11.1 C
Tijuana
domingo, diciembre 4, 2022
Publicidadspot_img

Moody’s pronostica depreciación de 20% del peso; “mínima posibilidad” que ocurra: Banxico

El peso mexicano se depreciará 20 por ciento frente al dólar entre finales de 2022 y a lo largo de 2023 o incluso en 2024, previó la calificadora Moody’s Analytics. Esto significaría que la divisa estadounidense pasaría de 20 a 24 pesos.

Con base en un modelo que replica las condiciones monetarias y financieras durante las dos últimas crisis globales (2009 y 2020) y bajo el supuesto de que el exceso de liquidez resultado de la expansión monetaria global se retire del país en una magnitud similar, “se anticipa que el peso mexicano estará sujeto a una corrección depreciatoria significativa en los próximos meses”, indicó Alfredo Coutiño, director de Moody’s para América Latina.


Publicidad


Según esta perspectiva, el endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés) históricamente ha generado una “corrección” del valor del peso.  Sin embargo, Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México (Banxico), consideró como “mínima” la posibilidad que el peso se deprecie como lo pronostica Moody’s.

“Hemos tenido salidas de capital del portafolio significativas en los últimos tres años, sin afectación al tipo de cambio, lo que ha reducido la tenencia de extranjeros y reduce nuestra vulnerabilidad en el futuro, lo que minimiza la posibilidad del escenario” indicó Coutiño en su cuenta de Twitter.

En entrevista con NEGOCIOZ, el economista Jorge Fonseca afirmó que “no es imposible una depreciación de la moneda”, pero al menos “no se ven las condiciones para que eso ocurra en el corto o mediano plazo”.

En su opinión, el escenario previsto por Moody’s Analytics se basa en que la FED ha estado incrementado la tasa de interés con la intención de desincentivar la demanda de bienes y servicios, y con ello retomar el control de la inflación.

En teoría, esta política monetaria reducirá la circulación de los dólares en los mercados y provocaría correcciones en algunas de las monedas, tanto de las que se encuentran en la canasta de divisas, como el euro, la libra esterlina y el yen japonés (utilizadas como referencia para fijar las cotizaciones del mercado cambiario), como en las monedas de países de Latinoamérica, donde el peso argentino acumula una pérdida de -19.3%, el peso chileno -14.1% y el peso colombiano -10,8%. Sin embargo, “el peso mexicano se mantiene estable”.

El que Banxico mantenga un seguimiento puntual de la FED y a medida que esta última ha ido incrementando su tasa de referencia el banco central mexicano también lo haya hecho, permite asegurar la entrada de divisas al mercado, con lo que se mantiene estable el tipo de cambio.

Otro factor para mantener el peso estable es el nearshoring o relocalización de proveedores de las empresas de manufactura a México, ya que buscan acortar el tiempo y los costos en los traslados de sus insumos o por el propio desacoplamiento de la manufactura estadounidense de China, derivado de las disputas comerciales que han deteriorado su relación.

Por lo anterior, se prevé que la entrada de divisas a México esté asegurada por varias vías, desde la manufactura de exportación, las remesas, la venta del petróleo, el turismo y el apetito de los inversionistas por mejores tasas de retorno de su inversión.

Sin embargo, el especialista observó que la diversificación del ingreso de divisas podría ser afectada por una escalada en las disputas comerciales en el sector energético entre México y sus socios comerciales, en el marco del T-MEC.

Vía Twitter, Gabriela Siller, directora de Análisis Económico en Grupo Financiero BASE, señaló que para que el dólar pase de 20 a 24 pesos, “tendría que darse una crisis similar a la de 2008, 2020, así como tener alto déficit fiscal o tener una amenaza tipo Trump”.

Expuso que el peso mexicano ha sido beneficiado por el diferencial de tasas entre Banxico y FED, y se espera que así se mantenga al menos hasta la primera mitad de 2023.

Para concluir, la especialista resaltó que el período en que el peso mexicano tuvo mayor depreciación a lo largo de la historia, fue por el denominado error de diciembre (1994), al pasar de 3.09 a 8.20 pesos (165.20%) del 30 de marzo de 1993 al 9 de noviembre de 1995.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img
Julieta Aragón
Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco. Cursé la maestría de Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y sigo en proceso de tesis. Soy reportera de ZETA desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -spot_img

Destacadas