14 C
Tijuana
sábado, enero 14, 2023
Publicidad

En alerta por grupos armados del CDS

Las balaceras más recientes en La Paz y Comondú tendrían relación directa con el Cártel de Sinaloa (CDS), al ser el grupo criminal con mayor presencia en Baja California Sur, asegura una fuente de la Mesa Estatal de Seguridad Pública.

En ese contexto se anota el atentado del 25 de septiembre, en el cual golpearon a tres agentes de Seguridad Pública Municipal de Comondú, identificados como Gabriel González Hernández, comandante general; Romualdo Salvador Geraldo Amador, comandante supervisor; y el policía raso Alberto Gómez Torres.


Publicidad


De igual forma, el incidente del 8 de octubre en la delegación de Los Planes, donde alrededor de 30 pistoleros con armas largas y granadas irrumpieron en una boda para llevarse a una pareja que horas más tarde sería liberada.

“El control recae en un solo grupo criminal, todas las detenciones recientes y aseguramientos de armas van en un mismo sentido, misma operatividad y apunta a grupos del Estado de Sinaloa”, confirmó a ZETA un miembro de la Mesa de Seguridad Pública Estatal.

Derivado de las indagatorias del hecho suscitado en Los Planes, fuerzas de inteligencia lograron ubicar a José “N”, de 33 años, detenido el 24 de octubre en un camino vecinal que conduce a la colonia 1 de Mayo, a la altura del Kilómetro 6 de la carretera La Paz-Los Planes.

La Agencia Estatal Investigación Criminal (AEIC) de la Procuraduría General de Justicia del Estado detectó un vehículo KIA color gris, modelo 2019, y al marcarle el alto, 900 metros más adelante descendió José “N”, empuñando un arma larga AR-15 calibre .223 que accionó en repetidas ocasiones. Los agentes repelieron la agresión, logrando su captura.

Días después, las autoridades detuvieron a Víctor José alias “El Lucas”, líder de plaza de la zona sur de La Paz y responsable del intento de levantón en la boda de Los Planes.

Daniel de la Rosa Anaya, titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), confirmó la judicialización de los detenidos, así como las armas largas y cortas, aparentemente de células de Sinaloa.

“En hechos recientes de alto impacto (…) inclusive de detenciones muy importantes de los presuntos responsables con armamento, ya nada más en lo que va de prácticamente una semana, semana y media, hubo entre las armas de fuego que se aseguraron en Comondú; con éstas, más de 13 armas de fuego largas, la mayoría de ellas, y algunas cortas. El caso de Comondú ya está judicializado, inclusive se están generando mandamientos judiciales importantes por delitos graves, que ya se están desarrollando el cumplimiento de los mismos y estaremos informando también de esos casos”, expresó el funcionario estatal.

PISTOLEROS EN BAILE EN LOS BARRILES

Entre los días 14 y 20 de noviembre, la delegación Los Barriles, situada sur de la Capital sudcaliforniana, celebró sus tradicionales fiestas con un programa artístico, cultural y deportivo. El sábado 19 tuvo lugar la premiación de la Reina de las Fiestas y culminó con un baile popular amenizado por las agrupaciones musicales Ciclones del Arroyo y Sencillos de la Baja.

Ya corridas las horas del baile, unos individuos se alteraron y comenzaron los golpes aun con la presencia de agentes de la Policía Municipal de La Paz, fue hasta que llegaron hombres vestidos de civil portando armas cortas y largas, frente a los propios agentes desarmados, que la pelea se controló.

“Traen mejor armamento que nosotros; nosotros prácticamente estábamos para apoyar en logística, nomás estamos para hacer presencia, pero realmente no tenemos fuerza operativa para actuar. De qué sirve decir que somos policías si no hacemos nada, y el principal problema es que los mandos, son los que le dan el control a esta gente”, denunció a este Semanario un agente de la Policía Municipal de La Paz que participó en las fiestas.

Con total normalidad, el comando armado pasó entre los agentes, algunos con rifles de alto poder colgados al hombro o con pistola en mano, se acercaron a personas no identificadas y las amenazaron. Al observar la escena, los asistentes que rodeaban a los rijosos salieron del graderío rápidamente.

“Por supuesto que tenemos miedo, si ves los videos de la gente, parece que estamos pintados, la gente de Los Barriles nos pela, pero cuando interviene la gente armada que controla toda esa zona, ahí sí, huyen al verlos, se ve claramente en las gradas al ver a esta gente”, recordó el oficial sobre el incidente, para concluir su relato:

“Toda la ranchería de La Paz, toda la zona sur está plagada de sicarios, y no es que anden con pistola en mano o clavada en el pantalón, los ves con tranquilidad portando armas largas. Permiso de quién, no sé, pero es de alto rango, nomás nos dicen ‘Hágase a un lado, que voy a intervenir’, no tenemos fuerza”.

LA PAZ, TIERRA DE NARCOS

Para quienes visitan La Paz, principalmente vía marítima y que disfrutan de las playas de la Capital, los delincuentes han enviado un mensaje claro: el letrero de límite de velocidad fue baleado por un presunto grupo delictivo.

Ante este tipo de hechos, el Consejo Ciudadano por la Seguridad Pública y Justicia Penal emitió un posicionamiento:

“Si permitimos como Gobierno, instituciones y como ciudadanos la entrada de estos grupos criminales, sin duda va a ser más complicado erradicarlo cada vez más, se están apropiando de la actividad económica, ha pasado en otros estados, entonces, si somos casi una isla y si tenemos el control como lo ha dicho el gobernador, es momento de aplicar estrategias con base en la experiencia en otros estados y evitar en la mayor posible. La presencia de armas de fuego en las calles, es sinónimo de impunidad, porque de impunidad no solamente estamos hablando de quien comete un delito y se le captura, no; impunidad es quien transgrede la Ley, y lo sigue haciendo sin que nadie actúe. Este Gobierno ha reducido la presencia ciudadana en las reuniones de la Mesa de Seguridad, sin empresarios, han concentrado la estrategia única y exclusivamente en las instituciones, todo ha sido encapsulado”, describió un representante del organismo.

“Si bien, no tenemos la capacidad investigativa para erradicar la delincuencia, contamos con una opinión estudiada, sabemos de la problemática y hacia dónde vamos, porque vimos crecer la violencia en Ciudad Juárez, vivimos de cerca lo ocurrido en Tijuana y porque tenemos al lado a los empresarios que viven cada día el problema”, finalizó.

CRIMINALES ASEDIAN COMONDÚ

En la Mesa de Seguridad Pública Estatal ya está el análisis de Comondú, y algunos al seno gubernamental, han opinado que el panorama es “complicado”. Incluso propusieron al menos siete objetivos principales “para calmar esto”.

“Apenas pasó lo de los policías tableados aquí en el Valle y la cosa se apaciguó, así estuvimos hasta hace unos días. Las peleas de gallos, carreras de carros y de caballos, la venta de alcohol y el marisco, todo regresó a como estaba hace unos años, de nuevo vi viva a la ciudad con todos los comerciantes, la gente se acumulaba de nuevo en la venta de mariscos, fiestas y todo”, afirmó Luis Gabriel, conocido como “El Tolete”.

De oficio jardinero, se inició como comerciante de ceviche y, aunque él no se dedica estrictamente a vender alcohol, algunos clientes le piden cerveza, “y como tengo al lado el depósito, se la traemos, no nos cuesta nada y así los atendemos”, añadió el vendedor que hace un mes y medio fue amenazado por un grupo criminal.

“Hace unos días todo cayó de sopetón, ‘Llegó la nueva administración’, así dijeron, sin decir agua va, aquí en mi local llegaron y así como Juan por su casa, se bajan dos tipos y a mí y a mis clientes nos dicen de la entrada: ‘Como que ya es tarde’, y pues yo sin deberla, le dije que apenas estaba iniciando lo bueno, cuando le digo, se levanta la camisa y se ve el arma, y dice: ‘Ya es hora de cerrar, ¿no?’. Ahí entendí que no van a soltar esto”, compartió “El Tolete”.

Sin embargo, el blanco no sólo son negocios que venden mariscos y alcohol, también se han registrado incidentes en bailes, carreras y peleas de caballos.

Apenas el reciente puente del 20 de noviembre, familias que desde La Paz y Los Cabos visitaron a sus familiares establecidos en Ciudad Insurgentes, constataron algo jamás visto: unidades civiles cuidando la zona.

“Hay quienes dicen que andan patrullando las calles, vigilan más que el Municipio, llega la hora y salen a cerrar los locales. La misma gente te dice que andan en sus troconas con los tipos atrás armados, aquí no; llegó un carrito Honda reciente modelo con sus torretitas por dentro y ¡sobres!”, puntualizó el comerciante.

En un recorrido realizado por las calles de Ciudad Constitución, Insurgentes y parte de Loreto, ZETA pudo constatar la nula presencia policial de noche. De día apenas se alcanzaron a ver dos unidades de seguridad y una camioneta de la Guardia Nacional estacionada en una tienda Coppel.

- Publicidad -

Autor(a)

- Publicidad -

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas