14.4 C
Tijuana
martes, febrero 20, 2024
Publicidad

Carestía en BC: canasta básica sube 6.5% y luz 7.5%

Familias bajacalifornianas comienzan a resentir la cuesta de enero con incrementos sustanciales en productos básicos como el tomate, cuyo precio por kilogramo llega hasta 64.90 pesos en tiendas de autoservicio de Tijuana.


Publicidad


El aumento anual de prácticamente el doble de esta fruta se suma al incremento del precio de otros productos como el azúcar, que en promedio subió 46%, la cebolla blanca (44.20%), el frijol negro (25.7%), la milanesa de res (22.3%) y el tomate verde (20%).

En un recorrido de ZETA por establecimientos de cuatro cadenas (Aurrerá, Soriana, Calimax y El Florido) se constató que el precio de 21 productos de la canasta alimentaria aumentó en promedio 6.5%, al pasar de mil 091.05 pesos en enero de 2023, a mil 162.18 pesos en enero del año en curso.

En lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, el costo de esos 21 productos incrementó 43.4%, al pasar de 810.59 a mil 162.18 pesos de enero de 2019 al mismo mes de 2024.


Publicidad

 


Maritza López, trabajadora de intendencia, comentó a este Semanario que “todo ha subido” y que a ella y a su familia de seis integrantes le afecta más que suban productos como el tomate, por lo que busca los alimentos de primera necesidad en mercados sobre ruedas y negocios con ofertas.

Refirió que, a diferencia de otros años, “a como están los precios me imagino sí va a ser más difícil” sufragar los costos durante enero, y aun cuando no le han subido la renta, debe destinar más dinero a comprar alimentos que consume en casa “porque no nos alcanza para andar comiendo afuera”.

Por su parte, Laura, empleada en un consultorio dental, comentó que la fonda a la que va a comer algunos días a la semana anunció el 2 de enero que el costo de la comida completa pasaba a 170 pesos, 20 pesos más que en diciembre.

Foto: Julieta Aragón / Foto: Patricia Tamayo

“Lamentablemente estos incrementos son necesarios poniéndose en el papel del emprendedor, sé que son necesarios, porque los insumos suben. Vas al mercado y a lo mejor con mil pesos antes hacías tu mercado, pero ahorita se necesita un poco más para cubrir lo que comprabas”, argumentó.

En su opinión, otros productos que se han encarecido son los de higiene personal, como pasta de dientes, jabón de baño, desodorantes y champú, por lo que su familia ha tenido que dejar de lado “los gustitos, no comer tanto en la calle o no comprar cosas no tan necesarias, para que no nos haga falta nada de lo básico”.  Algunos de los productos de los que han prescindido son las galletas y los cereales.

La entrevistada dijo que debido a que gana más del sueldo mínimo no se verá beneficiada con el incremento salarial del 20%: “Me hubiera gustado a lo mejor un incremento, pero ya no se dio. Ojalá sí mejore la calidad de vida de las personas, porque a veces los aumentos del salario conllevan el incremento de los insumos”.

El 1 de enero de 2024 entró en vigor el aumento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para cigarros, refrescos, bebidas alcohólicas y alimentos con alta densidad calórica. Con ello, el precio de una cajetilla de 20 cigarros aumentó alrededor de 12.33 pesos, por lo cual su costo será aproximado a 87 pesos.

El precio del litro de refresco incrementó 1.5737 pesos, por lo que un envase con 600 mililitros cuesta un peso más y el de tres litros, 4.71 pesos más que el año pasado.

El aumento anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) al IEPS, también contempla un alza de 6.1752 pesos por litro de gasolina regular, 5.2146 pesos por el litro de gasolina Premium y 6.7865 pesos por litro de diésel.

Aunque en la capital del país, Puebla y Hermosillo esos incrementos se han reflejado sobre todo en el precio de la gasolina Premium, cuyo precio está cercano a los 26 y 27 pesos, hasta el cierre de edición, jueves 11 de enero, el precio de los combustibles en Tijuana se mantenía en niveles inferiores a los referidos.

En una estación Chevron en Calle Cuarta de la Zona Centro, el precio de la gasolina regular era de 21.78 pesos por litro, y el de la Premium, 24.99 pesos. En la misma área, en un establecimiento de Pemex el costo de las gasolinas regular y Premium fue de 22.20 y 24.99 pesos, respectivamente. Mientras que en establecimientos en el sur de la ciudad registró precios de 21.59 y 21.69 pesos para la regular.

De acuerdo con el economista Enrique Rovirosa Miramontes, los precios de las gasolinas se mantendrán relativamente estables en México por los subsidios al IEPS que otorga el Gobierno Federal durante el primer semestre por un tema “político” al acercarse los comicios presidenciales, aunque para el segundo semestre los precios de los combustibles podrían ajustarse al haber un déficit del Gobierno de México y un alza en el precio del petróleo en el mercado internacional.

Foto: Jorge Dueñes

TARIFAS DE LUZ AUMENTAN HASTA 7.50%

A partir del 1 de enero de 2024, el precio de las tarifas de energía eléctrica aumentó entre 7.40 y 7.50%. En el caso de la tarifa doméstica de consumo básico, pasó de 0.945 a 1.015 pesos por cada uno de los primeros 75 kilowatts-hora.

En consumo intermedio, la tarifa pasó de 1.153 a 1.239 pesos por cada uno de los siguientes 65 kilowatts-hora y, la tarifa de consumo excedente pasó de 3.367 a 3.62 pesos por cada kilowatt-hora adicional a las anteriores.

Al acudir a pagar el Impuesto Predial, María del Refugio Hernández Franco, pensionada del Seguro Social y beneficiaria del programa social de adultos mayores, se quejó de que, al pagar anticipadamente el servicio eléctrico para no tener que ir cada bimestre a las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la paraestatal le cobra el IVA dos veces.

“Yo no estoy pagando el recibo a la mera hora o vencido, sino que al momento de pagarlo y dejar un depósito de mil pesos para no tener que ir cada rato a las oficinas, me descuentan 33 pesos por el impuesto por pagar anticipadamente, aunque en el recibo ya me cobran el impuesto, lo que es injusto”, denunció.

Por otro lado, dijo que este 2024 pagó más de 400 pesos de Predial por su vivienda en Infonavit Alba Roja, incremento cercano a 200 pesos respecto al año pasado, con todo y el descuento por ser adulta mayor. Pese a ello, consideró que, si el dinero se usa para “una cosa buena” como pavimentar o tener buena luz mercurial, da “por bien servido” lo que pagó.

La señora Hernández compartió a ZETA que, para sufragar los gastos, su hija y su yerno trabajan, aunado a que “ahorita que están de vacaciones, mis nietas buscaron un trabajo para que de perdida guarden para el transporte, porque el costo de la vida ha subido y desgraciadamente no se puede hacer nada”.

TRABAJADORES CON PERCEPCIÓN MAYOR AL SALARIO MÍNIMO RESENTIRÁN MÁS

Trabajadores que perciban más de un salario mínimo, así como pensionados y jubilados, serán quienes más sufran la cuesta de enero, debido a que no tendrán el aumento del 20% del salario mínimo establecido para 2024, advirtió el economista Enrique Rovirosa Miramontes.

Con el ajuste salarial, la percepción de quien gana un salario mínimo será de 11 mil 246.7 pesos mensualmente en Baja California, “muy por debajo” del salario digno que debería ser de 15 mil 400 pesos en Mexicali y de 16 mil en Tijuana. Pero la población que ya recibe al menos un salario y medio ($16 mil 870 al mes) “si bien les va, va a tener un incremento salarial con base en la inflación”, expresó.

En ese sentido, el especialista consideró que el incremento del salario mínimo “provisionalmente” compensa el encarecimiento: “El salario mínimo ha tenido una recuperación en el poder adquisitivo, el problema es que hay una precarización laboral de quienes perciben más de un salario mínimo, pues su sueldo se estanca o crece en una proporción menor al salario mínimo”, de modo que el beneficio de quienes menos perciben, “ha sido a costa” de quienes tienen más habilidades y destrezas laborales.

Foto: Jorge Dueñes

Por otro lado, el incremento del salario mínimo, de los productos y servicios que presta el gobierno, genera un alza en el costo de las empresas, el cual es trasladado al precio de sus productos.

La expectativa de un alza general también contribuye al encarecimiento registrado desde diciembre, situación que se reflejará con una inflación general más alta de lo que se esperaba, ubicándose a nivel nacional cercana al 4.50% anual al cierre de 2023, y arriba del 4% en Baja California.

Rovirosa Miramontes apuntó que, si bien la inflación con la que terminó 2023 es inferior a la registrada en 2022, la carestía va a seguir arrastrándose en los próximos meses, ya que hay factores que estarán presionándola, como el gasto social del gobierno, el monto de la pensión de adultos mayores que incrementó 25% y el de otros apoyos sociales en 15% en promedio; así como la inversión en obra pública por construcciones que no quieren dejar pendientes en el sexenio, la inversión extranjera y las remesas.

Al arrancar 2024 con un tipo de cambio relativamente bajo (16.90 pesos en promedio en casas de cambio de Tijuana), se tiene mayor probabilidad de que en los siguientes meses el dólar se eleve, impactando a las empresas, las cuales tendrán que ajustar sus precios.

En ese sentido, el economista previó que en 2024 la inflación general terminará alrededor del 4.50% en términos anuales, siempre que no pase “nada extraordinario” en un año electoral.

Asimismo, indicó que el impacto de la cuesta de enero podría disminuir con educación financiera de la población y el que no se dieran en enero todos los incrementos al mismo tiempo, que el año fiscal fuera como en Estados Unidos, en otro mes que no corresponde con el inicio del año calendario.

Por último, Rovirosa Miramontes denunció malas prácticas comerciales en las que los malos empresarios aprovechan que la gente ya está predispuesta a pagar más en enero para elevar sus precios, o bien, acordarlos sin que la autoridad intervenga, como ocurrió en diciembre, cuando centros cambiarios de Mexicali mantuvieron un tipo de cambio mayor a 17 pesos por dólar, superior al que se tenía en Tijuana (16.90 pesos) y mayor al promedio nacional.

Autor(a)

Julieta Aragón
Julieta Aragón
Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco. Cursé la maestría de Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y sigo en proceso de tesis. Soy reportera de ZETA desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas