“Alito” niega ruptura en “Va por México”, pero respalda iniciativa de dejar al Ejército en las calles

Destacados miércoles, 7 septiembre, 2022 9:03 AM

Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido como “Alito”, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), respaldó, el 7 de septiembre del 2022, la iniciativa constitucional de la legisladora Yolanda de la Torre Valdez, mediante la cual plantea ampliar de cinco a nueve años, hasta 2028, la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

Asimismo, “Alito” negó una ruptura al interior de la alianza “Va por México”, asegurando que sostiene comunicación constante con Marko Cortés Mendoza y Jesús Zambrano Grijalva, presidentes nacionales de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), respectivamente. Sin embargo, segundos después se contradijo, diciendo que no hablado con ellos en fechas recientes.

“Ante cualquier duda, se los dice el PRI, la alianza Va por México no está en riesgo. Siempre he tenido comunicación con los dirigentes del PAN y PRD, tenemos un proyecto conjunto, pero eso no quiere decir que coincidamos en todo. Esto es por México, por la gente. ¿Con quién están, con los intereses de partido o con el interés supremo del pueblo de México?”, dijo “Alito”.

“El llamado a nuestros coaligados es que nos comprendan y tengan claro que esta decisión es a favor del pueblo de México. Romperla por esta causa es no darle importancia a lo que hemos construido y avanzado. Hay que defender con todo a la coalición y a la alianza”, indicó “Alito”, quien se contradijo, señalando que por ahora no ha tenido comunicación con las dirigencias del PAN y PRD, pero que sí habló con el presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro.

“Se los dije a los compañeros de Va por México, nos interesa mucho nuestro planteamiento. Mantenemos con profunda convicción nuestra postura aliancista porque es el mejor camino de llegar a la victoria en 2023 y 2024, así que el llamado a nuestros coaligados es que tengan claro que esta decisión es a favor del pueblo de México. Yo creo que ellos no hablan de ruptura, hablan de suspensión, una pausa, para convocarnos al diálogo, para construir y acercar posiciones”, agregó Moreno Cárdenas.

“Tuve comunicación con el diputado Santiago Creel [del PAN], quien me expresó que tuviéramos muy claro que esta era una suspensión y que lo que seguía era sentarnos a construir y a dialogar, esa es la posición clara. La posición nuestra en el partido ha sido siempre en pro de la alianza”, insistió el presidente del Comité Ejecutivo Nacional, del Partido Revolucionario Institucional.

Durante una conferencia de prensa, en la que también estuvo presente De la Torre Valdez, así como Rubén Moreira Valdez -coordinador del grupo legislativo del PRI en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión-, “Alito” señaló que transferir el mando operativo de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), es contraria al artículo 21 de la Constitución, el cual indica que la seguridad pública debe ser garantizada por instituciones de carácter civil, disciplinada y profesional.

“La transferencia del mando operativo a la SEDNA resulta contraria al artículo 21 de la Constitución, que establece que la Guardia Nacional es una corporación encargada de la seguridad pública y de mando civil, puesto que le otorga a la Defensa Nacional su control operativo y administrativo”, enfatizó Moreno Cárdenas.

Moreno aseguró que respaldan la iniciativa de la diputada priista De la Torre Valdez, que amplía hasta el 2028 la presencia del Ejército en las calles, por lo que llamó a sus aliados de la oposición a que comprendan que dicha propuesta “es a favor de México”. Además, indicó que la alianza “es un muro de contención a la destrucción de las instituciones”.

“Imagínense regresar a 80 mil soldados a los cuarteles […] No es un cheque en blanco ni le estamos haciendo el trabajo al Gobierno, es una decisión que tomamos por México [….] Hoy lo más importante es la pacificación del país”, enfatizó el presidente del Comité Ejecutivo Nacional, del Partido Revolucionario Institucional.

PAN Y PRD SUSPENDEN LA ALIANZA VA POR MÉXICO CON EL PRI

Las dirigencias nacionales de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) anunciaron, el 7 de septiembre del 2022, la suspensión temporal de la coalición Va por México, hasta que el grupo legislativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, no retire o vote en contra de la iniciativa constitucional de la legisladora Yolanda de la Torre Valdez, mediante la cual plantea ampliar de cinco a nueve años, hasta 2028, la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

“Ante la iniciativa de reforma constitucional presentada por la diputada priista Yolanda de la Torre, que prorroga hasta 2028 la militarización del país, expresamos nuestra sorpresa y profunda inconformidad, y le solicitamos a la dirigencia nacional del PRI que revalore y honre la plataforma electoral común a la que se comprometió, así como el reciente compromiso suscrito de la moratoria constitucional”, señalaron las dirigencias nacionales del PAN y del PRD, a través de un comunicado.

“Ante dicha reforma constitucional que prolonga la militarización del país, el PAN y el PRD anuncian la suspensión temporal de nuestra coalición legislativa y electoral, hasta en tanto el PRI no defina con claridad si habrá de honrar nuestra plataforma electoral común de la coalición Va por México que firmamos en el 2021 y la moratoria constitucional que firmamos en junio del presente año. Ambas son, además, completamente coincidentes con diversas organizaciones de derechos humanos, tanto nacionales como internacionales, que hoy han levantado la voz frente a la peligrosa militarización que se está dando en nuestro país”, indicaron las dirigencias nacionales del PAN y del PRD.

En el comunicado -firmado por Marko Cortés Mendoza y Jesús Zambrano Grijalva, presidentes nacionales del PAN y del PRD, respectivamente-, indicaron que “al inicio de este sexenio, los partidos opositores aprobamos la reforma constitucional que creaba la Guardia Nacional con un mando civil y acompañamiento militar hasta por cinco años. Esto con el fin de fortalecer una policía civil con suficiente estructura, capacidad y cobertura territorial”.

“A tres años y medio de creada, la Guardia Nacional tiene un mando militar y también la gran mayoría de sus integrantes son militares, en una clara violación al mandato constitucional. En este tiempo se desmanteló a la anterior policía federal, en lugar de crear y fortalecer una policía nacional civil, bien pagada, equipada y organizada, como era el espíritu original”, insistieron.

“Hoy México vive los más altos niveles de violencia, inseguridad y terror de los que se tenga memoria. Las elecciones federales y estatales de 2021 fueron enormemente violentas y en ellas hubo una clara participación del crimen organizado. Esto se ha debido, entre otras cosas, a la desaparición de la policía federal y el debilitamiento de las policías estatales y municipales, así como a la fallida estrategia de los ‘abrazos’, promovida por este gobierno. La militarización de la Guardia Nacional no ha podido evitar la violencia desbordada que padece México”, señalaron las dirigencias nacionales del PAN y del PRD.

“Desde la pasada legislatura, los partidos opositores hemos presentado controversias y acciones de inconstitucionalidad, debido a la actuación fuera del marco legal de la Guardia Nacional. En paralelo, y ante la exigencia de muchos grupos de la sociedad civil y con la convicción de que era necesario sumar esfuerzos para frenar al régimen autoritario que se está construyendo, los partidos opositores dejamos de lado nuestras claras diferencias y conformamos la coalición Va por México”, enfatizaron.

“En 2021 la coalición Va por México se comprometió y firmó frente a la sociedad civil una agenda electoral y legislativa clara para cuidar a nuestro país, la democracia, las instituciones, los equilibrios y el Instituto Nacional Electoral, así como evitar la militarización del país. En junio pasado la coalición legislativa Va por México refrendó su compromiso de ponerle un alto a Morena y a la destrucción del país, y suscribió la moratoria constitucional, particularmente para cuidar al INE y evitar que continúe la militarización del país”, abundaron las dirigencias nacionales de Acción Nacional y de la Revolución Democrática.

“Prorrogar la militarización del país hasta el 2028 es también prorrogar la inconstitucionalidad de las leyes que los partidos de la coalición hemos votado en contra. Es diferir que se enfrente y resuelva de fondo el problema de la creciente inseguridad, con una auténtica policía civil no militar, que sí salvaguarde la seguridad pública. Siempre hemos insistido en que, en materia de seguridad pública, la intervención militar debe ser por tiempo limitado y únicamente en los casos en que las policías civiles se vean superadas”, insistieron.

“Prorrogar la militarización del país es una tremenda irresponsabilidad, ya que implica transferir a las fuerzas armadas responsabilidades que no les corresponden. Nosotros reconocemos, al igual que la mayoría del pueblo de México, sus aportaciones históricas al país y no queremos que sean culpadas por la ciudadanía ante el fracaso de la estrategia de seguridad del actual gobierno. Hacemos un respetuoso y responsable llamado a la dirigencia nacional del PRI y a sus legisladores para que, más allá de coyunturas políticas e incluso personales, asuman con total responsabilidad la difícil situación que estamos viviendo y privilegien el interés superior de la Nación, expresando con toda claridad su rotundo rechazo y votando en contra de que continúe la militarización del país”, señalaron.

“Recordamos a los legisladores y dirigentes del PRI que la coalición legislativa Va por México tiene el mandato popular de millones de mexicanos y que no se debe poner en riesgo la posibilidad de una alternativa electoral rumbo al 2024, lo cual sería una enorme irresponsabilidad ante los ciudadanos y, más aún, ante las próximas generaciones. A todas las mexicanas y mexicanos les reiteramos, con valor y altura de miras, que nuestro compromiso es y seguirá siendo con México”, finalizaron.

PRI NO RECIBE ULTIMÁTUM, NI DE ALIADOS NI ADVERSARIOS, RESPONDE ALITO; GOBIERNOS DEL PAN NECESITAN A EJÉRCITO, DICE MOREIRA

Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido como “Alito”, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo, el 6 de septiembre del 2022, que no recibe ni acepta ni ultimátum, ni órdenes, de aliados o de adversarios. Sin embargo, adelantó su intención de buscar la unidad.

“El PRI siempre está del lado de las familias mexicanas, ante la ineptitud de Morena tenemos que tomar decisiones pensando en el futuro de México […] El PRI no recibe ultimátum, ni acepta órdenes ni de aliados ni de adversarios. Siempre vamos a construir, en unidad y convicción, por el bien de México. Mañana a las 10:00 am presentaremos nuestra postura en conferencia de prensa.”, escribió “Alito”, en su cuenta de la red social Twitter.

Por su parte, Rubén Moreira Valdez, coordinador del grupo legislativo del PRI en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, rechazó, el 6 de septiembre del 2022, que la iniciativa para extender la permanencia del Ejército en funciones de seguridad pública, forme parte de una negociación con Morena para beneficiar al líder nacional de su partido.

El legislador coahuilense negó que la propuesta rompa la moratoria constitucional acordada por Va por México, como lo afirmó el dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés Mendoza, porque ésta consideraba únicamente las modificaciones constitucionales que afecten a México y la iniciativa presentada por la priista Yolanda de la Torre Valdez, no lo hace.

El ex gobernador de Coahuila dijo que lo que propone la legislador priista es que las cosas permanezcan como ahora hasta 2028, mientras que la iniciativa aprobada por la mayoría de San Lázaro, el 2 de septiembre del 2022, entrega el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional (GN) a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), lo que implica renunciar a construir una Policía civil.

“La moratoria es muy clara: aquello que daña al país. ¿Daña al país que el Ejército permanezca?”, cuestionó coordinador parlamentario priista en San Lázaro, quien insistió que pensar que la propuesta es a cambio del eventual desafuero de Moreno Cárdenas, es ofender a De la Torre Valdez, quien desde la reunión plenaria de la bancada hace unas semanas, les anunció su intención de presentarla.

Cuestionado respecto a la petición del PAN y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de que De la Torre Valdez retire su iniciativa, el legislador federal coahuilense advirtió que recibe con respeto la solicitud, pero jamás se atrevería a pedirle a algún integrante de su bancada que retire una propuesta.

Moreira Valdez confió en que la iniciativa no rompa la alianza Va por México y que, por el contrario, el PAN y PRD la apoyen, porque los estados que gobiernan también requieren al Ejército, por lo menos hasta que existan mínimos de construcción de paz, los cuales pasan por las gubernaturas locales.

“Si se tambalea esto porque nosotros le damos una prórroga al Ejército, también sería ofender al Ejército. Pregúntenle a los habitantes de Michoacán si quieren que se vaya el Ejército, a los habitantes de Hidalgo, de Coahuila, o de Candela o de Lampazos, pregúntenle a los habitantes de Guanajuato si no quieren, a los de Guerrero”, enfatizó.

“En los estados donde hubo problemas de seguridad, nosotros estamos ciertos que sin el Ejército no se logra la paz, primero. Segundo, que no se puede regresar a los cuarteles si no hay mínimos de construcción de paz. Tercero, que esos mínimos también pasan por las Gubernaturas de los estados y los municipios, es decir, que parte fundamental de encontrar la paz está en los Gobiernos de los estados”, señaló.

“Yo espero que no [se rompa la alianza], que todos reflexionemos, cada partido tiene ciertas individualidades y tiene ciertos intereses, yo esperaría que el PAN y el PRD nos acompañaran en esto que, además, tanto en los Gobiernos del PRI como del PAN se hizo uso del apoyo de las Fuerzas Armadas y, además, la sociedad de este País lo quiere”, reiteró Moreira Valdez.

QUE EL PRI ESCOJA: ALIANZA “VA POR MÉXICO” O INICIATIVA DE MILITARES EN CALLES, ADVIERTE EL PAN

Marko Cortés Mendoza, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Acción Nacional (PAN), dio a escoger al Partido Revolucionario Institucional (PRI), si quería continuar con la alianza “Va por México” y o si continuaría adelante con la propuesta de la legisladora priista Yolanda de la Torre Valde, mediante la cual plantea ampliar de cinco a nueve años, hasta 2028, la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

“Yo espero que corrijan, que retiren la iniciativa o que la voten en contra porque de no hacerlo el PRI cargaría con la responsabilidad y tendría que explicarlo, de por qué no puede continuar la coalición ‘Va por México’ ni en lo legislativo, mucho menos en lo electoral”, dijo Cortés Mendoza, durante una conferencia de prensa.

“La dirigencia nacional del PRI debe de asumir la gran responsabilidad de seguirle dando vida a la coalición legislativa que le puso un alto a Morena en la regresiva y destructiva ‘Ley Bartlett’, tenemos un mandato de millones de mexicanos”, agregó el líder nacional panista, desde el Senado de la República.

El 2 de septiembre del 2022, el grupo legislativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, presentó -a través de la legisladora Yolanda de la Torre Valdez- su contrapropuesta de reforma a la Guardia Nacional, mediante la cual plantea ampliar de cinco a nueve años, hasta 2028, la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

Con ello, el plazo no se agotaría en marzo del 2024, sino hasta el 2028, pasando el actual sexenio. La Comisión de Puntos Constitucionales de San Lázaro agendó para el 13 de septiembre del 2022, la revisión de la iniciativa que presentó la priista De la Torre Valdez, para ampliar la permanencia de las FF.AA. en las calles.

Al respecto, durante su conferencia de prensa matutina, llevada a cabo en el Salón Tesorería del Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que el PRI cambie de opinión respecto al tema de seguridad pública, a la par que cuestionó su alianza con el Partido Acción Nacional (PAN), debido que sólo lo ha alejado de la gente y ha traicionado sus principios.

“¿Qué ha ganado el PRI con esa alianza? Bueno, ni el PAN, pero le ha ido un poco mejor. Pero lo peor es darle la espalda, traicionar todo un proceso histórico, político, la Revolución Mexicana es el proceso social más profundo que ha habido, de nuestro país”, insistió el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“En temas de seguridad no debemos meter la cuestión partidista, no lo merece la gente y además que no me vengan con que están en contra del uso de la fuerza y el militarismo porque no les queda, eso es hipocresía. Pienso que hace bien el PRI en rectificar. Es que desde [Carlos] Salinas [de Gortari] se empanizaron, o sea un partido surgido de la Revolución podemos estar de acuerdo o no, pero lo que hizo el presidente [Plutarco Elías] Calles que une a todos los grupos revolucionarios y forma un partido en 1929 luego se transforma en el 38, [Partido Nacional Revolucionario] PNR, luego [Partido de la Revolución Mexicana] PRM, durante el Gobierno del presidente [Lázaro] Cárdenas [del Río]”, insistió López Obrador.

“Lo mejor sería, estaría bien que se ponga un tiempo. Lo que está proponiendo el PRI, ¿qué sería? ¿24? sería el otro sexenio. Terminando el mío y el otro para que si en caso -de que no va a suceder y toco madera- pero para atrás […] Lo que están planteando [en el PRI] que se evalúe y que se haga una encuesta, una consulta formal, eso se lo podrían agregar y se le pregunta a la gente, consulta popular”, comentó el político tabasqueño.

CAMBIÓ DE OPINIÓN SOBRE REGRESAR A LOS MILITARES A CUARTELES, CUANDO VIO INSEGURIDAD, RECONOCE AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció, el 6 de septiembre del 2022, que tras conocer el problema de inseguridad y violencia que se vive en México, cambió de opinión respecto a regresar a las Fuerzas Armadas a los cuarteles durante su Gobierno, promesas hechas cuando fue candidato a la Presidencia.

“Usaban al Ejército y a la Marina para reprimir, y lo que hicimos fue reformar la Constitución, proponer la reforma para que dos instituciones que son fundamentales nos ayudarán a enfrentar el grave problema de inseguridad y violencia. Sí, cambié de opinión, ya viendo el problema que me heredaron, ¿Cómo enfrentar el problema de la inseguridad?”, indicó el mandatario nacional.

“Estoy convencido que la paz es fruto de la justicia, todo eso lo estamos haciendo, pero imagínense, ¿qué íbamos a hacer con la Policía Federal como estaba? Porque creo que sí se sabe que de la Policía Federal salieron todos los que ahora están en la cárcel, acusados o prófugos por tremendas violaciones a derechos humanos”, inisistió el presidente.

“¿Cómo enfrentar el problema de la inseguridad? Ya sabía yo, desde el principio —y estoy seguro de que la paz es la fruto de la justicia— y eso es la base de la política de seguridad: atender a los jóvenes, combatir pobreza, corrupción, mejorar condiciones de trabajo, pero imagínense, ¿Qué íbamos a hacer con la Policía Federal así como estaba?”, agregó.

El político tabasqueño expuso que la inseguridad en México, heredada de los gobiernos que le antecedieron, hace indispensable el uso de un cuerpo militar que tiene disciplina y responsabilidad, por lo que, según él, la Guardia Nacional debe estar bajo el control de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). Asimismo, aseguró que las Fuerzas Armadas no violan los derechos humanos y por ello son pocas las recomendaciones que ha emitido la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

“Sí, pero necesitamos que no se eche a perder, como pasó con la Policía Federal y estoy convencido de que debe la Guardia Nacional depender de la SEDENA, una rama más, como la Fuerza Aérea. Con el encargo de garantizar la seguridad pública en coordinación con los gobiernos estatales que son autónomos y soberanos y los municipales, pero que exista una Guardia con disciplina, profesionalismo y mando militar”, sostuvo el presidente de la República.

FUERZAS ARMADAS CONTINUARÁN CON LABORES DE SEGURIDAD PÚBLICA EN 2024, JUNTO A GN, ADVIERTE AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció, el 12 de agosto del 2022, que buscará una reforma constitucional o legal para evitar que las Fuerzas Armadas regresen a sus cuarteles el 27 de mayo del 2024 y permanezcan en las calles, en labores de seguridad pública, junto con la Guardia Nacional (GN).

Durante su conferencia de prensa matutina, el político tabasqueño reconoció que el artículo Quinto Transitorio de la reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos -aprobada en 2019–, que dio creación a la Guardia Nacional, permite la participación de las FF.AA. en tareas de seguridad pública, solo hasta el 27 de mayo del 2024.

Sin embargo, el titular del Poder Ejecutivo Federal se pronunció por prolongar la presencia y el despliegue de las Fuerzas Armadas, debido a, según él, que las corporaciones policiacas, integradas por civiles, se encuentran rebasadas. Además, el mandatario nacional dijo que con las FF.AA. en las calles, se busca garantizar la seguridad pública.

“Hay un transitorio [en la Constitución], se termina el tiempo en marzo, abril del 24, por eso estamos planteando una reforma constitucional para que la Guardia Nacional dependa de la [Secretaría de la Defensa Nacional] SEDENA y que continúe participando en labores de seguridad publica, tanto la Marina como el Ejército, hay oposición, pero vamos a seguir insistiendo”, dijo.

“Hay que pensar bien, hay que prolongar más el mandato, lo que establece el transitorio, una reforma constitucional, eso es lo ideal, pero tenemos nosotros que buscarle la forma porque nos están bloqueando, en vez de ayudar hay la intención de que no podamos hacer nada y no les importa que son asuntos que tienen que ver con la seguridad”. agregó.

“No [se dejaría a las Fuerzas Armadas en las calles sin un sustento jurídico], porque vamos a buscar la manera, reforma a varias leyes secundarias, siempre por la vía legal. Que se pueda constituir la Guardia Nacional dependiendo de la SEDENA, pero que también, además de sus funciones sustanciales, Defensa y Marina sigan contribuyendo”, insistió.

“Era normal de que estuviesen asaltando enfrente de un cuartel militar, un ciudadano, y no pudiese constitucionalmente intervenir el Ejército […] Podría decir que el transitorio termina en marzo, abril, de 2024, podría decir que ya terminé, pero no quiero que suceda mañana lo que pasó con la Policía Federal, que se corrompió”, finalizó López Obrador.

CONTROVERSIA POR ACUERDO QUE PERMITE A FF.AA. PARTICIPAR EN SEGURIDAD PÚBLICA, VA A PLENO DE SCJN

Durante una sesión pública, los integrantes de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) turnaron al Pleno, el 14 de noviembre del 2021, el proyecto realizado por la ministra Ana Margarita Ríos Farjat al Pleno, que establecía avalar el acuerdo publicado el 11 del mayo del 2020, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En dicho acuerdo se ordena “a la Fuerza Armada [secretarías de la Defensa Nacional y Marina] permanente a participar de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada subordinada y complementaria con la Guardia Nacional en las funciones de seguridad pública”, hasta el 27 de marzo del 2024.

El proyecto de la ministra Ríos Farjat consideraba que el presidente López Obrador no violó el principio de división de poderes, en agravio del Legislativo. Sin embargo, ello no implicaba un pronunciamiento de fondo sobre la constitucionalidad de la intervención de las Fuerzas Armadas en las labores que realiza la Guardia Nacional en materia de seguridad pública.

Ese fue uno de los cuatro recursos de controversia constitucional presentados ante la SCJN en contra de la militarización de la seguridad pública. El promovente fue la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión. No obstante, continuaban listados los amparos del Gobierno de Michoacán, así como de los municipio de Colima y de Pabellón Arteaga, Aguascalientes.

El 22 de noviembre del 2020, el Vigésimo Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa notificó el fallo en el que confirmó, de manera inapelable, el amparo otorgado a México Único contra la Delincuencia (MUD) contra el acuerdo presidencial por Martín Adolfo Santos Pérez, juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México.

En la sentencia que confirmó el Vigésimo Segundo Tribunal, el Juez federal afirmó que el acuerdo violó el transitorio de esta reforma, en el que se permitió seguir usando a las Fuerzas Armadas en seguridad pública, pero de manera “extraordinaria, regulada, fiscalizada subordinada y complementaria” a la Guardia Nacional.

Según el amparo, no se cumplió ningún requisito, ya que se dejó a los militares a cargo de la seguridad de manera permanente y ordinaria, sin estar subordinados a las autoridades civiles, sin regulación detallada y amplia, además de que no se prevén mecanismos para cumplir estándares de protección a los derechos humanos.

JUEZ DECLARA INCONSTITUCIONAL QUE FUERZAS ARMADAS PARTICIPEN EN TAREAS DE SEGURIDAD PÚBLICA

El 15 de octubre del 2020, por calificarlo como un “plazo excesivo”, Martín Adolfo Santos Pérez, juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, declaró inconstitucional el acuerdo publicado el 11 de mayo de ese mismo año, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En dicho acuerdo se ordena “a la Fuerza Armada [secretarías de la Defensa Nacional y Marina] permanente a participar de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada subordinada y complementaria con la Guardia Nacional en las funciones de seguridad pública”, hasta el 27 de marzo del 2024.

El juez federal señaló que el acuerdo incorporó a las Fuerzas Armadas dentro del sistema ordinario y permanente de seguridad interior en tiempos de paz, en contravención a las condiciones constitucionales de validez que sobre la actuación de las Fuerzas Armadas en tiempos de paz ha establecido la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

En la sentencia de Santos Pérez se mencionó, además, que el acuerdo reclamado, tampoco cumplía con el criterio de delimitación geográfica de la intervención de las Fuerzas Armadas, porque ordenaba la participación de los militares en todo el país.

“Determinación claramente injustificada y desproporcional si se toma en consideración que no todas las entidades federativas se encuentran en la misma situación de seguridad o inseguridad, según sea el caso”, indicó el juez federal.

“Atendiendo a la región del país en que nos situemos, se podrá observar, con mediana facilidad, que no todos los estados del país viven el mismo grado de inseguridad en las calles”, insistió Santos Pérez, quien agregó que se inobservó que en las operaciones en las que intervengan las FF.AA. estén subordinadas a las autoridades civiles.

Según el juez federal, con la entrada en vigor de la norma reclamada se facultó a las autoridades militares a llevar a cabo tareas de seguridad pública, sin establecer, expresamente, que en estos supuestos las autoridades militares se encuentran subordinadas a las autoridades civiles.

“Lo que resulta de suma relevancia si se recuerda que, en consecuencia, las citadas autoridades militares seguirán actuando de conformidad con el régimen de subordinación militar previstos en las leyes orgánicas de dichos cuerpos militares como lo son la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos y la Ley Orgánica de la Armada de México”, abundó Santos Pérez.

“Cuestión que en materia de seguridad pública no puede darse. Como se expuso, al llevar a cabo tareas de seguridad pública en tiempos de paz, las Fuerzas Armadas no deben fungir como autoridades ordenadoras en el comando de las respectivas operaciones, pues su función es únicamente la de auxiliar, como autoridades ejecutoras, a aquellas del orden civil”, agregó el juez federal.

El fallo de Santos Pérez -que derivó de un amparo que interpuso la organización no gubernamental México Unido Contra la Delincuencia (MUCD)-, concluyó que no se estableció, de manera puntual y expresa, la subordinación de las autoridades castrenses a las civiles, sino que más bien, se les ordenó coordinación en funciones que, al parecer, llevarán a cabo de manera conjunta, siendo que las FF.AA. únicamente pueden actuar como auxiliares de dicha función pública.

En otro aspecto, el juez federal mencionó que el acuerdo no establece una debida regulación de los protocolos sobre el uso de la fuerza, bajo los principios de excepcionalidad, proporcionalidad ya absoluta necesidad, dado que, de hecho, no hace mención alguna sobre dicho tópico.

Por último, Santos Pérez señaló que en el acuerdo no se establece una debida fiscalización de las actuaciones de las autoridades militares que realicen funciones de seguridad pública, y únicamente se limita a señalar que las tareas que realicen las instituciones castrenses, estarán bajo la supervisión y control del órgano interno de control de la dependencia que corresponda.

“De la interpretación integral de la norma reclamada, se podría concluir que, dado la coordinación y participación conjunta que existirá por parte del Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Secretario de la Defensa Nacional y Secretario de Marina; entonces, cada una de dichas dependencias, será la encargada de analizar las actuaciones de sus elementos, pues es claro que cada una de dichas dependencias cuenta con órganos internos de control y/o de disciplina que se encargan de seguir los procedimientos correspondientes en contra de los servidores que no cumplen cabalmente con su actuar”, detalló el juez federal.

“Determinación por demás contraria a derecho si se toma en consideración que, como se expuso, cuando las instituciones militares participen en tareas de seguridad pública que atañen, originalmente, a autoridades de carácter civil; entonces las primeras deben sujetarse a la jurisdicción de la sociedad civil y no así, a la militar”, puntualizó Santos Pérez.

Asimismo, el juez federal calificó el acuerdo como “vago”, ya que no establece con claridad, a qué autoridades se someterán las autoridades castrenses, para el debido control de las actuaciones que lleven a cabo en materia de seguridad pública.

El 11 de mayo del 2020, el titular del Poder Ejecutivo Federal publicó un acuerdo en el DOF, en el que se ordena “a la Fuerza Armada [secretarías de la Defensa Nacional y Marina] permanente a participar de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada subordinada y complementaria con la Guardia Nacional en las funciones de seguridad pública”, hasta el 27 de marzo del 2024.

En el documento, firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 8 de mayo del 2020, se señala que este acuerdo era necesario para complementar el marco legal de la Guardia Nacional, durante el período en el que esta nueva corporación de seguridad pública desarrolla su propia estructura, capacidad e implementación territorial.

El titular del Poder Ejecutivo Federal instruyó al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, coordinarse con los titulares de la SEDENA, Luis Crescencio Sandoval González, y de la SEMAR, José Rafael Ojeda Durán, para definir la forma en que las actividades de la Fuerza Armada permanente complementarán la función de la Guardia Nacional.

En el acuerdo publicado se establece que dicha participación no puede exceder de cinco años, contados a partir de la entrada en vigor del Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Guardia Nacional, publicado el 26 de marzo de 2019, en el Diario Oficial de la Federación.

En el DOF agrega que “la Fuerza Armada permanente, en el apoyo en el desempeño de las tareas de seguridad pública a que se refiere el presente Acuerdo, realizará las funciones que se le asignen conforme a las atribuciones que prevén las fracciones I, II, IX, X, XIII, XIV, XV, XVI, XXV, XXVII, XXVIII y XXXIV del artículo 9 de la Ley de la Guardia Nacional”.

Además, “en el apoyo en el desempeño de las tareas de seguridad pública, la Fuerza Armada permanente se regirá en todo momento por la estricta observancia y respeto a los derechos humanos, en términos del artículo 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y observará la Ley Nacional Sobre el Uso de la Fuerza y demás ordenamientos en la materia”.

Ante ello, “se instruye al Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana para coordinarse con los secretarios de la Defensa Nacional y de Marina para definir la forma en que las actividades de la Fuerza Armada permanente complementarán la función de la Guardia Nacional”.

El acuerdo precisa que “las tareas que realice la Fuerza Armada permanente en cumplimiento del presente instrumento, estarán bajo la supervisión y control del órgano interno de control de la dependencia que corresponda”. En cuanto a los gastos, señala que “deberán cubrirse con cargo al presupuesto aprobado a la dependencia que reciba el apoyo, para el presente ejercicio fiscal y los subsecuentes”.

Después, el 21 de junio del 2020, la entonces presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, Laura Rojas Hernández, presentó una controversia constitucional ante la SCJN, contra el acuerdo del titular del Poder Ejecutivo Federal con el que las FF.AA. se mantienen en las calles para hacer tareas de seguridad pública hasta el 27 de mayo de 2024.

Comentarios

Tipo de Cambio