Por fentanilo, 33% de adictos fallecidos en Mexicali: Semefo

Fotos: Cristian Torres
Edición Impresa lunes, 5 septiembre, 2022 12:00 PM

Por primera vez se confirma incremento en consumo de fentanilo en BC. Desde 2019, mil sobredosis en Mexicali; 3 de cada 9, por este opioide más fuerte que la heroína

“Haz de cuenta que estoy muerto; es un anestesiante muy fuerte”, es una de las primeras frases que externa Óscar Chairez Quintana, de 40 años de edad, originario de Ciudad Juárez, Chihuahua, pero radicado desde hace 20 años en Mexicali, donde se refugió tras tener una serie de problemas en aquel municipio -precisamente- por el consumo de enervantes.

Delgado, de tez morena y con llagas en varias partes de su humanidad, Óscar se enfrenta al mundo de las drogas, al cual pertenece desde hace 30 años, cuando por primera vez consumió heroína.

Desde niño creció entre heroína, puesto que todos los integrantes de su familia eran consumidores; fue así como perdió absolutamente todo, ya que no conoce otra vida que no sea la del consumo.

“Eres la escoria, podría decirse, con todo respeto, que no somos iguales. Amigo, te limpio el vidrio, hazte para allá. Y pues la culpa la tiene uno porque tampoco nadie te obliga a que lo consumas, peor ya que tengo años consumiendo te digo que ya estoy harto, yo no sé lo que es una sobriedad”, refirió Óscar, quien desesperadamente pide ayuda a la ciudadanía, afirmando que ya ni siquiera tiene la capacidad de sentir dolor en su cuerpo.

Fiscal general, secretario de salud y secretario de seguridad

Dicha charla se suscitó en las instalaciones de Verter, un organismo de la sociedad civil que brinda un espacio seguro para los consumidores de enervantes, donde se les otorga la parafernalia para su consumo y así evitar la propagación de enfermedades como hepatitis C o VIH, por el uso irresponsable de jeringas en la vía pública.

Esa tarde, Óscar ya llevaba su primera dosis para salir a la calle con el único objetivo de conseguir 200 pesos en cierto límite de tiempo para no sentir los estragos de la abstinencia. Por su propio dicho, se supo que en un día normal requiere entre cuatro o cinco dosis para salir a la calle.

Él, es uno de tantos consumidores de drogas que en los últimos meses ha experimentado el reciente arribo del fentanilo, al cual identifican como un anestesiante muy poderoso.

Particularmente reconoce su adicción a este opioide desde hace tres meses, y considera que dicha droga está causando más muertes en las calles que otras.

Según un estudio que inició en fase de prototipo por parte del Servicio Médico Forense (Semefo) en Mexicali, el 33 por ciento de las personas consumidoras de enervantes resultan positivas a fentanilo y en prácticamente todos los casos se identificó otro estupefaciente como metanfetamina, que continúa siendo la droga más utilizada en la Capital bajacaliforniana.

La información proporcionada por el doctor César Raúl González Vaca abarca los meses de junio, julio y agosto, y es una primera etapa de diagnóstico para identificar la gravedad del problema,  -a su juicio- ya arroja datos muy graves.

Pese a que el secretario de Salud del Estado, Adrián Medina Amarillas, reconoce que existe una situación crítica, aseveró que no cuentan con estudios recientes para identificar la gravedad del problema. En tanto, policías municipales y estatales han identificado un incremento sustancial en los decomisos del opioide.

ATIENDE VERTER MIL CASOS DE SOBREDOSIS; SEMEFO INICIA ESTUDIOS

Óscar Chairez reconoce que tiene tres meses consumiendo fentanilo, el cual -asegura- es mucho más fuerte y necesita entre cuatro y cinco veces al día para funcionar diariamente, por un precio de 200 pesos cada dosis.

“Me da miedo despertar, no traer dinero, no voy a poder caminar, no voy a poder hacer nada, si no me curo puedo estar tirado ahí todo el día, hasta el momento que me metas fentanilo es como si le echaras gasolina al carro, pero mientras me puedo quedar todo el día y ahorita que me hice así, es porque ya estoy harto”, refirió la víctima, quien no sabe lo que es tener tos o sentir dolor físico, al grado de decir que pudieran cortarle un dedo y no lo sentiría.

Según Lourdes Angulo, directora de Verter, de 2019 a la fecha han atendido a mil personas por sobredosis, ya sean ellos directamente, Cruz Roja o usuarios capacitados para brindar naloxona a sus compañeros.

 

La representante de la sociedad civil aseveró a raíz del hallazgo de fentanilo en las calles, notaron un incremento sustancial de sobredosis, al grado que en lo que va del año se documentaron 600 casos, lo cual quiere decir que en los primeros ocho meses del año se documentaron más de las incidencias de 2019, 2020 y 2021, juntos.

Hay días que se han detectado hasta cinco o seis sobredosis al día, pero pocas personas han fallecido en ese contexto.

El registro de Verter es confiable, al ser la única institución encargada de ofrecer naloxona, un medicamento que contrarresta los efectos de una sobredosis por opioides. Con la intención de ampliar la cobertura, en Verter tomaron la decisión de regalar la naloxona a usuarios de drogas y a la misma Cruz Roja que no cuenta con dinero ni material para adquirir este medicamento que identificó como costoso y de uso exclusivo mediante receta.

Para Lourdes Angulo, el uso de la naloxona debería ser gratuito y de fácil alcance para los consumidores de droga, toda vez que su aplicación es la diferencia entre la vida y la muerte.

Por su parte, González Vaca, titular del Semefo, indicó que a diferencia de otras drogas, el consumidor de fentanilo puede pasar inadvertido, toda vez que su deterioro físico es distinto.

A diferencia del cristal, que daña los organismos lentamente, los consumidores de fentanilo no duran mucho tiempo, debido a la potencia de los ataques fulminantes.

De acuerdo con González Vaca, el proyecto sólo se implementó en Mexicali al contar con un químico y -según los números-  debido a que el nivel de consumo de enervantes es superior en Mexicali que en Tijuana,

Los datos se han obtenido por medio de pruebas rápidas que se extraen de la orina, sangre, jugos gástricos u ojo, y sólo se contempla a personas en situación de calle o que tienen conocimiento de que era consumidor, lo que arroja que más de la mitad de las muertes que recibe Semefo son de personas adictas. Dependiendo del mes, la institución dependiente del Poder Judicial puede tener entre 100 y 200 personas fallecidas. De ahí se extrae la muestra.

La mayoría de las víctimas son hombres, pero también se han detectado mujeres y el promedio de edad ronda entre los 30 y 40 años.

Respecto al estudio, la metanfetamina sigue siendo la favorita de los consumidores con un 73 por ciento, pero el hecho que haya superado a otras drogas y se coloque en segundo lugar en tan poco tiempo, hace pensar que la situación es crítica.

En junio sólo se detectaron dos mujeres fallecidas, en julio otras dos y agosto llegó a tres, pero la gran mayoría son hombres. Sin embargo, los estudios de Verter en torno a las mujeres arrojan de 9 de cada 10 féminas que utilizan a las salas de protección para consumo seguro de Verter, y que permiten revisar lo que van a consumir, tienen fentanilo mezclado con otra droga.

Con estos resultados esperan solicitar una ampliación presupuestal para obtener más pruebas rápidas cualitativas, y así hacer análisis de cada cadáver que llegue al Semefo.

POLICÍAS LES ROBAN Y ROMPEN NALOXONA

Una de las principales inconformidades que externó Óscar, fue que policías municipales son los principales agresores de personas en situación de calle que deambulan por la Zona Centro de la ciudad.

Confesó que ha cometido crímenes e incluso ha atacado físicamente a personas para quitarles sus pertenencias, sin importarle ser capturado por las autoridades. De hecho, dijo, acababa de salir de la Subcomandancia de Zona Centro, donde fue asegurado por su apariencia física, en la que “ya no me reconozco”.

Recordó que ese día fue detenido y los policías le robaron 15 dólares que tenía para comprar sus primeras dosis, pero al final le devolvieron 5 para que se curara la malilla. Sin embargo, ese día permaneció 39 horas interno y sin consumir drogas, provocándole convulsiones al interior de barandillas, a lo que policías municipales le brindaron el primer apoyo y posteriormente pidieron la atención de Cruz Roja, para que  “muriera en otra parte”.

Para Lourdes Angulo, directora de Verter, hay mucho peligro en esta situación, puesto que los policías prácticamente los asaltan al verlos en la calle, pero han detectado que les quitan y desperdician la naloxona. Es decir, de forma dolosa dañan el material, lo que deja a los adictos en situación de indefensión al momento de experimentar una sobredosis.

Luego que Óscar se recuperó de la abstinencia, salió a la calle sin dinero para consumir, por lo que tuvo que rogarle al dealer para que accediera. Y es que entre sus prioridades está el consumo de enervantes, al grado que prefiere no comer para no descompletar el dinero de sus dosis.

 

EN EU HAY ALERTA, EN MÉXICO APENAS LO RECONOCEN

Según informes desclasificados de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, desde 2014 notaron un incremento en sobredosis y muertes derivadas de opioides como el fentanilo, sobre todo en la zona Noreste del país.

Las cifras no se detuvieron en su escalada y hoy en día se considera una alerta nacional el consumo de fentanilo, toda vez que por tratarse de un producto sintético y hasta 50 veces más potente que la morfina, la cantidad de decesos es muy alta.

De hecho, los mismos análisis arrojan que alrededor del 70 por ciento de las muertes derivadas por el consumo de drogas en EU derivan de un opioide. El fentanilo es trasladado principalmente por la frontera Sureste de la Unión Americana y tiene la Costa Este como su principal consumidor.

María de Lourdes Angulo Corral

En septiembre de 2018, en una cuartería de la colonia San Marcos de Mexicali, elementos de la entonces Policía Estatal Preventiva capturaron a  Antov Petrov Kulkin, químico de origen búlgaro encargado de un laboratorio de fentanilo; tenía en su poder más de 30 mil pastillas y cada una -según dijo en una conversación informal con policías- podría costar hasta 40 dólares por tratarse de “fentanilo AAA”, es decir, de alta calidad.

Conforme han pasado los años, la producción de fentanilo ha mutado y, de ser un opioide consumido exclusivamente por estadounidenses en forma de pastillas, comenzó a utilizarse como estimulante que se agrega a otras drogas, al grado de sustituirla.

Según el fiscal estatal Ricardo Iván Carpio Sánchez, el consumo en Baja California se ha incrementado, pero normalmente es utilizado como precursor de otras drogas como heroína y metanfetamina.

En tanto, el secretario de Salud, Adrián Medina Amarillas, aceptó que la mayoría de los casos de sobredosis que se registran se dan en las calles, y por ende, no alcanzan a atenderlos de manera temprana. De hecho, sólo el 2 por ciento de las urgencias médicas se deben a sobredosis de fentanilo.

Medina Amarillas finalizó que se está trabajando en un estudio para identificar la gravedad de casos de sobredosis por fentanilo, pero hasta el momento, la única institución pública que tiene indicios es el propio Semefo.

Comentarios

Tipo de Cambio