18.7 C
Tijuana
martes, abril 9, 2024
Publicidad

“Yo creo que AMLO pactó con el crimen organizado”: Javier Sicilia

“Yo creo que en el gobierno de Andrés Manuel, el crimen organizado funciona para él como una forma de lo que fueron en otros gobiernos las guardias blancas, que era un estado de miedo y de caos al servicio del poder”, expresó a ZETA

Siempre crítico del Gobierno Federal en turno desde tiempos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y actualmente con Morena, el poeta, narrador y ensayista Javier Sicilia compartió con ZETA un análisis en el ocaso de la administración de Andrés Manuel López Obrador, de quien cree, “pactó con el crimen organizado”.


Publicidad


Para empezar el diálogo con este Semanario, Sicilia se refirió a la hecatombe transexenal que suma más de 470 mil homicidios dolosos en los sexenios de Felipe Calderón (2006-2012), Enrique Peña Nieto (2012-2018) y Andrés Manuel López Obrador (2018-2024), según datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

“Andrés Manuel decía con mucha arrogancia: ‘Yo sé qué hacer para transformar a este país’, pero se ve que no supo un carajo; es decir, tenía buenas intenciones, pero no sabía realmente la dimensión de cómo llevar a buen puerto las transformaciones que quería hacer. Después de cinco años, ahí queda el desastre a nivel nacional, es evidente. Andrés Manuel tiene al país polarizado, en estado de enojo, con proyectos verdaderamente faraónicos y absurdos, bueno, es un desastre. En el fondo, en esa arrogancia, resultó que no sabía cómo transformar este país”, expresó el ganador del Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2009 por su poemario “Tríptico del desierto” (Era, 2009).

“Lo otro, que sabía cómo trazar una ruta hacia la paz, a través de la verdad, la justicia y la reparación, innovar en la justicia transicional, pues tampoco. De eso no entendió nada o no sé si no entendió, o en realidad lo único que estaba haciendo es, como ha hecho con todo, engañar, mentir y decir que iba asumir lo que nosotros le explicamos con la comunidad; organismos de víctimas y organizaciones de derechos humanos le explicaron a Andrés Manuel y a su equipo, y parece que a la mera hora los traicionó. No es que no haya entendido, es que no tenemos idea de cuál fue el viraje, si había verdaderamente una complicidad con la violencia, con el crimen organizado y con el Ejército, con las formas de la violencia extrema que azotan a este país”, lamentó.


Publicidad

 


“YO CREO QUE AMLO PACTÓ CON EL CRIMEN ORGANIZADO”

A propósito de que Javier Sicilia cuestionó “si había verdaderamente una complicidad con la violencia, con el crimen organizado y con el Ejército” en el gobierno de AMLO, se le preguntó:

¿Qué lectura haces en su conjunto de hechos como la política de seguridad de Andrés Manuel López Obrador de “Abrazos, no balazos”, el visitar y saludar a la madre de Joaquín Guzmán, la exoneración del ex General Salvador Cienfuegos, la liberación de Ovidio Guzmán, la continuación en la impunidad de líderes de cárteles del narcotráfico como Ismael Zambada (Cártel de Sinaloa) y de Nemesio Oseguera (Cártel Jalisco Nueva Generación)?

“Yo creo que Andrés Manuel pactó con el crimen organizado, pactó con una forma de violencia. Yo creo que en el gobierno de Andrés Manuel, el crimen organizado funciona para él como una forma de lo que fueron en otros gobiernos las guardias blancas, que era un estado de miedo y de caos al servicio del poder, habría que analizarlo también desde esa perspectiva. Yo creo que sí hubo pacto”, señaló.

“Yo recuerdo, no fue en 2018, fue en 2012, cuando también se lanzó a la Presidencia, que la perdió con Enrique Peña Nieto, cuando el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad estaba muy alto, en sus momentos más álgidos, tuve una cena con Andrés Manuel, en su casa. Fue una cena ríspida porque este hombre cree que las causas son monopolios; en ese momento veía al Movimiento y a mí como que le queríamos arrebatar el monopolio de la moral. El Movimiento por la Paz tenía un prestigio moral muy alto, lo sigue teniendo; es decir, las víctimas siguen tenido una fuerza moral y una presencia moral incuestionable en todos los sentidos”.

Sicilia recordó la plática con AMLO, misma que sucedió antes de que la Caravana por la Paz iniciara el 12 de agosto de 2012 en Tijuana, su recorrido por Estados Unidos:

“Yo recuerdo que al final de la cena -estábamos preparando la caravana a Estados Unidos, acabábamos de hacer nuestro recorrido por todo el país-, le hice una pregunta, le dije: ‘A ver, Andrés, dime una cosa: nosotros hemos recorrido el país de arriba abajo, visibilizando a las víctimas, insistiendo en una política de justicia, verdad y paz, pero no hemos entrado a los territorios más difíciles, no entramos a Tamaulipas, y cuando vamos, pues vamos acompañados por el Ejército, la Policía Federal, y cuando llegamos a los territorios más difíciles, vamos con las policías estatales. Tú has recorrido el país muchas veces, has entrado a rincones donde nadie se atreve a entrar, ¿quién te cuida, Andrés?’. Su respuesta fue ‘Ellos’. Yo le dije: ‘¿Quiénes son ellos, Andrés?’. Me responde, molesto: ‘Pues ellos’. Entonces, es un ‘ellos’ muy ambiguo, porque le pregunto: ‘¿Quién te cuida en esos territorios?’. Dice ‘Ellos’. Digo, se necesita poco para entender que había ahí complicidades, porque no era fácil, además no tenía ninguna investidura, era candidato y un civil, en ese entonces”, narró Sicilia.

“Yo creo que, en su idea, Andrés Manuel creía que era muy sencillo hacer transformaciones, que se trataba de pactar con el crimen organizado y se iba a arreglar esto como en el antiguo PRI, cada quien su cuota; ellos no los persiguen, los criminales no se meten con la gente y ya. Se ve que iba de estupidez en estupidez, y va de estupidez en estupidez, con buenas intenciones, pero como dice ese dicho: ‘El camino al infierno está plagado de buenas intenciones’. Entonces, aliarse con el demonio es aliarse con el demonio, por mejor intención que tengas, cosa que es difícil entenderlo con Andrés Manuel, porque es un hombre de poder, un hombre con un espíritu totalitario”.

“ESTADO DE COMPLICIDADES CRIMINALES”

El 31 de enero de 2024, el periodista Tim Golden publicó en ProPublica: “Años antes de que Andrés Manuel López Obrador fuera elegido líder de México en 2018, agentes antidroga de los Estados Unidos descubrieron lo que consideraron pruebas sólidas de que importantes narcotraficantes habían entregado alrededor de $2 millones (de dólares) a operadores políticos que trabajaban en su primera (2006) campaña presidencial”.

No sobra resaltar que Golden ha ganado dos veces el Premio Pulitzer en 1987 y 1998, este último por su cobertura de la corrupción relacionada con el narcotráfico en México en tiempos del Partido Revolucionario Institucional.

¿Tiene sentido la tesis de la presunta financiación de la campaña presidencial de AMLO en 2006 por el crimen organizado, como expone Tim Golden en ProPublica?, se le cuestionó a Javier Sicilia.

“Sí tiene sentido, porque seguir esa investigación es ir aclarando los vínculos no sólo de este gobierno, sino los vínculos del poder con el crimen organizado que vienen desde atrás, por eso nuestra propuesta a Andrés Manuel, y es una propuesta que seguimos haciendo: Es la justicia transicional, que es hacer una verdad gigantesca en este país, que implicaría iluminar los vínculos del poder no sólo de Andrés Manuel López Obrador, sino de Enrique Peña Nieto, Calderón y de Fox.

“Es decir, la justicia transicional implica hacer una verdad frente a los aparatos de Estado que fueron cómplices del crimen y eso no nada más le toca a Andrés Manuel -porque también se ha estado usando esto, aunque sea verdad, de manera política-, sino que esto también implica que tenemos que investigar a Peña Nieto, Calderón y Fox, y de ahí para abajo, digo, por parar en algún momento. Pero donde se disparó todo este horror hay que investigarlo porque ahí hay complicidades con el crimen organizado, ahí está el caso Genaro García Luna en el gobierno de Calderón; ahí está el caso Salvador Cienfuegos en el gobierno de Enrique Peña Nieto, y en el caso de Ayotzinapa está el Ejército y los vínculos del Ejército con aparatos o con cárteles criminales que terminaron en esa tragedia de Ayotzinapa. Ahí hay una historia que hay que poner a la luz de la verdad y ponerla frente a la luz de la justicia.

“Entonces, la investigación de Tim Golden sí ilumina a Andrés Manuel y sus vínculos extraños, horribles, con el crimen organizado, pero a partir de eso ilumina hacia atrás; o sea, no nada más es Andrés Manuel, es atrás, de ahí para abajo. En México no ha habido Estado de Derecho, ha habido estado de complicidades criminales, por eso estamos como estamos; no nada más es un asunto de Andrés Manuel, es un asunto del Estado capturado y de partidos sumamente corrompidos”, propuso el autor de “El deshabitado” (Grijalbo, 2016).

LA JUSTICIA TRANSICIONAL, LA PROPUESTA

Además de encabezar el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia ha propuesto en los últimos años lo que llama justicia transicional, es decir, pasar de un Estado capturado por el crimen organizado a un Estado de Derecho, como en su momento ocurrió con países como Colombia.

¿Podrías abundar en esta propuesta de la justicia transicional?

“La justicia transicional propone dos mecanismos de verdad y otro de justicia que estén deslocalizados del Estado con apoyo internacional como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otras organizaciones para poder juzgar los fenómenos, porque el Estado está capturado y entonces no logra juzgarse a sí mismo”, refirió Sicilia a ZETA.

Luego argumentó:

“Necesitamos dos mecanismos extraordinarios con apoyo de la comunidad internacional custodiados y dirigidos por ciudadanos mexicanos de impecable moral y empezar a recabar toda la información necesaria, es un trabajo muy largo y lento, pero que tiene rumbo, se está aplicando en Colombia, se aplicó cuando salieron de las criminalidades de las juntas de gobierno en Argentina, se aplicó en Sudáfrica”.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón

Sobre quienes deberían encabezar la justicia transicional, Sicilia propone:

“Necesitamos esa ruta necesaria y -algo que no está en el país, porque este país está dividido-, una unidad nacional, un llamado de unidad nacional, porque esto no lo puede hacer nada más un partido o el partido en el poder, sino que tienen que ser todas las partes sanas de los partidos, las partes sanas de los empresarios, necesitan meterse las universidades, los periodistas… todas las partes sanas del país necesitan coaligarse en un solo fin: detener esto, juzgar y hacer la verdad, y transitar de un Estado capturado por el crimen organizado, en un Estado de Derecho”.

“NO HAY NINGUNA PROPUESTA POLÍTICA DE NINGÚN LADO”

Hacia el final de la entrevista para ZETA, Javier Sicilia se refirió tanto al partido en el poder, Morena, como a la oposición, rumbo a la elección presidencial del 2 de junio de 2024.

“Ya vimos pasar a los panistas, vimos pasar a los priistas, vimos pasar a Morena, ¿qué sigue? Lo que hemos visto pasar es un aumento terrible del crimen y de la corrupción, y no hay ninguna propuesta política de ningún lado. En Morena, esta pobre mujer, Claudia Sheinbaum, es un remedo del señor que está en el poder, de Andrés Manuel, no trae ninguna propuesta más que el continuismo; y la otra, Xóchitl Gálvez, no ha dicho una palabra, parece que la disyuntiva es entre ‘abrazos o balazos’, no entendiendo la complejidad del asunto”.

¿Cuál es el papel de la oposición en la elección presidencial del 2 de junio de 2024?

“Pues que nos dé una propuesta y un llamado a la unidad nacional, cosas con profundidad, no con ocurrencias, son tan ocurrentes como Andrés Manuel. ‘Salvar el Estado de Derecho’, ¿cuál Estado de Derecho? Que nos hablen de un Estado de Derecho, cómo se compone un Estado de Derecho. No había Estado de Derecho antes de Andrés Manuel, no había Estado Derecho durante la transición democrática (del año 2000), ni antes de la transición democrática, 98 por ciento de impunidad que se ha repetido a lo largo de los sexenios es la absoluta claridad de que no hay Estado de Derecho.

“Ellos creen que van a subir (al poder) y van a poder rehacer instituciones, las instituciones que devoró Andrés Manuel eran apenas cascarones; si hubieran sido instituciones verdaderamente fuertes, basadas en el Estado de Derecho, Andrés Manuel ni siquiera llega al poder. Entonces, estos creen que nada más se trata de que cambien el gobierno y se hagan unos maquillajes a las supuestas instituciones o lo que queda de las instituciones o levantar unos cuantos palos para ponerle un letrero de que ‘Ya hay una institucionalización’ para que el país funcione”. Sicilia sentenció: “Ésa es la propuesta y ése es el tamaño del infierno en el que estamos fundidos. Ésa es la propuesta, pero parece que no se entiende, parece que los ciudadanos quieren que alguien siga administrando el infierno, y los partidos y las candidatas, seguir administrando el infierno. Me parece que esa es la idea, que los ciudadanos, que la paz, que la justicia, el orden y el Estado de Derecho que ahí más o menos vayan como se pueda, es lamentable, triste. Ya perdimos al país, y no nos hemos dado cuenta”.

“APROXIMACIONES A UN TIEMPO DEL FIN”, NUEVO LIBRO DE JAVIER SICILIA

El poeta, narrador y ensayista Javier Sicilia adelantó a través de ZETA que próximamente publicará el libro de ensayo “Aproximaciones a un tiempo del fin”, editado por CETYS Universidad y por el también poeta y ensayista Jorge Ortega.

“Va a salir en CETYS Universidad una serie de ensayos que se llama ‘Aproximaciones a un tiempo del fin’, como el que estamos viviendo a nivel México y un poco a nivel mundial, un parteaguas histórico, un análisis desde siete perspectivas”, expresó a ZETA Javier Sicilia.

“Mi designio en este libro no es tratar de responder el fenómeno de ‘el final de los tiempos’ que me rebasa y que grandes pensadores como Iván Illich, Günther Anders y Giorgio Agamben, han abordado en sus obras con una penetración poco común. El mío es muy modesto: un intento, a partir de ellos y otros, de aproximarme a él mediante siete perspectivas cuyo centro gira en torno al Evangelio, el lenguaje y la experiencia poética. A través de ellas he tratado de reconocer y comprender algo del origen de la crisis que vivimos y lo que para mí significa resistirla para preservar algo del mundo que se nos dio en custodia. El hecho mismo de intentar clarificar esta crisis mediante la revisitación de ciertos temas que han sido fundamentales en mi vida, mi obra y el Occidente en el que nací, es ya en sí mismo una resistencia. Si pudiera definir estas aproximaciones utilizaría el título de un libro de Heidegger, ‘Senderos de bosque’”, indicó Sicilia.

Para concluir, Jorge Ortega adelantó a ZETA que “Aproximaciones a un tiempo del fin” se publicará en marzo de este año.

Autor(a)

Enrique Mendoza
Enrique Mendoza
Estudió Comunicación en UABC Campus Tijuana. Premio Estatal de Literatura 2022-2023 en Baja California en la categoría de Periodismo Cultural. Autor del libro “Poetas de frontera. Anécdotas y otros diálogos con poetas tijuanenses nacidos en las décadas de 1940 y 1950”. Periodista cultural en Semanario ZETA de 2004 a la fecha.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas