23 C
Tijuana
sábado, julio 13, 2024
Publicidad

Inundaciones, por gobierno negligente

Autoridades estatales y municipales en BCS, aprueban obras en zonas de riesgo. La Paz y Mulegé son las ciudades más afectadas en temporada de lluvias

Hace casi un año, en octubre de 2023, el huracán “Norma” dejó a más de dos mil 200 damnificados por inundaciones que fueron trasladados a diferentes refugios temporales, debido a las fuertes lluvias y las zonas de riesgo de inundación en la capital. Entonces, los tres niveles de gobierno denunciaron que el problema era causado por ciudadanos que habían establecido sus casas en invasiones.

En una solicitud de transparencia mediante la Plataforma Nacional de Transparencia se pidieron las autorizaciones del Ayuntamiento de La Paz en zonas de inundaciones. La Dirección de Obras Públicas reconoció que tienen conocimiento de “dos escurrimientos superficiales que fueron desviados por desarrollos”.

Tal es el caso de la colonia Campestre Los Bledales y la colonia El Palmar IV, ambas autorizadas por Yuriko Yesenia Corona Yuen, Directora de Obras Públicas y Juan A. Tamayo Alvarado, Jefe del Departamento de Permisos y Licencias de Construcción en la administración de Milena Quiroga Romero.

Entonces, vecinos de la colonia Campestre Los Bledales, en el municipio de La Paz, denunciaron el abuso de autoridad, la negligencia, la colusión de servidores públicos, el tráfico de influencias y lo que resulte, al otorgar permisos a empresas poniendo a residentes en riesgo de inundaciones.

El problema es que el Ayuntamiento de La Paz autorizó la construcción a la Bodega “Lala” propiedad de María de Jesús Moyrón Moyrón, Terminación de Obra y Autorización de Uso y Ocupación 024/22, Clave Catastral 1-45-0007 y Licencia de Construcción 01-1268/21.

El propio Ayuntamiento, a través de Yuriko Yesenia Corona Yuen, directora de Obras Públicas, reconoció que afectaron a los vecinos, provocando inundaciones en sus hogares.

“Las aguas del primer escurrimiento nacen en el Cerro Agua Escondida con coordenadas geográficas latitud 24° 6’9.91″N y longitud 110°17’33.99″O, el cual fue obstruido aguas abajo por la construcción de la Bodega “Lala”, siendo propiedad de María de Jesús Moyrón Moyrón; provocando la obstrucción de los escurrimientos pluviales, generando inundaciones dentro de la colonia Los Bledales, afectando a un total de 34 personas”, admitieron.

El segundo escurrimiento afectado por un desarrollo inmobiliario es el del ramal del Arroyo La Palma, que nace al sur del Cerro San Ramón y es obstruido por el desarrollo “El Palmar 4”, con razón social IB1 S.A. de C.V. del Grupo Inmobiliario Sudcalifornia, S.A. de C.V. con Licencia de Construcción No. 1138/23.

La autoridad municipal reconoció que se entregaron las autorizaciones en zonas de riesgo, y hoy afecta tanto al desarrollo y a los vecinos, así como a colonias del municipio de La Paz, aguas abajo.

Licencia de Construcción aprobada por la Dirección de Obras Públicas del Ayuntamiento de La Paz para Bodega Lala / Licencia de Construcción otorgada a inmobiliaria que desvía cauce de arroyo en La Paz / Uno de los tantos oficios entregados al Ayuntamiento de La Paz exhibiendo la  problemática de inundaciones
|

“El mismo desarrollo es afectado por los escurrimientos pluviales desviados provocando socavación en los muros y exceso de humedad en la cimentación, poniendo en riesgo a un poco más de 100 habitantes del fraccionamiento”, respondió la directora de Obras Públicas del Ayuntamiento de La Paz.

En tanto, vecinos de Los Bledales ya enviaron diferentes oficios para solicitar que se atienda inicialmente el problema de las inundaciones, y como segundo punto que se sancione a los responsables de entregar licencias de construcción a empresas que están provocando inundaciones.

Así lo dijo el señor Salvador, quien instaló hace muchos años su taller y que hoy en día está siendo afectado por la Bodega “Lala”, que bloquea el flujo del agua de lluvia.

“Se le mandó un documento escrito y con firma de todos los vecinos a la Presidenta Milena. Nos recibieron el documento, lo firmaron, incluso a Obras Públicas también. Vino un arquitecto, un ingeniero, checaron el cauce del arroyo; dijeron que iban a poner dos tubos ahí, y prácticamente avanzarlo hasta allá, pero hasta la fecha no vienen. El arroyo ya no pasa para allá, se regresa y hace esto, las inundaciones. Pedir el apoyo porque el problema es en el arroyo, que va a persistir si no hacen algo aquí. Las aguas pues se meten a la casa, prácticamente a todas las casas en la colonia”, acusó el señor Chava.

Este residente hizo un llamado para que las autoridades pongan cartas en el asunto y terminen con las inundaciones, ya que en esta ocasión con el huracán “Norma” sólo fueron inundaciones, pero puede haber mayores consecuencias si no se atiende.

“Hay una necesidad enorme aquí, aparte de que la empresa que se instaló aquí es la causa en la cual el agua se diera vuelta. Se le dijo cuando estaban empezando la construcción que había corredera de agua por atrás, pero pues dijeron que no, dijeron que era privado eso y que no tenía solución. Entonces sí, a Protección Civil y en cierta forma a todos a quien corresponda, le hemos platicado el asunto, pero pues no hay solución”, exigió Salvador.

 

CAMPESTRE LOS BLEDALES, BAJO EL AGUA

La actual administración del Ayuntamiento de La Paz, que encabeza Milena Quiroga Romero, autorizó licencias de construcción en zonas de escurrimiento de arroyos, puntos que anteriormente eran el cauce natural del agua de lluvia. Las autorizaciones se dieron sin exigir garantía.

No hubo un estudio previo para evitar que hubiera inundaciones, tal es el caso de la Bodega “Lala”, que desde que se instaló, la construcción provocó que el agua se quedara estancada en la colonia y que no fluyera. Ahora, el Campestre Los Bledales queda bajo el agua.

“Todo entra para la casa, toda mi casa se inundó y todo el patio aquí también, mi casa no tiene salida (señala), ni para allá ni para acá. Se encajona el agua y nos llega casi a la rodilla, entonces todos los muebles se echaron a perder: la estufa, refrigerador, todo eso se nos echó a perder de tanta agua que se metió a la casa. Desde que pusieron la barda de la lechera (leche “Lala”) son las ocasiones que se mete el agua. Antes no teníamos esos problemas; sí corría, pero no a las casas, y ahora sí hasta la rodilla nos dio dentro de las casas”, denunció la señora Yolanda.

Vecinos de Los Bledales inundados por autorizaciones que brindó la administración de Milena Quiroga / Gobiernos Estatal y Municipal aprueban obras en zonas de riesgo y provocan inundaciones, Fotos: Antonio Cervantes

Protección Civil Municipal acudió a la zona afectada y no clausuró las obras, mucho menos denunció a las autoridades que entregaron las autorizaciones para que se diera la construcción. Según estos servidores públicos el problema también es por negligencia de los encargados de vigilar que no haya riesgos para los habitantes.

“Ya vino Protección Civil como dos o tres veces, y es lo mismo aquí: que los vamos a ayudar y que los vamos a ayudar, pero no se ve nada; que mañana, que pasado y es mentira de ellos, no hacen nada. Yo he hablado con ellos y dicen que sí, que sí, que vamos a venir y nada, es hora que no viene. Así que qué esperamos, de quién vamos a recibir ayuda, ni de uno ni de otro, Protección Civil Municipal”, planteó Yolanda.

María del Socorro González fue una de las afectadas. Durante las lluvias de “Norma”, su casa quedó bajo el agua, ella vive a escasos metros de la bodega, le tocó la mayor parte de la descarga de agua.

El taponeo de la única salida de la lluvia y drenajes, terminó por afectar gravemente en sus bienes.

“Aquí se me metió el agua en la casa por el hecho de la corriente, todo mi patio, todo, hasta donde está la vecina, todo se inundó, se me mojó todo. Yo vine de mi trabajo, me bajé del taxi y allí ya no pude pasar a mi casa, el agua me llegó a las rodillas y ya no pude pasar a mi casa ahora con las últimas lluvias que pasaron”, dijo la señora González.

La señora María del Socorro justo vio cómo el agua pasaba por su hogar y se regresaba en la barda de la bodega, ése era el impedimento para que el cauce siguiera su curso. Esa vez quedó inundada con agua contaminada.

Explicó lo vivido esa noche, con el agua hasta las rodillas y sus cosas mojadas, no tenía mucho qué hacer.

“Hasta donde llegan las protecciones de la ventana, hasta allí arriba llegaba. Todo eso era pura agua. El agua tapó todas las cosas que se ven aquí en mi patio. Recuerdo que le abrí la puerta para que se fuera el agua y no, toda se regresó por la barda esa, no había salidera. Toda el agua se iba por la puerta y se regresaba con la barda, aquí se hacían como remolinos”, finalizó la señora María.

 

QUEJAS EN SANTA ROSALÍA

En agosto de 2023, el huracán “Hilary” marcó la historia de Santa Rosalía, municipio de Mulegé. El potente diluvio inundó la ciudad en cuestión de minutos; por su ubicación geográfica provocó inundaciones y severos deslaves.

Decenas de casas quedaron bajo la arena, piedras y lodo que arrastró el agua. Las principales calles fungieron como verdaderos arroyos, esto debido a la ruptura de un muro de contención que protegía a la comunidad, dique que ya había sido denunciado por los habitantes por estar en mal estado, desgastado y hecho con materiales poco resistentes (piedra y cemento).

Protección Civil del Gobierno del Estado ignoró las solicitudes de los habitantes, incluso acudió a verificar las condiciones del muro y determinó que no existían riesgos.

Peor aún, días antes del impacto de “Hilary”, Protección Civil y el Gobierno de Víctor Castro Cosío pintaron la barrera de piedra y cemento, inscribieron la leyenda: “BCS Nos Une; Julio 2023; Gobierno de BCS”.

La negligencia en la construcción provocó que durante el impacto del fenómeno meteorológico se reventara e inundara la ciudad de Santa Rosalía; hubo pérdidas humanas, y al titular de Protección Civil Estatal, Benjamín García Meza, lo protegieron y cambiaron al Instituto de Vivienda (INVI).

“En el año 2022, hubo una lluvia torrencial en Santa Rosalía. En el mes de octubre del 2022, de un día para otro llovió muchísimo; y hubo inclusive casas que se taparon completamente, nos desplegamos todos los del batallón, prácticamente nos fuimos para allá, más de 15 días apoyando al municipio, la gente muy agradecida por el apoyo que se le brindó. En un abrir y cerrar de ojos, una lluvia torrencial deshizo, casi, Santa Rosalía; mucha tierra de los cerros bajó. Afortunadamente, una casa que se tapó completamente, la señora que estaba ahí, no quería salirse por el miedo de que le roben cosas, la convencieron del municipio, salió y efectivamente no pasó a mayores, pero esa casa quedó prácticamente tapada”, recordó el comandante del tercer Batallón de Ingenieros de Combate, Octavio Colorado Hernández.

Negligencia y omisiones de servidores públicos en la entrega de autorizaciones para obras en La Paz y Mulegé / Plan DN-III-E aplicado para rescatar a familias de Santa Rosalía afectados por desastres naturales, Fotos: Antonio Cervantes

Una cuadrilla de rescate del Batallón de Ingenieros acudió a la zona para rescatar a los afectados, así como liberar las avenidas y reparar los daños de la comunidad.

El coronel Octavio Colorado Hernández recordó que es muy importante que los ciudadanos que habitan en zonas de alto riesgo por inundaciones atiendan las recomendaciones antes, durante y después de la contingencia, para que menos vidas estén en riesgo.

“Toda esa calle, es una avenida que bajaba la cantidad de tierra y piedras, casi más de la mitad de la altura de la casa, todo eso se tuvo que retirar y eso fue en Santa Rosalía. Hacemos reconocimientos en coordinación con Protección Civil, hacemos reconocimientos de áreas vulnerables y precisamente ubicarlos, y hacer difusión a la población que cuando se haga esa inundación no se queden en ello y puedan evacuar. Entonces esos recorridos nos han permitido ubicarlos para hacer el conocimiento y así no sea motivo de que sean afectados”, indicó Colorado.

El comandante del 3er Batallón de Ingenieros de Combate informó que se cuenta con equipo suficiente para afrontar y dar cobertura a la Península de Baja California, así como al estado de Sonora, ya que cuentan con entre dos mil y tres mil elementos disponibles para prestar apoyo en caso de desastre natural.

Además, puntualizó que al activarse el Plan DN-III-E todo el personal de la Tercera Zona Militar y las bases instaladas en diferentes puntos del estado, se activan para prestar apoyo de salvamento en caso de requerirse.

“Este Batallón de Ingenieros de Combate tiene capacidad de desplegar cuatro agrupamientos. El despegue que regularmente hacemos, todo obedece de acuerdo al fenómeno meteorológico y su trayectoria. Éste puede cambiar, como saben, de un momento a otro se mueve la trayectoria del huracán y tenemos que moverlos. Si estamos en una zona o posible área vulnerable, atender las indicaciones, trasladarnos a los albergues y estar ahí en el tiempo que sea necesario, y cuando pase la contingencia regresemos a nuestras casas. Es entendible que a veces no queremos retirarnos por nuestras cosas personales, pero creo que la vida es lo más importante que tenemos y nuestra familia. Sí recomendamos que atiendan las invitaciones aquí, desde Protección Civil”, finalizó Octavio Colorado Hernández.

 

Autor(a)

Antonio Cervantes
Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas