17.3 C
Tijuana
viernes, junio 21, 2024
Publicidad

Ignacio Zaragoza No. 3

“El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio”.

-Goethe.


Publicidad


La Institución Masónica es muy antigua y dentro de su seno admite a hombres libres y de buenas costumbres, la obra que todos los masones realizan como eternos obreros del bien, siempre lo hacen en forma de respeto a la dignidad de las personas y con alegría de saber que se está haciendo algo útil en beneficio de las personas, en este sentido hay coincidencia con el pensamiento que expresa: “Nacimos para ser felices, no para ser perfectos…”. El amanecer es la parte más bella del día porque es el Gran Arquitecto del Universo; te dice “¡Levántate te obsequio otra oportunidad de vivir y comenzar de nueva cuenta de mi mano!”.

El 8 de septiembre de 1923 se formó la Logia Ignacio Zaragoza y fungió como su Venerable Maestro el muy recordado Ambrosio Ives Lelevier, quien también fue el primer Gran Maestro de la Muy Respetable Gran Logia del Territorio Norte de la Baja California.

El muy destacado miembro de la Logia Ignacio Zaragoza No. 3, Pedro Luna Jáuregui, en investigaciones realizadas por otros miembros de esta Logia llegó a la conclusión de que el nombre de Ignacio Zaragoza fue adoptado por dos fundadas razones:


Publicidad

 


La primera que en el año 1923 nuestra ciudad tenía el nombre de Pueblo de Zaragoza, por lo que los fundadores de la Logia tomaron ese nombre, con el que se iniciaba la masonería en el territorio de lo que hoy es la Ciudad de Tijuana, B.C.

El segundo motivo se especula que fue seleccionado para recordar la heroica defensa de la Ciudad de Puebla que el General Ignacio Zaragoza encabezó, y con ello se pretendía advertir que en este lugar de la Patria -en donde también inicia Latinoamérica- se refrendaría que existían mexicanos que defenderían el territorio contra cualquier invasor. Viene a nuestra memoria entonces la llamada Invasión Filibustera de 1911.

A ello cabría añadir que el 8 de septiembre se conmemora el fallecimiento del General Ignacio Zaragoza, quien por circunstancias especiales perdió la vida a la edad de 33 años.

Hemos rescatado algunos datos interesantes, de los cuales les podemos decir que el taller en donde sesionaba originalmente esta Logia se ubicaba en la Calle Tercera y Avenida C, hoy Avenida Niños Héroes, y fue en el año de 1927 cuando se inició la construcción del templo que actualmente ocupa dicha Logia, erigiéndose en la parte occidental del inmueble, al frente de la Avenida A, posteriormente Olvera y hoy conocida como Avenida Revolución.

Dentro de las actividades en favor de nuestro Estado, la respetable Logia Simbólica Ignacio Zaragoza Número Tres fue parte trascendente para la transformación de territorio a estado. El primer presidente municipal de Tijuana y otros más que han ocupado la más alta responsabilidad en nuestro Municipio fueron miembros de esta Logia. Otros participaron activamente en la creación de la UABC; de hecho, un número muy significativos de docentes de la máxima casa de estudios del Estado forman parte de la Masonería de Baja Californiana. Y muchos ciudadanos que fueron pioneros en la creación de la Ciudad de Tijuana también participan activamente en las actividades Masónicas.

Dentro de las actividades para la conmemoración del centenario de la Logia Ignacio Zaragoza Número Tres, se efectuaron eventos culturales totalmente gratuitos para toda la comunidad, con la participación de destacados personajes nacionales y de nuestra comunidad como el Dr. Ricardo del Monte Núñez, Mtro. Gerardo Dávila Infante, Mtro. Rafael Luna Sotelo, Dr. Ricardo Castillo Razo, Dr. Mario Herrera Zárate, Mtro. Mario Ortiz Villacorta Lacave, Dr. Diego Valadez, Dr. David Piñera Ramírez, Dr. José María Muria y Gilberto Bosques.

El reto de la logia Ignacio Zaragoza Número Tres es seguir formando hombres libres y de buenas costumbres, seguir el camino del conocimiento con fuerza y dedicación para forjar hombres con constancia, disciplina, lealtad, para seguir moldeando hombres útiles en la sociedad.

Concluyo este homenaje para esta gran institución que conmemora su primer centenario, diciéndoles: ¡Larga vida a la respetable Logia Simbólica Ignacio Zaragoza Número Tres!

Benigno Licea González es doctor en Derecho Penal y Derecho Constitucional; fue presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa” y actualmente preside el Colegio de Medicina Legal y Ciencias Forenses de B.C.

Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas