13.9 C
Tijuana
miércoles, febrero 21, 2024
Publicidad

Sistema eléctrico mexicano, en emergencia por falta de gas natural importado

El 12 de enero, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) declaró estado operativo de emergencia en el Sistema Interconectado Nacional, ante la posibilidad de que se interrumpa el suministro de gas natural que se importa a México para generar electricidad, debido a las bajas temperaturas en Estados Unidos.

La medida del Cenace, vigente hasta el cierre de edición (jueves 18 de enero), significa que en el sistema eléctrico nacional “no se tienen adecuados márgenes de reserva” y puede operarse el sistema eléctrico fuera de los límites de seguridad.


Publicidad


Con la declaratoria, el Cenace pretende minimizar riesgos en el suministro eléctrico, ya que aproximadamente 60% de la generación de electricidad es con gas natural. Pero también refleja que México es dependiente del gas natural de Texas, al no tener “la producción suficiente” y va a seguir dependiendo entre cuatro y ocho décadas más, señaló el analista en energía y economía Ramsés Pech.

De enero a octubre de 2023, la importación de gas natural de EU ascendió a 5 mil 660 millones de pies cúbicos diarios, un aumento anual de 7.3%, según datos de la Agencia de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés). En contraste, en el mismo periodo la producción de gas natural en México sumó 4 mil 926 millones de pies cúbicos diarios, que si bien representó un incremento anual de 5.3%, resulta insuficiente para cubrir la demanda.

En entrevista con NEGOCIOZ, Pech explicó que 60% del gas natural que tiene México se encuentra en campos terrestres y 40% en aguas someras, teniendo mayor concentración la cuenca de Burgos y Sabinas; sin embargo, por falta deinversión no se ha podido emparejar la producción con la demanda.


Publicidad

 


“En 2009 la cuenca de Burgos tenía una producción alta de casi mil 800 millones de pies cúbicos y ahora produce menos de 600. Hay gas en Veracruz, en Sabinas, y en la cuenca de Burgos el problema que ha habido es falta de inversión, sobre todo por parte de Pemex, y que nunca se desarrollaron las formaciones de shale gas, que son las que producen más del 80% de gas natural”, afirmó.

El especialista agregó que desde el inicio de la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador se eliminó el presupuesto para hacer perforaciones de fracturación hidráulica (fracking) en formaciones shale. Otro factor que repercute, es que no existe infraestructura para el almacenamiento de gas natural, ya que en México el almacenamiento no es mayor a tres días.

Aunque en un inicio hubo un incremento, por el momento el precio promedio del gas natural se ha mantenido entre 2.18 y 3 dólares, ya que está por pasar lo más crítico de la actual tormenta invernal, pero “no quiere decir que más adelante no pueda elevarse”, advirtió Pech.

La demanda de electricidad -que está creciendo entre 5 y 10% en México-, la reconversión de más plantas de combustóleo a gas natural y la dependencia de gas natural importado para generar energía eléctrica, podría inhibir la llegada de nuevas inversiones en perjuicio de las oportunidades que brinda el nearshoring para México.

En ese sentido, el experto en economía comentó que las regiones del centro-occidente y noreste serían más vulnerables en el “remoto” caso de que se suspendiera el suministro de gas natural, siendo el sector industrial que utiliza ese combustible en sus procesos el más afectado, ya que se le daría prioridad a la generación eléctrica de las plantas de ciclo combinado de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Hasta el cierre de edición, según el Cenace, no se había registrado interrupción eléctrica en México por falta de suministro de gas natural. En el caso de Baja California no se estimaban afectaciones, al no encontrarse interconectado con el sistema eléctrico nacional.

Autor(a)

Julieta Aragón
Julieta Aragón
Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco. Cursé la maestría de Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y sigo en proceso de tesis. Soy reportera de ZETA desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas