Sabotaje en el SITT debe investigarse como acto premeditado

Fotos: Cortesía.- Fotos: Cortesía / 40 camiones han sido vandalizados
 
Ezenario Lunes, 19 Febrero, 2018 12:00 PM

Con daños cuantificados en 6.3 millones de pesos, la infraestructura del Sistema Integral de Transporte de Tijuana -SITT- fue vandalizada por tercera ocasión en menos de un año:

“Alguien intenta detener la operación de sistema”, acusó Arturo Aguirre, secretario de la Empresa de Empresas, denominada SITT, S.A., quién precisó que al daño de las instalaciones se le suman las agresiones cometidas a los camiones que alimentan la Ruta Troncal, con una afectación económica tasada en casi un millón de pesos.

El secretario de Gobierno Municipal, Leopoldo Guerrero Díaz, consideró que el anuncio de que este año, el XXII Ayuntamiento echará a andar la Ruta 2 Santa Fe-Otay, “puso nerviosos” a quienes consideran lesionados sus intereses, “esa pudiera ser la causa de los daños”, dijo.

El funcionario consideró que con la proximidad de un arranque más funcional del SITT como sistema de transporte integral, “se pisan algunos callos, porque todo tipo de cambios que generan afectación a una parte, por lo que siempre habrá resistencia”; no obstante, a la ola de agresiones “se antepondrá el beneficio de la ciudad”, subrayó.

Del último atentado, el Ayuntamiento de Tijuana y la empresa encargada del recaudo, Soproes Baja, interpusieron una denuncia penal en la que, además de resarcir los daños causados, exigen que se indague quién planeó el acto de sabotaje.

 

Los hechos

 

El más reciente acto de vandalismo se registró la madrugada del 12 de febrero de 2018, cuando cuatro sujetos ingresaron a la terminal principal del SITT, ubicada en Bulevar Insurgentes, en la colonia La Campiña.

Lanzaron bombas Molotov a una de las oficinas del primer nivel, causando un incendio que afectó el equipo de recaudo, instalado por Soproes Baja, S.A. de C.V., daños cotizados en 753 mil 505 pesos por el apoderado de la empresa René Veytia Martínez.

Los daños al sistema de cómputo y equipo de monitoreo, puesto con recurso público, los peritos se valuaron en 5 millones 556 mil pesos.

Respecto a los delincuentes, se pudo saber a través de la investigación de las autoridades que la noche previa al acto de agresión Luis Javier Montija Góngora, de 33 años de edad, único detenido por el vandalismo, se había reunido en la colonia Pórticos de San Antonio con sujetos a los que identificó con los apodos “El Muerto” y  “El Chino Flores”, de repente este último se levantó y dijo: “Vamos a cobrar una deuda”.

Dicho esto, se subieron en un vehículo Toyota, color arena, y se dirigieron a una casa en la que se reunieron con otro sujeto apodado “El Paisa”, de donde “El Muerto” sacó una caja azul con botellas y un marro, objetos que, junto con una escalera, subió a la cajuela del carro, para posteriormente trasladarse a una fábrica -que no pudo ubicar-, refiriendo solo que había varias unidades tipo tráiler, donde estacionaron el vehículo para dirigirse al lugar en donde cometieron el delito.

La escalera en la que ascendieron al primer nivel de las oficinas del SITT la cargaron entre “El Chino Flores” y “El Paisa”, éste último sujetó el marro; después de eso, el detenido – que estaba intoxicado- dijo solo recordar que llegaron a unas oficinas con vidrios quebrados y a un policía que le decía que no se moviera.

La declaración del policía comercial de guardia, testigo de los hechos y los videos de seguridad, instalados en la terminal, complementaron lo que el detenido sostiene no recordar: en las grabaciones se observa a cuatro sujetos vertiendo líquido y luego llamas en el área del equipo de cómputo.

El policía comercial de guardia se dirigió al lugar de las explosiones y cuando estaba a la altura de los baños, vio a una persona escondida que al verse descubierto realizó dos detonaciones de arma de fuego y corrió gritando “vámonos, ya nos vieron”; entonces el agente observó que tres sujetos descendían de una escalera; dos de ellos emprendieron la huida hacia la calle Loreto, de la colonia Azteca, pero el tercero resbaló y cayó junto con la escalera, siendo detenido inmediatamente.

Por haber sido sorprendido en flagrancia delictiva, la Juez de Control, Fanny Martínez, determinó la prisión preventiva para el imputado, a quién se le inculpó como coautor de daños en propiedad ajena, agravado por incendio, y de delito de sabotaje en la terminal principal; además por haber proporcionado un nombre y dirección falsa al momento de su detención, imponiéndosele prisión preventiva como medida cautelar. La audiencia de vinculación a proceso del detenido se programó para el próximo lunes 19 de febrero.

Con la detención Luis Javier Montija, el gobierno municipal, la Empresa de Empresas y los representantes de Soproes Baja comentaron esperar que se determine qué intereses están detrás los actos vandálicos que desde 2017 registra el sistema de transporte denominado SITT.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio