Vecinos de Otay Las Plazas denuncian venta de área deportiva

Foto: Ramon T. Blanco V.- Campo deportivo invadido con material y maquinaria
 
Ezenario Lunes, 1 Enero, 2018 12:30 PM

Residentes del Fraccionamiento Otay Las Plazas denunciaron a ZETA, la venta por parte del Instituto para el Desarrollo Inmobiliario y de la Vivienda para el Estado de Baja California (Indivi) de un campo deportivo con superficie de cuatro mil 686 metros cuadrados, al que los vecinos, así como habitantes de otras colonias cercanas, siempre han tenido libre acceso.

Comentan que desde hace tres semanas, maquinaria comenzó a ingresar a dicho predio para acondicionar el mismo para la construcción de lo que se han enterado, será un centro de alto rendimiento para la búsqueda de talento infantil en béisbol, instalaciones a las que los vecinos ya no podrán acceder y que, por lo tanto, no les beneficiará en nada, al contrario, les perjudicará la presencia de personas ajenas al fraccionamiento, aunado al daño que los vehículos pesados está ocasionando al pavimento.

Los afectados entregaron a ZETA, copias del contrato donde Promotora del Desarrollo Urbano de Tijuana S.A. de C.V., -Produtsa-, dependiente de Indivi, vendió el predio a la empresa Aire Tec de México, S. de R.L. de C.V., representada por David González Camacho.

Denunciaron que la venta no solo fue irregular, sino que ésta fue efectuada a un precio muy bajo, cobrando Produtsa entre 500 a mil 650 pesos por metro cuadrado de los cuatro predios que integran el campo deportivo, quedando la compraventa en un precio total de seis millones 489 mil 816 pesos y en facilidades, exigiéndose un pago inicial de poco más de dos millones 500 mil pesos y 36 mensualidades de 118 mil pesos.

El tema resulta de gran importancia para los vecinos, ya que afirman, ellos mismos aportaron recursos económicos, material y mano de obra para la construcción de las canchas de fútbol y básquetbol en el predio, así como una caseta policial, en conjunto con lo que fuera el Instituto de la Juventud y del Deporte de Baja California, en 1991.

Los afectados señalaron que en 1999 ya tuvieron que defender este espacio, en ese entonces vendido también a través de Produtsa a la constructora Rotter S.A. de C.V., la cual pretendía construir más conjuntos habitacionales, fracasando en este intento debido a la oposición de los vecinos.

Señalan que tras esto, se reconoció el predio como un área publica y que así está considerada en los planos originales de la colonia; no obstante, hay algunos vecinos que afirman que el predio siempre fue propiedad del gobierno del Estado, pero que el mismo fue entregado a los vecinos en comodato.

Respondiendo a la solicitud de información de ZETA, Indivi manifestó que los terrenos, propiedad de Produtsa, fueron vendidos a “una fundación constituida que tiene como objeto social, el fomento al deporte y pretende construir una academia de béisbol de alto rendimiento para la preparación de jóvenes talentos”, alegando además que el área verde y canchas que corresponden a la colonia, se encuentran fuera del polígono enajenado.

El informe añade que, “previo a llevar a cabo esta venta, se realizó acercamientos con los vecinos de la colonia Otay Las Plazas para presentarles el proyecto, manifestando la gran mayoría su aprobación”, señalándose además que la construcción será de beneficio para la colonia, al impedir la entrada a la misma de personas ajenas a este fraccionamiento, quienes incurrían en esto a través de dichos predios.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio