamiento” y “desaladoras”.

El ex jefe de gobierno capitalino destacó que el sector empresarial de Baja California tenga “una tradición plural muy notable” y que no sea “como en otras entidades, donde no puedes hablar con los empresarios”.

Rasgo que el empresariado mexicano no mostró para con AMLO, hace doce años en el marco de su primera candidatura a la Presidencia; habida cuenta del respaldo que el Consejo Coordinador Empresarial brindó a una “campaña de desprestigio” que el Partido Acción Nacional orquestó en contra del político de izquierda, a quien se le consideró ser “un peligro para México”.

A pregunta expresa, Marcelo Hinojosa, presidente de Canacintra Tijuana, sostuvo que en el marco del encuentro con empresarios, le tocó “escuchar a un López Obrador muy diferente al que hemos escuchado anteriormente”, agregando: “lo vi mucho más propositivo y receptivo, además a las propuestas que hicimos, como la que hicimos nosotros”. Sobre esa propuesta precisó que se trata de la Ley de Fomento a la Proveeduría para el Estado de Baja California (“ya aprobada”). A decir del entrevistado, López Obrador se comprometió a “darle todo el empuje” y que la idea es “convertirla en una ley federal”.

A su salida del encuentro, el abanderado de Morena, abordado por la prensa, opinó que “Baja California siempre se ha caracterizado porque son libres como el viento; actúan con mucho criterio”.

 

Externan sus impresiones

La comida con Andrés Manuel López Obrador, a la que se convocó a empresarios de Baja California, fue realizada en un salón del Hotel Lucerna con capacidad para 280 personas. De acuerdo con el operador político de AMLO, en el evento hubo “buena concurrencia” y estuvieron representados “todos los sectores, más o menos”.

El ex perredista calificó la reunión como “positiva”, considerando “la reacción y las preguntas” por parte de los concurrentes, así como las más de dos horas y media que duró.

Entre la asistencia se pudo apreciar a personajes que en su momento han figurado como afines a distintas fuerzas políticas, siendo estos los casos de Hugo Torres y Mario Escobedo, quienes se han conducido desde la trinchera priista. La lista de invitados también incluyó a Carolina Aubanel, ex aspirante independiente a la alcaldía de Tijuana.

Tras el encuentro, del que los concurrentes fueron saliendo esporádicamente, algunos de ellos opinaron sobre su experiencia con el abanderado de Morena:

José Galicot, fundador del proyecto bianual Tijuana Innovadora, definió el trato de AMLO para con los empresarios, como “cordial”; celebró que en reunión se hayan tratado “todos los temas abiertamente”. El emprendedor tijuanense calificó: “pienso que es un gran principio para el empresariado de Baja California el diálogo con él, fue un diálogo muy agradable”.

Guillermo Ruiz Hernández, el abogado tijuanense, aseguró que las propuestas económicas hechas por Obrador y Graciela Márquez Colín, quien es la propuesta para la Secretaría de Economía en el gobierno emanado de Morena, resultaron sumamente atractivas para empresarios y líderes en Baja California: “planteamientos en activar el mercado alimenticio interno, subsidiar a los productores, empujar las economías locales y las políticas de protección al medio ambiente, fueron muy bien recibidas”, aseguró.

Marcelo Hinojosa, líder local del sector industrial, expresó que se tuvo la oportunidad de contar en Tijuana con la presencia del precandidato “que va liderando en las encuestas”. Agregó que para la confederación que preside fue muy importante que el abanderado de Morena haya tomado en cuenta la ley de fomento a la proveeduría, impulsada por la Canacintra. Mencionó que por parte de la cámara de industria a nivel local se han mantenido pláticas con los demás precandidatos, pero que es “muy importante platicar” con AMLO.

Hugo Torres Chabert, ex alcalde priista rosaritense y dueño del Rosarito Beach Hotel, manifestó: “nos gustó especialmente el respaldo que (López Obrador) va a dar a la zona fronteriza a la economía y al salario”. Se dijo dispuesto a escuchar las propuestas de otros abanderados presidenciales.

Humberto Inzunza, ex presidente del CDT, asumió sobre los planteamientos del izquierdista: “convencernos, pues no sé, pero sí están interesantes los temas que trae” y sostuvo que sus propuestas se le “hacen congruentes con la realidad, con lo que se requiere”. Aclaró que aún no ha “escuchado” la oferta de los otros aspirantes.

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio