21.6 C
Tijuana
jueves, julio 25, 2024
Publicidad

¿Cómo olvidar tres años?

De Trez en Trez

Uno.- Después de 3 años y tres meses con 765 millones de diagnósticos y casi 7 millones de muertos como cifra oficial, la Organización Mundial de la Salud (OMS), decretó la semana anterior el fin de la emergencia internacional por el Covid-19; sin embargo, reconoce que hay estimaciones con mayor número de víctimas y consecuencias que llevarán tiempo para solucionarse. La enfermedad no ha desaparecido del todo.

En efecto, la misma OMS cita casi 20 millones de muertos en el mundo, debido a las fallas de registro y de seguimiento del Covid-19, sobre todo en países con deficientes servicios de salud. Ahí está por ejemplo el caso de nuestro país.

Entre las consecuencias que todo el mundo padeció, la OMS menciona el cierre de fronteras, la escasez de productos, el aumento de sus precios, el acaparamiento, las compras de pánico, caídas en la economía de los países, suspensión de los viajes turísticos, un atraso en la educación como nunca había ocurrido, el agravamiento de la pobreza, la saturación de servicios médicos así como el aislamiento, la soledad,  la angustia, el dolor, la incertidumbre, la depresión y la desesperación de ver a familiares enfermos sin poder hacer mucho, a veces ni despedirlos al morir.

Como siempre, los más afectados fueron los países con débil economía; fueron condenados a seguir siendo pobres por más tiempo. En cambio, existen muchos que se hicieron ricos a costa del sufrimiento de los demás. Salió el lado más ruin de algunos que comerciaron y politizaron la pandemia. Llegará el momento de responder por ello.

La pandemia también nos evidenció cuan vulnerable somos los seres humanos y los sacrificios que se pueden hacer cuando es necesario. Ahí queda el ejemplo de la mayoría de los trabajadores de la salud.

Sin embargo, la OMS aclaró que el virus continúa circulando, que hay muchas incertidumbres sobre su evolución, aún se detectan fallas en su seguimiento y vigilancia; aunque asegura en su informe que la situación “ha mejorado considerablemente, con menos mortalidad y más inmunidad”.

La OMS recalcó también que el fin de la emergencia sanitaria no quiere decir que el problema del Covid haya terminado: “Aún es una nueva enfermedad de la que resta investigar más”; por ejemplo, sus mutaciones y el llamado “Covid largo” o persistente, siguen los contagios y pacientes en cuidados intensivos.

Doz.- El gobierno de los Estados Unidos hizo lo propio aún antes que la OMS, cuando el Presidente Biden firmó el 11 de abril la iniciativa de Ley correspondiente por la que se levantan medidas de emergencia en tanto que otras desaparecerán en las próximas semanas. A pesar de tener un buen sistema de salud y de tener vacunas probadas, hasta el 5 de mayo de 2023 han muerto un millón 162 mil 403 personas, siendo el país donde más fallecimientos hubo, según  Statista.com. (https://es.statista.com/estadisticas/1095779/numero-de-muertes-causadas-por-el-coronavirus-de-wuhan-por-pais/). El Top 5 de víctimas por país: USA, Brasil, India, Rusia y México.

Trez.- El caso de México es fácil de resumir: Se subestimó la pandemia, se politizó, se centralizó la vacunación, (Pfizer-BioNTech, Janssen y Moderna al principio, Cansino, COVAX, AstraZeneca, Sputnik V, Sinovac y Abdala después; la Patria nunca apareció), se manejó mal, se dijeron e hicieron tonterías, se dificultó la vacunación, largas filas, desorden, presencia militar, los “siervos”; se mantuvo al Dr. López -Gatell por encima del mismo secretario de Salud. 333 mil 913 muertes al 5 de mayo de2023 según Statista.Com. El Conacyt  reporta al 7 de mayo 333 mil 961 fallecimientos (https://datos.covid-19.conacyt.mx/).

Sin embargo, ya en 2022 la BBC reportaba un exceso de mortalidad ligado al Covid de 626,000 personas, (https://www.bbc.com/mundo/noticias-61333739), por lo que hay estimaciones de 700 mil mexicanos fallecidos; más del doble de la cifra oficialmente reconocida.

El martes pasado, se dio por terminada en México la emergencia sanitaria por Covid. ¿Pero cómo olvidar tanta negligencia, tantos muertos, los errores, los disparates, las incongruencias (el Quédate en Casa y López- Gatell en Oaxaca echando novio), la angustia de enfermos y familiares, tanto sufrimiento?

P.D.- Pudieron hacerlo mejor.

P.D.2.- De hacer notar el otro “palo” de la SCJN a lo mal legislado por los títeres morenos.

Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana.

Correo: profeohe@hotmail.com

Autor(a)

Óscar Hernández
Óscar Hernández
Oscar Hernández Espinoza Oscar Hernández Espinoza Oscar Hernandez 17 oscar@boltmedia.com.mx
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas