23.8 C
Tijuana
martes, abril 9, 2024
Publicidad

Prisión preventiva a detenidos con armas tras balacera en Cumbres de Juárez

Uriel, su primo Jorge Luis, Jesús, Dionisio, Fernando y Ángel (Se presumen inocentes mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial, Art. 13 CNPP) permanecerán al menos tres meses en la cárcel en espera de su próxima audiencia por acopio de armas en el caso de la balacera en Rincón Toscano de Cumbres de Juárez, suscitada en Tijuana el lunes 26 de febrero a  las 04:20 horas.

Se sabe que, de acuerdo a la Mesa de Seguridad de Baja California, el ataque armado se gestó contra Javier Quintanilla Castillo, apodado El Rayo, integrante del Cártel de Sinaloa, en un tiroteo que duró diez minutos y se efectuaron más de 200 tiros. Los detenidos fueron sorprendidos con al menos ocho armas, cuatro largas y cuatro cortas, y diversos cartuchos útiles, independientemente de los 6 mil cartuchos asegurados dentro de la vivienda atacada en Rincón Toscano.


Publicidad


La segunda parte de la audiencia inicial se registró a las 08:30 horas en los Juzgados federales en Tijuana. Durante dos horas, los abogados defensores Juan Manuel Pérez Reyes y Ulises Pérez Silva trataron de desacreditar y minimizar las pruebas, refiriendo que las muestras se obtuvieron sin orden de ningún juez; luego apelaron a que los resultados de los análisis clínicos no son contundentes sobre la responsabilidad de haber detonado algún arma de fuego.

El juez federal Fausto Rolando González Urzaiz escuchó, pero desestimó los alegatos y afirmó que la toma de muestras está dentro de la normatividad.

La defensa pidió que cada caso sea proceso independiente, cuestionando el agravante de pandillerismo, ya que el Ministerio Público federal no presentó las pruebas suficientes que relacionen o vinculen a los indiciados. Situación que también fue rechazada por el juez González Urzaiz, señalando que la forma en que fueron detenidos, de acuerdo al parte policíaco homologado, indicaría que, aunque no sostengan relación, los une participar en el mismo hecho delictivo. 


Publicidad

 


El objetivo de los abogados defensores fue intentar desvincular a Uriel del resto de los indiciados, reiteradamente afirmaron que no contaba con antecedentes penales. Al final de la sesión, Uriel se puso de pie e hizo uso de su derecho a expresarse y pidió atención especial para su primo Jorge Luis, oriundo de California, que no habla ni comprende bien el lenguaje español, por lo que justificaría que sus testimonios tengan inconsistencias con la versión que han declarado el resto de los implicados.

El juez agendó la próxima audiencia para el 5 de junio, cuando la Fiscalía General de la República acredite las pruebas suficientes durante el proceso para emitir  un fallo sobre los delitos que actualmente se les imputan por acopio y portación de armas, agravado por pandillerismo.

Volver a la nota anterior

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas