“La Rana” y “El Nalgón” van por amparo

Foto: Archivo.- René Arzate García, "La Rana"
 
Edición Impresa Lunes, 12 Febrero, 2018 12:00 PM

René Arzate García, líder del Cártel de Sinaloa, tendrá que esperar a que un juez de la Ciudad de México decida si acepta la competencia que le fue declinada en un juicio de amparo contra una orden de detención provisional con fines de extradición. Manuel Arturo Villarreal Heredia “El Nalgón”, del Cártel Arellano Félix, detenido en California, lucha contra órdenes de aprehensión en México; posiblemente busca reducción de su condena y regresar al país

Presuntos capos de distintas facciones criminales, uno prófugo y otro preso, tramitan desde hace varios meses juicios de amparo en tribunales de Baja California y Jalisco, en busca de librar la acción de la justicia que pretende llamarles a cuentas por homicidios, delincuencia organizada y delitos contra la salud.

Uno de ellos es René Arzate García “La Rana”, del Cártel de Sinaloa en esta entidad, quien se encuentra libre, y el otro, Manuel Arturo Villarreal Heredia “El Nalgón”, del Cártel Arellano Félix, recluido en una cárcel federal en Estados Unidos. El primero pretende no ser detenido y extraditado al país del norte, mientras que el segundo espera obtener algún beneficio, su libertad y no tener problemas de órdenes de aprehensión a su regreso al país.

Así se desprende de los recorridos de ZETA por los Juzgados del país donde estos personajes han promovido acciones legales para procurar su impunidad.

 

“LA RANA”

En el caso de René Arzate, líder del Cártel de Sinaloa en Tijuana y la Zona Costa, tramitaba el juicio de garantías 482/2017 ante el Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo y Juicios Federales en Baja California. “Tramitaba”, porque hace unos días el juez solicitó a otro impartidor de justicia en Chihuahua, le auxilie para emitir la sentencia.

El juez federal de Tijuana alcanzó a desahogar la audiencia constitucional previa al dictado del fallo, pero luego justificó: “Sin que a la fecha la carga de trabajo de este órgano jurisdiccional haya permitido el dictado de la resolución correspondiente”. Así, el juicio de amparo de “La Rana” fue derivado al Juzgado de Distrito del Centro Auxiliar de la Sexta Región, con residencia en Chihuahua Capital.

A pesar que la demanda de Arzate fue presentada ante el Juzgado el 3 de abril de 2017, hasta ahora el juez chihuahuense consideró que la autoridad judicial que debe resolver el juicio es un Juzgado de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, pues allá radica el tribunal que habría dictado la orden de detención provisional con fines de extradición en contra del quejoso.

Aunque la demanda pretende combatir alguna posible orden de captura dictada contra “La Rana” en alguno de los Juzgados de procesos penales del país, por delitos cometidos en el territorio nacional, el acto reclamado más notorio es la posible orden de extradición a  Estados Unidos, cuyo dictado se atribuye al Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en Ciudad de México, con residencia en Reclusorio Norte. En la Unión Americana reclaman a Arzate García para procesarle por conspirar para introducir marihuana.

De hecho, fue en una ampliación de acto reclamado formulada en junio de 2017 cuando los abogados del prófugo se dieron cuenta de la orden de detención provisional y pidieron la protección de la justicia federal, señalando como autoridad responsable -además del Juez de Control y Oralidad capitalino- al titular de la Agencia de Investigación Criminal, al director general de Procedimientos Internacionales y al subprocurador jurídico y de Asuntos Internacionales, todos de la Procuraduría General de la República, con residencia en Ciudad de México.

Tanto René como su hermano Alfonso Arzate García “El Aquiles”, son señalados desde hace más de cuatro años como líderes del Cártel de Sinaloa en esta región. Controlan el trasiego de droga por mayoreo en Tijuana, Rosarito y Tecate, la cual reciben en aeronaves, lanchas y automotores, para introducirla a la Unión Americana. También se les responsabiliza de la alta violencia en Baja California en su disputa con los cárteles Arellano Félix (CAF) y Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Foto: Archivo.- Arturo Villareal, “El Nalgón”

En 2015, Estados Unidos ofreció una recompensa de 20 mil dólares a través del Buró Federal de Investigación (FBI) a quien o quienes proporcionen información que ayude a la localización y captura de “La Rana”, de quien señalan en su ficha pública: “Es sospechoso de coordinar y hacer cumplir operaciones violentas en nombre del cártel, para incluir múltiples asesinatos y secuestros. ‘La Rana’, junto con otras 117 personas, son encauzadas por su papel en las operaciones del Cártel de Sinaloa”.

El 25 de julio de 2014, el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de California, en San Diego, emitió una orden de arresto contra Arzate García, acusado federalmente de conspiración para importar marihuana.

Mientras sigue prófugo, René aguarda la decisión del tribunal federal de la Ciudad de México, sí acepta o no la competencia declinada a su favor, o el asunto regresa a Chihuahua, o quizá hasta Baja California, donde originalmente se conoció de la petición de garantías.

 

“EL NALGÓN”

También el presunto narcotraficante Manuel Arturo Villarreal Heredia “El Nalgón”, ex jefe de células del Cártel Arellano Félix, interpuso un juicio constitucional en el Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal en el Estado de Jalisco, a través de sus defensores. Lo curioso del asunto es que el personaje, brazo derecho del ex líder de la organización criminal, Javier Arellano Félix “El Tigrillo”, se encuentra preso y compurgando una sentencia de 30 años de prisión en una cárcel norteamericana.

En el juicio de amparo 740/2017, el imputado pidió desde el 8 de mayo de 2017 la protección judicial contra cualquier orden de aprehensión que pudiese existir en su perjuicio en los Juzgados de Procesos Penales Federales en Jalisco, Baja California, Ciudad de México y Estado de México, entre otros.

En sus informes justificados y con la respuesta de diversos jueces, abogados del “Nalgón” han ido corroborando la existencia de mandamientos judiciales de captura en Tijuana y en Toluca por delitos federales diversos, aunque algunas causas penales han cambiado de Juzgado por la desaparición o fusión de algunos de estos.

El Juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en Estado de México ya había emitido un informe en sentido afirmativo el 22 de diciembre de 2006 sobre la certeza de una orden de aprehensión contra Villarreal Heredia. También se contaba con el antecedente de una orden de captura emitida por el Juzgado Sexto de Distrito en el Estado de Baja California, según informe de 31 de enero de 2007.

Recientemente, a finales de septiembre de 2017, otro juez, el Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Baja California, informó al juez de amparo que se declaró incompetente para seguir conociendo de una causa penal contra Manuel Arturo y declinó la competencia a favor del Juzgado Primero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

Aún falta que diferentes jueces del país respondan con sus informes justificados, por lo que la cantidad de mandamientos judiciales pendientes contra “El Nalgón” es incierta.

En 2008, Manuel Arturo fue sentenciado a 30 años de cárcel por una Corte federal de San Diego. El tijuanense fue declarado culpable de traficar cientos de toneladas de drogas a Estados Unidos, ordenar algunos homicidios y pagar millones de dólares en sobornos a las autoridades.

En ese entonces, con 32 años de edad, “El Nalgón” también fue condenado a pagar una multa de 5 millones de dólares. Previamente se declaró culpable de operar una sociedad destinada a hacer inversiones para lavar dinero proveniente de la venta de drogas. Su patrón, Javier Arellano Félix, con quien se le detuvo, también se declaró culpable y fue sentenciado a cadena perpetua.

 


 

Ordenan atención médica para “El Ingeniero”

Un juez federal en la ciudad de Toluca, Estado de México, concedió un amparo al ex líder del Cártel Arellano Félix, Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero”, preso en el penal de máxima seguridad Altiplano en Almoloya de Juárez, para que reciba atención médica especializada y medicinas para su padecimiento de espalda.

El presunto narcotraficante presentó la demanda de garantías el 8 de diciembre de 2017 para reclamar -de la Dirección General del Centro Federal de Readaptación Social Número 1- falta de atención a sus problemas de salud y la restricción para que saliera de su estancia a realizar sus actividades deportivas en el patio de su dormitorio en horarios que la autoridad le tenía establecidos.

El juicio 1861/2017, tramitado por Juan Francisco Ríos Juárez, representante de Sánchez, se radicó en el Juzgado Quinto de Distrito en Materias de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, cuyo titular le concedió la suspensión de plano de todas aquellas prácticas que agravaran la prisión preventiva del quejoso.

A través del escrito firmado por él, “El Ingeniero” o “El Alineador” expresó que no obstante que gozaba en un horario de 12:00 a 1:00 pm para salir de su celda hacia el patio como parte de su esparcimiento, descanso, estiramiento y ejercicio, las autoridades del penal federal no le permitían salir, permaneciendo encerrado las 24 horas.

En cuanto a la atención médica, Fernando Sánchez Arellano aseguró padecer lumbalgia desde la fecha de su detención en junio de 2014, y el área médica tanto del penal del Altiplano, como del Centro Federal de Readaptación Social Número 13 Oaxaca, donde estuvo recluido entre septiembre de 2015 y principios de 2017, se negaban a atenderle.

Previo a resolver el amparo solicitado, el juez ordenó al director y jefes de la áreas involucradas en el reclusorio, atender de inmediato al interno y brindarle la atención médica especializada en el área quiropráctica al alcance y posibilidades del centro penitenciario y, en su caso, proporcionarle los medicamentos necesarios, ubicándolo en el área que corresponda; asimismo se abstengan realizar tratos crueles e inhumanos o cualquier otro acto prohibido por el Artículo 22 Constitucional.

Durante el trámite del juicio constitucional, el área médica hizo llegar el expediente clínico del recluso. Entre otras enfermedades figuran la lumbalgia crónica postraumática aguda, insomnio y estreñimiento. Por lo anterior y con fines de rehabilitación, Fernando Sánchez tenía autorizadas dos salidas a la semana al patio, independientemente de su hora diaria de sol.

Finalmente, tras mes y medio de trámites, el juez sobreseyó el reclamo de salida a patio, debido a que la autoridad carcelaria negó el hecho y el quejoso no pudo probar su dicho; mientras que, por lo que ve a la desatención de su salud, le fue concedido el amparo y protección de la justicia federal.

El fallo favorable a Sánchez Arellano destaca que se le concede el amparo para efectos de que los funcionarios correspondientes del Cefereso Número 1 “ordenen la atención médica continuada del quejoso con los especialistas en traumatología, a fin de sanar su padecimiento relativo a la lumbalgia crónica diagnosticada por el médico de guardia de ese centro penitenciario, de conformidad con las indicaciones previamente determinadas por el médico especialista”.

El juez agregó en la sentencia protectora: “En el entendido de que ello implica la atención global, el suministro de medicamentos apropiados y atender la sugerencia del médico especialista respecto a la rehabilitación del quejoso y los horarios en que debe salir al patio a realizar los ejercicios fijados”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio