23.1 C
Tijuana
lunes, octubre 30, 2023
Publicidad

Churchill y la guerra

鈥淲e will fight in the air, we will fight in the sea and we will fight in the land, but will never surrender鈥 (Pelearemos en el aire, pelearemos en el mar, pelearemos en la tierra y nunca nos rendiremos)

Imaginemos el momento en que Winston Churchill es electo primer ministro de Inglaterra cuando los ingleses estaban siendo atacados por la bestial fuerza del nacismo, que bombardeaba inclemente la ciudad de Londres pensando que podr铆a doblegar al Le贸n Brit谩nico. Pero no ocurri贸. La fuerza y el esp铆ritu de los ingleses finalmente ayudo a derrotar a Hitler.


Publicidad


De pronto Israel es sorprendida con un horrendo ataque a civiles por las crueles fuerzas de Hamas que tiene sometido al pueblo palestino de Gaza. Atacaron a civiles, degollando ni帽os, violando mujeres, a campesinos indefensos; raptaron a 220 ciudadanos de varios pa铆ses que estaban celebrando precisamente una fiesta que hacia un llamado a la paz.

Israel es atacado por el este con Hamas, por el norte con Hezbol谩, que tiene 100 mil unidades bien entrenadas por los mullahs iran铆es, quienes los mantienen y subsidian en esa religi贸n que obliga a las mujeres a usar ropa negra de la punta de los pies a la punta del cabello y que a煤n no les permite manejar ni viajar sin custodia familiar. Israel es atacado en el noreste por las guerrillas de Siria, en donde no se acaba de entender qui茅n es la guerrilla y qui茅n es el gobierno de Hafez al-Assad, que mat贸 a medio mill贸n de su pueblo, en una infame guerra civil. Los huttis desde el sur de Arabia Saudita env铆an proyectiles dirigidos contra Israel y proporcionados por Ir谩n…

As铆 pues, recordamos a Churchill, quien le prometi贸 a su pueblo l谩grimas, dolor y sangre, mismos que tendr谩 que pagar el pueblo de Israel por ser la 煤nica democracia en el Medio Oriente; una isla de libertad, donde las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres y que los que tienen diversos tipos de preferencia sexual son aceptados con todos los derechos y deberes de cualquier israel铆.


Publicidad


Ante la falacia de la permanencia del pueblo palestino en ese espacio, debemos recordar que el rey Salom贸n, el rey David, Jes煤s, la Virgen Mar铆a, y todos los disc铆pulos de Jes煤s eran jud铆os y el pueblo palestino no exist铆a, pues Mahoma cre贸 la religi贸n musulmana en el siglo VII D.C.

As铆, penuria, dolor, sangre y l谩grimas se presenta ante esta nueva y terrible guerra para el pueblo jud铆o y tambi茅n -por qu茅- no para los pueblos adyacentes.

Pelearemos por aire, pelearemos en el mar, pelearemos en la tierra pero nunca nos rendiremos ni perderemos la vieja patria jud铆a.

Jos茅 Galicot es empresario radicado en Tijuana.

Correo: jose.galicot@tijuanainnovadora.com

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas