27.1 C
Tijuana
sábado, junio 22, 2024
Publicidad

“Me secuestraron y obligaron a entregar todo”: Víctor Peralta

Ya son seis años de injusticia, de luchar contra el sistema de justicia y no obtener siquiera la atención necesaria de las autoridades. Así es el pensar de Víctor Peralta Gómez, quien fuera privado de su libertad aproximadamente a las 04:30 horas del 28 de mayo de 2017 en Ciudad Constitución, municipio de Comondú.

Don Víctor recuerda que estaba dormido y de pronto sintió pesadez y una presión en el pecho. Al despertar vio personas encapuchadas que lo amarraron y le taparon el rostro. Lo sacaron de su casa “como maleantes” y posteriormente lo subieron a una camioneta.


Publicidad


“Ya cuando me fui y me vine, llegué el 27 de mayo de 2017 a Ciudad Constitución como a las siete de la tarde. Ya estando ahí, llegué y vi la casa sola y me acosté a dormir porque venía de muy lejos manejando, y pues ya a las 04:30 de la mañana sentí algo muy pesado en mi cara, y cuando despierto, eran seis personas encapuchadas que me tenían ya amarrado en mi cama en puras trusas”, relató Peralta a ZETA.

Conforme al expediente CST/651/2017, lo sacaron y lo subieron a una camioneta blanca, medio alcanzó a ver que se abría un portón y de allí fue depositado contra su voluntad en un cuarto. Después de una hora que le retiraron la capucha, pero apenas era el inicio de cinco largos días de tortura física y psicológica.

Presuntamente su ex esposa lo mandó levantar y encerrar en un centro de rehabilitación contra su voluntad, así lo comprobaron pruebas periciales. “No soy drogadicto ni borracho”, por lo cual el motivo que ofreció la agresora quedó descartado.


Publicidad

 


“Yo le dije por qué, si yo no soy drogadicto ni borracho, y me dijeron ‘pues no me importa, aquí te chingas, cabrón, aquí nosotros somos la Ley, y aquí ya te cargó la chingada’. Así me estuvieron ahí torturando, y otro día en la mañana, pues ya se dio cuenta un amigo mío que se llama Juan Carlos Fernández, que incluso él declaró en la carpeta de privación, porque era un secuestro, porque me estuvieron torturando hasta que les firmé un documento notariado, donde yo les entregaba las propiedades, me salía de mi casa y me iba de ahí. Todo eso el día 2, como a las siete, les firmé después de cinco días, pagando mi rescate con mis propiedades”, recordó la víctima.

Peralta Gómez fue obligado contra su voluntad a firmar un documento “notarial” en el que cedía todas sus propiedades a su entonces pareja, Virginia “N”, quien habría orquestado la privación ilegal de la libertad, con Enrique “N” como responsable material de la privación de don Víctor.

Una vez que firmó como si hubiera pagado su rescate, fue dejado en libertad y en la calle buscó dónde dormir, para al día siguiente iniciar la batalla por recuperar parte de su patrimonio, que según calcula, fueron varios carros, propiedades y comercios, más de 6 millones de pesos.

“Cuando fui a poner la demanda empezaron los problemas, porque el Ministerio Público dijo que no era secuestro, porque yo había pagado mi rescate personalmente, que nadie lo pagó por mí. Me fui de ahí y me empecé a enfrentar al monstruo de la corrupción, porque todo se complicó, como me habían dicho los secuestradores que todos tenían comprado, jueces y todo, se ha visto, porque hasta la fecha he andado luchando contra este monstruo de la corrupción”, lanzó Peralta.

Por enésima vez se ha diferido la audiencia para enjuiciar a los responsables y para que a Víctor le regresen sus propiedades. Por uno u otro motivo, tienen a la víctima dilatándole la justicia, seis años después, es momento que no ha podido hacer efectiva la Ley.

Funcionarios van y vienen, sin combatir la corrupción.

De nuevo fue diferida la de vinculación a proceso sin que don Víctor Peralta sepa por qué, sólo lamenta que ya está para responsabilizar a los imputados. La de su ex pareja se programó para las 09:00 horas del 8 de junio.

“Puse quejas en Contraloría Interna en su tiempo y forma, y así le entregué cartas a él (gobernador Víctor Castro) y al ex gobernador (Carlos) Mendoza Davis, pero desgraciadamente él (gobernador) ha encubierto a todos ellos, yo todo el tiempo lo he dicho y lo vuelvo a repetir: es el que manda a todos ellos. Total, que mi caso ha sido de corrupción fuerte, donde tengo todo documentado, cómo han sucedido los hechos, cómo suspendían las audiencias”, denunció el afectado.

EL DESPOJO

Víctor aún recuerda la última noche en su cama, en su hogar. Fue la última vez que descansó en su vida, iniciando desde entonces una batalla legal con represalias, con necesidades, sobre todo con mucho empeño.

De no ser por su persistencia, ya hubiera echado todo por la ventana y “les hubiera entregado todo mi trabajo en bandeja de plata”, pero lamentablemente lo despojaron y las autoridades han aportado mucho para que siga impune su caso.

“Como he logrado sentencias y ellos siguen igual, no me han devuelto lo mío, ni siquiera han caído a la cárcel, ninguno de ellos, ya los sentenciaron, se declararon culpables y tampoco les hicieron nada, sigo luchando para conseguir lo mío y no he podido lograr nada”.

Sobre este caso, Daniel de la Rosa Anaya, procurador estatal de Justicia del Estado, explicó a ZETA que hay muchas inconsistencias, sobre todo porque muchas personas “metieron mano” a la carpeta de investigación, sobre todo defensores y ex servidores públicos que fueron destituidos por su mal actuar. Ahora se hace lo posible por hacer justicia al ciudadano.

“Por supuesto que estamos abocados en llevar justicia a los ciudadanos, no sólo en este caso, sino en todos los que ingresan, estamos actuando con profesionalismo y veracidad en cada caso. Creo necesario que los ciudadanos necesitan justicia, en este caso en particular hay muchas deficiencias por manos que han intervenido, sobre todo de la parte defensora, la misma víctima lo reconoce por abogados que han intervenido, nosotros atendemos”, indicó el funcionario.

La fortuna de Peralta Gómez ha ido en detrimento, las personas que lo despojaron hoy operan sus negocios y viven en su casa con tranquilidad, y él, que luchó y se esforzó por conseguir su patrimonio, ni siquiera puede pasar cerca porque afectaría su caso.

Lo que más lo llena de rabia, dijo, es que servidores públicos hicieron mal uso de su uniforme y afectaron también su caso, de la misma manera que abogados que se acercaron a apoyarlo desde un inicio.

“Siguen operando (los comercios), en las manos de quien se lo dio a ellos. En la casa también están viviendo ellos y yo ando en la calle, rentando, todo eso supuestamente ya se iba a arreglar, y resulta que archivaron la carpeta 510, donde aparece otra vez el notario, pero no aparece. Ya no vienen las fotos, no viene nada, entonces mandaron a la abogada, que fue la que agarró la carpeta, se llama Evelia Molina Amadar o Amador Molina, que lo iban a arreglar y que ya estaban de acuerdo. Pero no, pues no se hace nada. Víctor, el gobernador, me firmó una carta de compromiso que al último se le olvidó”, externó Peralta Gómez.

LA BARRERA DE LA CORRUPCIÓN

Como don Víctor lo menciona, el actual gobernador le mintió al prometerle ayudar a que el caso fluyera y se hiciera justicia. Promesa que tiene plasmada por escrito.

Peralta reconoce que hay servidores públicos que han trabado su caso, “y quién es el que manda a todos ellos, como dice el de Contraloría Interna, el licenciado Calvillo: el gobernador manda. Yo veo las cosas mal aquí, pero él es el que dice si se hace o no, mientras él esté metido en mi carpeta, yo voy a seguir siendo la víctima del sistema corrupto que existe en Ciudad Constitución y La Paz”, denunció.

Su caso ya pasó por juzgados del Sistema Penal Acusatorio de los Partidos Judiciales de Comondú, Loreto y Mulegé, y ahora también el de La Paz. Sólo le falta recorrer el de Los Cabos para decir que en todo Baja California Sur no han podido brindarle la justicia y paz que necesita.

“De ninguna manera vamos a permitir que se pase por encima de los derechos del ciudadano, siempre vamos a velar porque la justicia se aplique y que paguen los responsables, en este y cualquier caso. Creo que ya se han establecido algunas sanciones y seguiremos”, expresó al respecto el procurador De la Rosa.

La víctima es apartidista, sin embargo, con el afán de recibir justicia, las actuales autoridades le pidieron sumarse a las filas de Morena para acabar con la corrupción al interior del sistema de justicia y de la administración.

“En 2018 me uní a Morena, esperanzado a que me iban a ayudar, pero desgraciadamente todos los políticos son iguales, así llámese partido, el partido que sea, llegan al poder y se les olvidan las propuestas, las promesas. Ha sido un problema muy duro encontrarme con un monstruo de la corrupción y luchar yo solo contra ellos”, indicó Peralta.

Sin embargo, en cuanto a su caso todo siguió igual, incluso la situación se agravó.

“Me dijo que iban a mandar otra abogada, mandaron a una que se llama Gladys Ariana García Reyes, ella llegó e hizo lo mismo, se sorprendió, que ya le había mandado el gobernador y el procurador arreglar eso, pero desgraciadamente es la que está encubriendo ahora a los imputados y no quiere hacer nada, tiene puros pretextos”, afirmó el denunciante, para, finalmente, dejar claro que está luchando contra “el monstruo de la corrupción, en realidad es algo grande”.

Recién entregó una última carta al gobernador y al propio procurador, en la cual “me despido y les digo que no hizo nada por mí, y en realidad hay que ser francos: de todo el político, cuando llega, Víctor está actuando peor que los de antes”.

Autor(a)

Antonio Cervantes
Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas