Morena en busca de candidatos


 
Cartaz Lunes, 25 Septiembre, 2017 12:00 PM

Es dominio de la opinión pública las elecciones de 2018, donde cada líder de partido tratará de elaborar el mejor plan de ataque (perdón, de campaña), mediante el cual conservarán las posiciones ganadas tanto en la presidencia de la República, como en las dos cámaras; así como las gubernaturas de las diferentes entidades federativas. Ya después de ganadas, en estas últimas, vendrá de nuevo la lucha de los partidos para contender por los municipios y así sucesivamente hasta llegar a la “mini cámara”, que son los regidores.

En fin, ojalá y ahora traigan nuevos proyectos; pero, por lo que se ve, desde el principio, todo movimiento parece ser una burda copia de todas las campañas anteriores, o sea, “el recalentado”.

Ahorita, como ya lo mencioné, todos los dirigentes de los partidos quieren ganar terreno a costa de lo que sea. En este caso, por ahí se escucha que en Tijuana, el partido de Morena anda ya en busca de elementos que garanticen el triunfo. Aquí me permitiré externar mi punto de vista al respecto, refiriéndome a que si algo tiene que cuidar el partido de Morena es no incurrir en los errores de los demás partidos que por años han cometido. Hablo de, cuando de campañas se trata, los dirigentes no buscan en sus elementos, calidad ni conocimientos y mucho menos experiencia, sino ¡POPULARIDAD!, que de alguna manera hayan sido personajes públicos con cierto grado de fama, sea en el medio que sea.

Como ejemplo, tenemos a algunos del medio artístico que en años pasados fueron elegidos para ocupar un curul en cualquiera de las dos cámaras de diputados y senadores, de los cuales, la gran mayoría son “plurinominales”.

Esto de buscar personajes públicos no es nada nuevo. Desde hace algunos años, casi todos los partidos lo hacen, ya que, lo que les interesa a los dirigentes no es que tengan capacidad (porque entre menos sepan mejor) para desempeñar una actividad de gran responsabilidad, como lo es el medio legislativo, donde las decisiones para abrogar, derogar o crear leyes no son actividades que cualquiera puede desempeñar; sino de sonreír y verse bien.

Recapitulando en lo expresado respecto a la búsqueda de elementos que garanticen el triunfo de la elección, me refiero a tantos y tantos personajes que a través de su vida han logrado resaltar en diferentes ámbitos, como lo son el medio artístico, deportivo y otras ramas más. Aquí, algunos de ellos: Silvia Pinal, Ignacio López Tarzo, Julio Alemán, Ana Guevara; Cuauhtémoc Blanco, La Chula, Yaqui Nava, Carmen Salinas y creo que incluso, un payaso de nombre “Platanito”. Este último, creo que no logró su propósito y si no lo logró, fue porque era independiente, considero que si hubiera sido postulado por algún partido, hubiera ganado.

Con respeto y reconocimiento en lo personal, a las actividades en las cuales cada uno de ellos logró resaltar a través del tiempo, aun así, me resulta difícil creer que tengan la capacidad de legislar con efectividad, con razonamiento y equidad, ya que son personas que obtuvieron triunfos en su medio, pero muy diferente es representar al pueblo ocupando un lugar donde se ventilan temas de gran importancia y que requieren del dominio y conocimiento de las leyes.

Reitero, el partido de Morena no debe caer en el mismo error de los demás partidos, quienes solamente buscan que el elegido sea popular (porque la popularidad jala votantes), aunque no tenga la preparación académica, ni la experiencia para ocupar un puesto político, ni para participar de manera activa con iniciativas de ley en beneficio de la ciudadanía, sin distinción de colores de partido.

En lugar de andar buscando elementos populares, como el del boxeador “Terrible Morales” (que no sé si sea cierto o solo sea un rumor), deberían de invitar a alguien de la iniciativa privada, a algún ciudadano de probada honradez, a un exitoso empresario cuyas experiencias laborales y preparación académica sean su carta de presentación, ¡pero, sobre todo, que conozca de leyes!, que demuestre que es un elemento capaz de luchar por los más desprotegidos, por los que no se atreven a hablar y no que sea otro que solamente sabe levantar el dedo para aprobar o desaprobar lo que sus dirigentes le piden.

Mi reconocimiento y respeto a este personaje del boxeo, el cual sostuvo sangrientos e interesantes enfrentamientos con otros de su mismo calado, resaltando sus confrontaciones con otro elemento no menos reconocido, como lo fue Marco Antonio Barrera, quien ya forma parte del Salón de la Fama; los cuales merecen toda mi admiración y respeto. Al parecer, ya alguien con anterioridad le dio chamba en el Ayuntamiento de Tijuana al frente de deportes y tengo entendido que no terminó su periodo por motivos que desconozco. En fin, así las cosas, pero considero que aquí aplica el tan conocido refrán: “Zapatero a tus zapatos”.

Es verdad que el Señor Andrés Manuel López Obrador y el Ingeniero Jaime Bonilla tienen un gran paquete encima, no por el tipo de adversario que en corto tiempo enfrentarán, sino porque lo harán frente al sistema que durante muchos años ha despachado en el gobierno de México y que por lo mismo, considero que por ese privilegio no van a soltarlo tan fácilmente, y por qué no decirlo, si de argucias se trata, estos se las saben de todas, todas.

Esto obliga a los dirigentes y simpatizantes del partido Morena a tomar todas las precauciones y medidas pertinentes, previas a las elecciones, para estar preparados para enfrentarse con éxito a estos ejércitos de políticos, que en sus recientes acciones, demuestran el tamaño del miedo, haciendo alianzas con partidos que entre ellos, antes no se podían ver ni en pintura.

 

Alfredo Flores Zamora

Correo: ocretle54@hotmail.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio