14.7 C
Tijuana
miércoles, febrero 21, 2024
Publicidad

Afilando la guillotina 

Ahora fue Azucena Uresti, de Milenio TV

20 años de fructífera  trayectoria periodística truncados por las “circunstancias actuales”. O sea, estos “tiempos estelares” de la sedicente 4T, o, simplemente, “transformación”.


Publicidad


El puntual seguimiento periodístico del viacrucis de las madres de desaparecidos, sería la gota que derramó el vaso. Reportajes devastadores que desnudaron la mentira oficial.

Azucena, es la más reciente baja, del más alto nivel, en esta arremetida gubernamental contra la prensa libre, que incluye a varios periodistas de menor visibilidad en el amplio abanico editorial mexicano.

El ex morenista Gibrán Ramírez, es uno de ellos. Fue despedido como panelista del programa “La hora de opinar”, conducido por Leo Zuckermann.


Publicidad

 


El propio señor de las “mañaneras” confesó hace uno días que había intentado infructuosamente- los empresarios resistieron-  “silenciar” a Ciro Gómez Leyva. El conductor de programas de alto rating en Telefórmula e Imagen TV, que la noche del 15 de diciembre de 2022 sufrió un atentado, del que salió con vida gracias al blindaje de su vehículo.

Aunque hay detenidos, la agresión sigue impune. Y más que eso. El Presidente no ha dejado de insultar a Ciro a tiro por viaje mañanero y a cuenta del erario. Con la marca de la casa. Sin la menor empatía por la víctima.

En una furibunda reacción a un editorial de TeneBrozo, López IV (López de Santana, López Mateos, López Portillo y…) le espetó al comediante que si él fuera realmente un dictador, como acusa, el payaso más politizado del circo mediático mexicano no estaría aquí para contarlo. Una amenaza ni tan velada.

Poco después de su magnífico reportaje desde la Zona Cero del Acapulco devastado por el huracán Otis, León Krauze fue también despedido por Univisión/ Televisa, la gran cadena hispana en EU.

El thriller El CLÁN, la serie de reportajes de Loret en Latinus, protagonizada por dos de los hijos de AMLO, Andy, Bobby y sus amigos, ha cimbrado a la opinión pública a pesar del vacío de buena parte de la prensa, que no hizo eco de tan relevante información.

Se trata de un escalofriante culebrón de tráfico de influencias, tráfico de medicinas, empresas fantasmas, asignaciones directas en Tren Maya, Dos Bocas, ruinas del NAIM. “En seis meses nos metimos 250 millones” dice el socio Almícar Olán Aparicio, extasiado de impunidad.

Todo esto es parte de la operación de Estado para imponer a la desbastonada sucesora en la presidencia. Si lo consigue, la “continuidad” prometida por Claudia, seguramente construirá el “segundo piso” de esta cruzada contra la libertad de expresión.

De la represión a la prensa, con el pretexto de la decantación ideológica en nombre de la “Transformación” y el “Pueblo”, una causa superior, se pasará al acotamiento de otros oficios como la literatura, el arte, la expresión intelectual.

El “realismo socialista” regresará con una nueva etiqueta: “realismo del Bienestar”.

Atentamente,

Edmundo Lizardi, escritor.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas