21.8 C
Tijuana
viernes, junio 14, 2024
Publicidad

Votar defiende derechos humanos y sociales

Humanizar México con votos conscientes

Existen varios libros y lecturas imperdibles  por la investigación y explicaciones que generan para entender turbulencias y de guerra mediática y electoral al país.


Publicidad


No es normal, de la doctora Viridiana Ríos, especialista en política públicas muy entrevistada en redes sociales y maestra en Harvard, ayuda a mirar de cerca los olvidados protagonistas de la revolución mexicana, el magonismo y su lucha contra el primer porfiriato (el segundo es el PRI especialmente desde la corrupción impune de Miguel Alemán), con su riqueza mal habida, fundaron televisa y empresas leoninas por amiguismo o capitalismo de cuates.

Ayuda a comprender la historia y la memoria mexicana La Izquierda de Álvaro Delgado y Alejandro Páez Varela. Igual para explicar y entender al México actual. Sin duda habrá que revisar

La Raíz Nazi del PAN de Rafael Barajas, El Fisgón,  documenta la historia del PAN ligada al fascismo europeo, la guerra cristera, las ligas y sincronía con la cúspide de la iglesia católica, el conservadurismo, las relaciones con élites delincuenciales que lavan dinero y patrocinan el estatus de privilegios de obispos, arzobispos, etc., además de impulsar el sinarquismo enquistado en el Bajío indiferente, donde aún dominan, pese al índice de criminalidad creciente.


Publicidad

 


Existe un brutal desequilibrio de comunicación social fundamentalmente privado. Las televisoras con mayor audiencia están en manos de pocas familias, con un gran poder que les permite distraer, entretener y manipular, de manera que idiotiza a la franja de la sociedad mexicana ingenua por la ignorancia y pobreza ancestral. Aún les cree sus mentiras, porque no tienen información de contrastes con opiniones diversas, responsables, científicas y objetivas.

La mañanera presidencial es una primera opción, pero debe haber mayor debate, participación y pluralidad que escuchar y analizar además de esos polos entre la clase intelectual orgánica pagadas por intereses de elites. ¿Dónde queda el espacio para las voces comunitarias, proyectos, problemas, propuestas, logros que visibilicen a la sociedad con sus derechos, posiciones y propuestas?

Debe haber radios comunitarias, en todo el país, representativas, que organicen y enlacen esfuerzos, planes y acciones, creando estructuras, estrategias surgidas del análisis y liderazgos democráticos ante la inseguridad, descomposición social, enfermedades, etcétera. Las iglesias tienen espacios legítimos de oración en radio. Igual de legítimo que las comunidades con graves problemas; proponer ideas de beneficio social, como atacar el crimen y la corrupción en el gobierno y mejorar la salud y educación pública.

La sociedad obrera, mutilados sindicatos defensores de sus derechos, con voces propias enfrenten la ambición de trasnacionales y de la venalidad del líder sindical o charrismo. Y accionar sacudiendo conciencias.

Significa recobrar la realidad, conocer el pasado, la narrativa de siglos de opresión de tres siglos de colonialismo español, y dos más del norteamericano y europeo. Coloniaje sin escrúpulos, que contamina el subsuelo, ríos, mares y agrade la naturaleza impunemente. Y succiona recursos sagrados de la tierra y envenena igual a obreros y campesinos con míseros salarios de hambre. Esa idea clara de la historia mexicana es la cultura invisible de la escuela oficial, que forma mano de obra esclava.

La nueva izquierda debe conquistar el poder político y gobiernos en sus tres niveles para que, con honestidad y eficiencia, alinee programas de beneficio común. Tomar la calle, la plaza, levantando voces públicas, organizados, movilizándose y manifestando masivamente su respaldo, y descontento contra decisiones que afecten intereses colectivos.

 La sociedad democrática mexicana debe expresar su potencia de alegría y hermandad rompiendo el clasismo, discriminación, odio y división sembrada desde el poder económico oligarca más oscurantista; enterrando conceptos de chairos, fifís, nacos, etc.  Y reivindicar la defensa de derechos humanos universales, igualdades de género, justicia, educación y salud.

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es académico del Instituto Tecnológico de Tijuana.

Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Autor(a)

Héctor Ramón González Cuéllar
Héctor Ramón González Cuéllar
Héctor Ortiz Ramírez Héctor Ortiz Ramírez Hector O 37 cygnus9304@hotmail.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas