Trump: el peor escenario para México

FOTOS: Jorge Dueñes / internet
 
Edición Impresa Lunes, 14 Noviembre, 2016 12:03 PM

Tanto en política interior como en relaciones exteriores, expertos advierten un periodo “complicado” con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos en enero. Coinciden en que corresponde al gobierno mexicano presentar un plan para hacer frente a la agenda “dura y agresiva” del republicano, con acciones de defensa de la economía mexicana. “No es momento de andar con sutilezas”, señala el investigador Ernesto Carmona

 

El voto de la clase media blanca, el sector obrero y trabajador, sin estudios superiores, albergada principalmente en áreas rurales o industriales, fue lo que convirtió a Donald Trump en el cuadragésimo quinto Presidente de los Estados Unidos.

Con 290 votos electorales contra 228 de Hillary Clinton, el magnate consiguió la Presidencia para el periodo 2016-2020. Esto a pesar de que el voto popular favoreció a la ex secretaria de Estado con 60 millones 266 mil 877 de sufragios, una diferencia mínima del 0.5 por ciento sobre Trump, que llegó a los 59 millones 928 mil 904 votos.

También el abstencionismo jugó un factor decisivo en el triunfo republicano. Al revisar las cifras del Colegio Electoral de los Estados Unidos, Trump obtuvo 2 millones 686 mil 502 votos menos que Barack Obama en 2012, e incluso superó solo por 786 mil 900 votos al candidato republicano perdedor de esa contienda, Mitt Romney.

Cuatro analistas compartieron con ZETA sus lecturas sobre los resultados del martes 8 de noviembre, así como sus implicaciones dentro y fuera de la Unión Americana, específicamente en las relaciones binacionales con México, país al que Trump convirtió en uno de los principales blancos de sus ataques durante su campaña.

Pocos latinos acudieron a las urnas

Pocos latinos acudieron a las urnas

Entrevistados por separado, compartieron su preocupación del endurecimiento de la política interna en Estados Unidos, la complicación de su relación con México, así como una persecución racial y un empoderamiento de grupos supremacistas.

También coincidieron en decir que el gobierno mexicano requiere un plan ante los posibles efectos negativos, en materia migratoria, económica y de especulación de la moneda, una vez que el magnate y estrella de programas de televisión llegue a la Casa Blanca, el 20 de enero de 2017.

Lo hará, además, acompañado de una mayoría tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes. En el primero contará con 51 legisladores republicanos contra 48 demócratas, en la segunda con 238 representantes republicanos contra 193 demócratas. También le corresponderá nominar a un magistrado para la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

El disfraz de Trump como “anti sistema”

Según el doctor en Ciencias Políticas y Sociales, Ernesto Carmona Gómez, Trump incorporó elementos del discurso del precandidato demócrata Bernie Sanders a su agenda como candidato, respecto a las condiciones de los trabajadores estadounidenses y en contra de los Tratados de Libre Comercio.

“Al inicio de la campaña de Donald Trump, su agenda era racista y anti migrante, pero al salir Bernie de la contienda, él toma estas banderas y representa el discurso anti efectos de libre comercio, la deslocalización de las empresas que se van a otros países como el nuestro y que, para la clase trabajadora norteamericana, implica perder empleos”, señaló.

De esta forma, el republicano “logró desalentar el voto de los demócratas, sobre todo de quienes siguieron a Bernie Sanders y no quisieron votar por Hillary porque estaban en contra de ella”, añadió.

Comunidades deportadas, en la espera de resultados  electorales desde Tijuana

Comunidades deportadas, en la espera de resultados electorales desde Tijuana

El análisis de Carmona Gómez se basa, además, en cómo Trump ganó en los Estados donde Sanders resultó ganador en las elecciones primarias, como Michigan y Wisconsin.

 

… y el resentimiento contra Hillary

En gran parte, comparte el asesor y consultor, esta faceta de la campaña de Trump se basó en señalar a su rival, Hillary Clinton, “como una mentirosa, corrupta y representante de Wall Street, de los grandes intereses económicos del mundo”.

Para el investigador, la demócrata “era una candidata muy hecha, entrenada, preparada, ha vivido prácticamente toda su vida dentro del sistema político, sabe cómo se mueve, actúa como se espera que actúe un político, ensaya sus discursos”.

En lugar de beneficiarla, este estricto apego al molde de un político tradicional, afectó a la ex secretaria de Estado, ya que “el terreno en que se estaba decidiendo esta elección, era justamente una crítica al sistema”, asegura el experto.

“Trump se presenta como el candidato anti sistema, es un candidato espontáneo, que comete tonterías, pero que se muestra fuerte y que parece más humano. Finalmente, hace contacto con una parte del electorado americano”, comparte.

Fue así como la población que “desde 2008 no ha podido recuperar su estilo de vida, sus trabajos, sus ingresos, llega a la conclusión de que, si el sistema no sirve, hay que elegir a alguien fuera de ese sistema, y ahí fue donde ganó Trump”.

El doctor Carmona Gómez plantea como un error del Partido Demócrata, confiar en que la clase obrera y trabajadores de distritos industriales históricamente afines con su ideología, saldrían a votar.

“Sabían que estaban enojados con la elección de Hillary y su agenda pro libre comercio, pero solo se apostó desde la campaña demócrata a pensar que tendrían que votar por ella y no se le dio respuesta a lo que estaban presentado como inconformidad”.

Además, la ex primera dama quedó muy debajo de las cifras alcanzadas por Barack Obama entre el voto latino y afroamericano.

 

Menos cooperación entre México y EU: Andrew Selee

Andrew Selee, vicepresidente ejecutivo del Instituto México del Centro Internacional para Académicos Woodrow Wilson, en Washington, D.C., plantea como posible escenario entre México y Estados Unidos, “una relación más complicada que antes, que rompe con una historia reciente de compromiso con la cooperación”.

Para el académico, con amplia trayectoria en temas migratorios en la frontera entre estos dos países, esto no implica que la relación se vuelva más hostil. “Cuando Trump fue a México a ver a Peña, no fue tan severo en sus declaraciones, pero luego fue a Arizona y dijo lo contrario. Eso es un poco de lo que hace Trump, juega con los dos lados y eso va a dañar la relación bilateral”.

Sin embargo, para Selee, la próxima administración estadounidense reforzará la cuestión migratoria. “Hoy dijo que sus tres prioridades son inmigración, trabajo y salud, así que pueden volver las redadas y las deportaciones masivas que irían a afectar, precisamente, a la frontera”.

Creció el índice de abstencionismo electoral

Creció el índice de abstencionismo electoral

No obstante, el fundador del Instituto México, que a su vez forma parte del Instituto Smithsoniano, considera que Trump ha demostrado señales mucho más demoradas y sobrias en sus primeras apariciones públicas como Presidente electo que como candidato.

“Estados Unidos es un país grande y muy institucionalizado, eso conlleva a que el Presidente tiene márgenes muy limitados para cambiar las políticas drásticamente. Sí puede cambiarlas, pero hay un rango de posibilidades bastante limitado para cualquier jefe de Estado, ya sea para bien o para mal”, opinó.

 

Gobierno mexicano debe preparar un plan de contingencia

Tanto para el académico Ernesto Carmona Gómez como para el investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF), Víctor Alejandro Espinoza Valle, el gobierno mexicano debe emitir no solo una postura, sino presentar un plan para proteger la economía nacional, en caso de que la relación con Estados Unidos se endurezca.

“En la conferencia de prensa que presentaron las autoridades económicas del país, pareció que no sabían qué hacer o decir. Eso es desalentador porque se puede traducir en una mayor inestabilidad económica. No es el momento para andar con sutilezas”, opinó Carmona Gómez.

Continuó: “México tiene que tener un plan para todas las eventualidades negativas que representa la llegada de Trump al poder. No seamos ingenuos al pensar que no va a llevar adelante su agenda dura y agresiva como lo prometió. Hay que prepararnos para el peor escenario”.

Si bien, las primeras afectaciones fueron en un plano económico debido a la caída del peso, el investigador considera que México debe preparar además un plan migratorio en caso de que se ejerza un mayor control en las fronteras.

En específico, para brindar atención y ejercer programas de apoyos a la oleada migratoria que no pueda cruzar a Estados Unidos, así como para reducir la presión sobre el mercado laboral si es que mexicanos son repatriados a este país.

Por su parte, Víctor Alejandro Espinoza, investigador del Departamento de Estudios de Administración Pública, consideró: “Debemos exigirle al gobierno mexicano, una posición clara y muy explícita respecto a los probables efectos de la llegada de Donald Trump en enero, que ayude a aliviar la especulación”.

Coincidió en la conformación de un “plan para hacerle frente a los múltiples aspectos que vienen, como el Tratado de Libre Comercio, la relación bilateral, el tema de la migración, de la frontera, del muro y otros que nos permitan proteger la economía nacional”.

De acuerdo con Ernesto Carmona Gómez, especialista en temas de América del Norte, una de las primeras acciones del magnate republicano podría ser atacar la estructura del libre comercio.

“Lo mismo va a pasar con la Alianza Transpacífico, a desmantelar y cerrar puertas selectivamente con los socios que Estados Unidos tiene y que, a su parecer, están sacando más ventaja de lo que Estados Unidos obtiene de esas relaciones, así que muy probablemente serán México y China”.

Ni el voto popular salvó a Hillary

Ni el voto popular salvó a Hillary

En el resto de Latinoamérica, añadió el doctor Víctor Alejandro Espinoza Valle, el principal rompimiento que se vislumbra es el reciente acercamiento que Obama había conseguido con Cuba.

“Sobre todo porque la comunidad cubana en Florida, le ganó ayudar los 29 asientos de Florida y habrá una comunidad radical que pida cuentas en ese sentido. También va a ser abandonada la posibilidad de desmantelar la base militar de Guantánamo”, advirtió.

 

La organización social como defensa

Para Espinoza Valle, “el discurso xenófobo y racista, de haber achacado gran parte de los problemas como el desempleo, la violencia y la drogadicción que padece Estados Unidos a los inmigrantes, está muy presente para el electorado blanco del centro del país, que fue su soporte”.

Por lo tanto, el académico observa que tal electorado exigirá la continuidad de ese discurso a Trump: “Me temo que tiene compromisos fuertes con sectores radicales y que por más que quisiera mantener una política un poco más conciliadora para todos los norteamericanos, va a tener sus efectos”.

Entre quienes apoyan esta postura supremacista, se encuentra una población mayormente blanca, que vive en la marginalidad, con poca educación y empleos precarios, “que compran el discurso que los de fuera vienen y les ganan los mejores empleos, que no tienen oportunidades por los migrantes”.

Las implicaciones del empoderamiento de este sector, es precisamente “que puedan surgir brotes de estos supremacistas que se sienten protegidos por un gobierno que los comprende, entonces, se sienten envalentonados para agredir a los afroamericanos, latinos, asiáticos y árabes”.

En el mismo plano, opina el analista Ernesto Carmona Gómez: “Trump no adoptó este discurso solo como una función electoral, tiene un sentido más económico. La idea es perseguir a los migrantes, ponerlos en la clandestinidad para presionar el precio de la mano de obra y la dinámica del mercado laboral hacia la baja”.

También considera que estas asociaciones racistas y neonazis pueden servir como un grupo de choque al servicio de Trump para perseguir y criminalizar a los migrantes, hacerlos sentir temerosos de salir a las calles.

Trum recuperó estados clave para el Partido Republicano

Trum recuperó estados clave para el Partido Republicano

Sin embargo, el analista confía en la participación de organizaciones sociales para “evitar que desmantele el entramado institucional del estado de bienestar que ha estado construyendo Obama”.

El activista pro migrante Pedro Ríos, del Comité de Amigos Americanos en San Diego, California, también considera que la herramienta de la participación social ayudará a aminorar los efectos negativos de la presidencia de Trump para grupos vulnerables como la comunidad migrante.

“Trump inició su campaña despreciando a los migrantes mexicanos, para nuestra comunidad, el hecho de que quedó como Presidente electo, representa un rechazo a la población mexicana que está de este lado de la frontera”, planteó.

No obstante, aseguró que la organización que representa estará “trabajando con esta población para que conozcan sus derechos, se organicen y sean quienes presenten las propuestas y llevan la batuta en cualquier movilización o acción para expresar su rechazo a las políticas que les estén afectando. Tenemos dos meses de seguir analizando las propuestas de la nueva administración”.

Entre las primeras acciones que realiza el Comité de Amigos Americanos, está la revisión del Plan de 100 Días de Trump, el cual contempla eliminar toda orden ejecutiva promovida por Barack Obama, sin aprobación del Congreso.

“Esto incluye el programa de Acción Diferida que ha ayudado a 700 mil jóvenes que ingresaron a Estados Unidos, como menores indocumentados, a encontrar un trabajo legal. Al anular ese proyecto, las personas quedan en riesgo de ser blanco de deportación porque toda su información es conocida por el gobierno”, explicó el activista.

La comunidad mexicana en Estados Unidos, preocupada por el discurso de odio

La comunidad mexicana en Estados Unidos, preocupada por el discurso de odio

Tanto en su discurso de aceptación de la Presidencia como en su encuentro con Obama, Donald Trump se ha mostrado neutro en sus discursos, al llamar a la unión y al trabajo en equipo entre grupos diversos.

Sin lanzar insultos, por el contrario, reconociendo el trabajo tanto de Hillary Clinton como del actual mandatario, el republicano parece un hombre diferente al que encabezó una campaña misógina, racista, intolerante y pensada para enardecer el orgullo americano pensado exclusivamente para la comunidad blanca, heterosexual y religiosa.

Esto no impide que algunos analistas reserven sus expectativas respecto al próximo Presidente. En palabras de Ernesto Carmona Gómez, “Trump puede decir una cosa hoy y mañana hacer otra, nos lo demostró durante toda la campaña”.


 

En México urge reactivar consumo interno

El escenario a corto plazo para México es adverso. Luego de que Donald Trump ganó la Presidencia de Estados Unidos, la desconfianza en la economía nacional se acentuó con la salida de capitales, lo que afectará el crecimiento del país al cierre de 2016.

Esto pone en evidencia que el modelo de Enrique Peña Nieto ha fallado, al no centrarse en el fortalecimiento del mercado interno con la generación de incentivos para las empresas que a su vez generen empleos bien remunerados.

“La postura de México debe ser de apostarle al mercado interno y dejar de ser tan dependiente de Estados Unidos”, dijo a ZETA el abogado fiscalista Jorge Pickett.

Y es que el escenario para el país es de incertidumbre. Habría que recordar que como candidato, Trump habló de la posibilidad de tener un cambio en la política comercial donde consideró la posibilidad de la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) o la aplicación de aranceles a los productos mexicanos que ingresen al país vecino.

Para el ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Tijuana, Juan Manuel Hernández Niebla, el entorno inmediato ante los resultados electorales del martes 8 de noviembre son ciertamente preocupantes.

“Vimos cómo se está devaluando el peso. La confianza de los inversionistas va a caer gradualmente  y habrá que esperar a ver qué pasa con la inversión extranjera. Con todos los proyectos que se habían detenido como parte del efecto Trump, que van a entrar con la inquietud, si se va a renegociar el Tratado de Libre Comercio y si va a poner barreras arancelarias y no arancelarias para las exportaciones mexicanas”.

Por otro lado, el especialista recordó la actitud pasiva por parte del Gobierno Federal ante el escenario que se presenta, donde el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña y el titular del Banco de México, Agustín Carstens Carstens, salieron a calmar los mercados con el argumento de que la economía nacional tiene “la fortaleza suficiente” para hacer frente a la volatilidad que traiga el gane de Donald Trump. Pero nada más.

“Contrario a lo que declararon el secretario de Hacienda y el secretario del Banco de México, no creo que la economía esté blindada contra este tipo de escenario, cuando los diagnósticos ya se tienen: un crecimiento muy grande en la deuda pública, la salida de las reservas internacionales como lo hemos venido experimentando en 2016… la capacidad de ambas instituciones está seriamente limitada. En un principio hablaron de una estrategia, pero creo que no existe, pues vimos cómo el Banco de México incrementó las tasas de interés previo a que todo esto sucediera”, concretó Pickett.

Por otro lado, abundó que la Secretaría de Hacienda trae retos importantes con la baja del petróleo, con el déficit en finanzas públicas, lo que calificó como preocupante.

En torno al tema de las remesas, aseguró no ver nada hasta que el magnate asuma el cargo en enero próximo, cuando tendría que hacer regulaciones especiales, si verdaderamente iniciará una campaña contra los trabajadores, pero existe la preocupación una vez que entre al poder.

Por su parte, el economista José Luis Contreras Valenzuela expresó que ya es tiempo que los responsables de la política mexicana empiecen a pensar en el mercado interno, ya que se ha insistido en ello desde hace varios años.

“Debemos incentivarlo, no podemos estar pendiente de cuál es la coyuntura norteamericana para colgarnos de ella; porque nosotros traemos un mercado potencial muy grande que hemos desaprovechado. Seguimos haciendo más grande la dependencia del mercado norteamericano”, consideró.

Dicha dependencia la calificó como el gran error de la actual política pública del país, al no definir un proyecto desarrollo industrial apoyado en el mercado interno.

Abundó que se piensa remotamente en las Zonas Económicas Estratégicas del sureste,  pero por otro lado, se golpea a la zona económica fronteriza que ya se tenía y que estaba siendo punta de lanza para apuntalar al mercado de las exportaciones.

 

La depreciación

Cuando candidato, Donald Trump hizo diversas promesas contra México referentes a cómo condicionar las remesas, revisar el Tratado de  Libre Comercio, aplicar impuestos a las importaciones, llevar a cabo deportaciones masivas, además de construir un muro.

Para el presidente de la Asociación de Casas de Cambio, Carlos Leos, una cosa es la estrategia política de llegar a un mercado de 50 millones de personas que perdieron su casa en 2008 por la crisis inmobiliaria más importante a nivel global de la época moderna o que se quedaron sin trabajo o pagan más impuesto, con lo que había un mercado potencial de votantes.

“Ahora como Presidente  tiene que generar consensos. No porque tenga mayoría en la Cámara quiere decir que le van a decir a todo que sí. Aunque breve, en el mensaje de anoche vi un Trump más ubicado, conciliador, convocando a la unidad de la nación, a hacer un país grande y sanar herida. Ese solo discurso levantó los mercados asiáticos que habían amanecido noqueados y el peso recuperó el 10 por ciento unos minutos después, y se sigue recuperando. Nosotros vamos a tener una recuperación paulatinamente, no llegamos a los 25 pesos por unidad”, acotó Leos.  Francisco Navarro Fausto


 

Ante indecisión del Gobierno Federal, el peso y la Bolsa se hunden

La indecisión de la administración de Enrique Peña Nieto de presentar de inmediato un plan emergente  ante el triunfo de Donald Trump en la Presidencia de Estados Unidos, por lo pronto le costó a la moneda mexicana un nuevo descalabro. La moneda nacional se hundió igual que la Bolsa Mexicana, cayendo -4.04% el jueves 10 de noviembre.

En concreto, el peso se ubicó como la moneda con el peor desempeño en el mundo. Al mediodía se ofertó hasta en 20.93 pesos, tres centavos más que al inicio de la jornada y al concluir llegó a 21 pesos.

La divisa mexicana se depreció 2.8% frente al dólar. Al mayoreo se vendió en 20.4812 pesos. La madrugada del miércoles 9 alcanzaría el máximo de 20.70 por unidad.

Tan solo en dos sesiones y tras las elecciones americanas, la moneda azteca acumuló una devaluación de 11%.

Al inicio de la sesión, la Bolsa Mexicana de Valores habría registrado marginales ganancias de 0.16%, una hora después perdió 1.04%.

En el marco del 55 Aniversario de CETYS Universidad, José Ángel Gurría, secretario de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y Alan Bersin, del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, .abordaron el tema  “Cooperación Internacional en el Desarrollo Económico Mundial: Reflexiones e Implicaciones”.
Recién celebradas las elecciones en la Unión Americana, el moderador dijo que era inevitable hablar del tema y preguntó a los ponentes las implicaciones de la elección presidencial norteamericana en México.

El primero en responder fue Bersin, quien expresó que si bien no podía discutir la elección o la política, aceptó que la frontera está conformada por la región CaliBaja con una dependencia mutua en la economía, el volumen del comercio y enlace social entre Baja California y California. Son hechos en la actualidad que se viven. “Esos lazos son irrevocables, nadie podría romperlos”, subrayó.
Por su parte, Gurría externó que entre los discursos de  campaña y acciones de gobierno hay una importante distancia de la realidad: “Llamaría a la ecuanimidad, calma y paciencia para que se vayan concentrando las modalidades con las cuales van a entregar la propuestas de reformas”, y agregó que se debe ir fortaleciendo la relación  bilateral.
Abundó que existen una serie de elementos formales legales, así como de interés de los inversionistas financieros de empresarios de ambos países que matizarán las acciones, haciéndolas más conducentes y consistentes en el marco de la integración.
Por último, consideró que ante el resultado, el país debe reforzarse con la aplicación de reformas y unidad interna, ya que mientras más grande sea la amenaza, mayor debe ser el llamado a la unidad.
“Solo así se enfrentarán las amenazas o retos”, puntualizó el funcionario de la OCDE, en tanto,  en la realidad inmediata el valor del peso frente al dólar se perdía. Francisco Navarro Fausto


 

Se multiplican las protestas

A lo largo de la noche, manifestantes salieron a las calles en 25 ciudades de Estados Unidos para protestar por el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

Con consignas como “No es mi Presidente”, la mayoría de los protestantes comenzaron con expresiones pacíficas, sin embargo, en Oakland, California, terminaron quemando 40 casas y negocios al arrojar basura en llamas; en Berkeley San High, en San Francisco, mil 500 estudiantes abandonaron las aulas y otros mil más de distintas escuelas dejaron las clases para reunirse en el Centro Cívico, y en Los Ángeles, 28 personas fueron arrestadas por correr hacia el Freeway 101, después de marchas en las que mayormente participaron estudiantes de UCLA y USC.

La tarde del jueves 10, más de 200 opositores a Trump marcharon desde Union Square hasta Washington Square Park en Manhattan, Nueva York, mientras que alrededor de 5 mil personas -entre las cuales figuró la cantante Lady Gaga- amanecieron frente a la Torre Trump expresando su rechazo.

En Washington, los indignados coreaban la frase “No Trump, no KKK, no fascista USA”, en Chicago las pancartas rezaban “No puedo creer que aún tendré que luchar por los derechos civiles”.

Y así la escena se repitió, dejando en claro que al igual que con el voto se demostró claramente una preferencia por los planteamientos de Trump, existe un sentimiento contrariado en una nación más que polarizada que no será nada fácil gobernar.

En su mayoría los que salieron a expresar su opinión en sentido negativo al empresario convertido en líder republicano, dijeron a la prensa norteamericana temer que la xenofobia, el odio y la intolerancia afloren desde la Casa Blanca a partir de enero de 2017.

Al otro extremo, quienes apoyan a Trump también se reunieron frente a la Torre Trump en la “Gran Manzana”, donde reiteraron su confianza en quien llamaron “un factor de cambio”.

En todo caso lo cierto es que en Estados Unidos el reto será encontrar un punto medio, meta nada fácil para una sociedad que se ha dividido Estado por Estado.


 

Un billón de dólares en impuestos, gracias a la legalización de la marihuana

 

En un año, California podría recolectar hasta un billón de dólares relacionados con diversos impuestos para el cultivo y comercialización de marihuana con fines recreativos.

La Propuesta 64, aprobada por los electores californianos, permite que los mayores de 21 años puedan tener posesión legal de hasta 28.5 gramos de esta hierba y 8 gramos de marihuana concentrada.

Además, permite cultivar hasta seis plantas de marihuana y guardar la que sea producida por las plantas dentro de hogares privados, así como regalar a otros adultos la misma cantidad que se permitirá poseer.

Sin embargo, la nueva Ley no permite cultivar en un área que no esté cerrada o que sea visible dentro de un sitio público, ni tener posesión del enervante en las cercanías de una escuela, de un centro de cuidado diario o de un centro juvenil, mientras niños se encuentren presentes.

Tampoco se permitirá fumar marihuana mientras se conduce un vehículo, en cualquier espacio público que sea distinto a un negocio con licencia para consumo en el sitio, o en cualquier punto donde esté prohibido fumar tabaco.

Plantas crecen en establecimiento de marihuana con fines médicos en San Diego

Plantas crecen en establecimiento de marihuana con fines médicos en San Diego

Además, supone una liberación del sistema penal y penitenciario por delitos menores relacionados con posesión y consumo de marihuana, lo cual permite además que jueces dicten nuevas sentencias y se eliminen registros de condenas anteriores por marihuana.

Desde 1996, en California se permite el consumo medicinal de la hierba, para lo cual los usuarios requieren de una licencia médica.

Parte de los impuestos obtenidos con esta nueva legislación, serán depositados en un fondo para financiar programas juveniles como la prevención, el tratamiento y la educación sobre el trastorno por consumo de sustancias, así como para limpiar y prevenir el daño ambiental que resulta del cultivo ilegal de marihuana, entre otros.

Si bien, esta propuesta ya fue aprobada, quedan pendientes los reglamentos que cada condado deberá emitir para la regulación del cultivo, compra y venta de la marihuana, así como para determinar las reglas de operación de los establecimientos dedicados a la distribución de diversos productos derivados de esta hierba. Inés García

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio