Cobro de piso y extorsiones a ciudadanos y repartidores en Zona Este

Fotos: Cortesía.- Delincuentes dejan amenazas en viviendas para desalojar a los habitantes
Edición Impresa lunes, 15 agosto, 2022 12:00 PM

Es la célula criminal de “El Cabo 20” la encargada de realizar las extorsiones en Tijuana; una de las zonas más afectadas ha sido la Zona Este

El cobro de piso se ha vuelto más frecuente en Tijuana, en especial en la Zona Este, en colonias como Maclovio Rojas, Valle de San Pedro, Ampliación Guaycura y Anexa Sánchez Taboada, donde -según información proporcionada a ZETA– las extorsiones se extienden hasta los repartidores que surten las “tienditas de la esquina”, así como a los residentes.

“Tenemos varias quejas de la Zona Este, particularmente en el Valle de San Pedro- donde hay grupos de personas a las que les están pidiendo una ‘cooperación’ a fuerzas por vivir en aquella zona, por dejarlos transitar por las calles donde viven; incluso a los vendedores de agua y gas, a los de refrescos. Todos los que van a surtir aquella zona han manifestado la inconformidad de la inseguridad por la falta de patrullaje”, declaró a este Semanario el regidor José Refugio Cañada.

Según el regidor, en su comisión han recibido al menos 10 quejas; sin embargo, a ellas se suman las que se hacen por vía telefónica, lo que destaca la problemática sufrida en aquella zona, por lo que solicitará al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal, Fernando Sánchez González, un informe de la situación, así como que se lleven a cabo patrullajes en el área.

Al respecto, un habitante de la comunidad de Maclovio Rojas manifestó a ZETA que han advertido a la Secretaría de Seguridad, sin embargo, acusan la colusión que existe entre los elementos policiacos y los extorsionadores.

“Aquí llegan a todos los negocios y cobran plaza, es raro al que no le cobran; le piden al de la tiendita de la esquina, incluso a la señora que vende tamales. Es una situación que ya se ha reportado a los Policías Municipales, pero ellos están coludidos”, manifestó un habitante anónimo de la zona.

Édgar Mendoza, Fiscal Regional Tijuana

El segundo caso es el de la colonia Ampliación Guaycura, en la que el 6 de junio de este año se dejó un arreglo floral afuera de un salón de baile y una nota con amenazas de extorsión, cuyo mensaje decía: “Primer y último aviso eres el primero de 3 en la lista, no te queremos ver en Tijuana y mucho menos en México att:zzz” [sic].

Situación similar a la de Urbi Villa del Prado primera sección, donde el 22 de julio se dejó en un domicilio un letrero en el que se leía “Tienes 24 horas para dejar la casa” junto a una corona de flores en el patio de la vivienda que la habitante, Marilú Rodríguez, había invadido nueve años atrás.

Un caso más de cobro de plaza es el de una tortillería ubicada en la colonia Anexa Sánchez Taboada, donde el pasado 23 de marzo se dejó una mano humana junto a un pedazo de cartón con un mensaje delictivo que decía: “Aquí van a pagar plaza a la verga att. La mera verga CDS” [sic], situación que según la parte reportante ya se había dado desde tiempo atrás.

En la reunión ordinaria del Comité Ciudadano de Seguridad Pública (CCSP) de Tijuana, que se realizó el 19 de junio, Eduardo López Ruiz, coordinador de prevención del delito del CCSP, comentó que el cobro también lo hacen funcionarios públicos del Ayuntamiento de Tijuana, en particular del departamento de Reglamentos que llegan a los locales comerciales a exigir las ‘cuotas’ a cambio de no clausurar sus negocios bajo equis excusa.

Mientras, Genaro De La Torre Quintanar, presidente del CCSP de Tijuana, comentó que no hay ninguna colonia que se salve de ser parte del cobro de piso, aunque advirtió que no hay estadísticas que muestren la realidad debido a la falta de denuncias de las víctimas.

“Es un tipo de delito que se empezó a presentar hace dos años (2020); sin embargo, es silencioso porque la gente no quiere denunciar”, mencionó Genaro, algo que se debe a la falta de confianza en las corporaciones de seguridad.

Tan solo durante la administración de Montserrat Caballero Ramírez, alcaldesa de Tijuana, se han registrado siete quejas en Sindicatura Procuradora en contra de policías por extorsión.

En la conferencia de “Impunidad Cero”, ofrecida por el Fiscal General, Ricardo Iván Carpio Sánchez, el pasado viernes 5 de agosto, se dio a conocer la detención de José Luis  José Luis Alvízar Anguiano, “El Tamal” o el “JL”, uno de los operadores de “David López Jiménez, El Cabo 20, encargado de planificar y ordenar el llamado cobro de piso en Tijuana; Alvízar Anguiano contaba con orden de aprehensión vigente y fue localizado en el estado de Baja California Sur en el municipio de La Paz.

Además de él, también fueron apresados 21 personas que estaban directamente bajo su cargo, quienes llevaban a cabo las extorsiones en el estado. Actualmente la Fiscalía General se encuentra a la espera de que “El Tamal” sea remitido a Baja California para que responda por sus delitos.

Información obtenida por ZETA refiere que de la célula delictiva de “El Cabo 20”, continúan operando Leonardo Fabián Robles, alias “El Cabo 45”; José Cristian Gómez Rosales, alias “Pitey”; Rodolfo Sánchez López, alias “Foer 53”; Manuel Tamayo Hernández, alias “Primo”; Sergio Fernando Araujo Torres; Antonio Alejandro Jaramillo Cruz, alias “Cabello”; José Manuel Delgado Esquerra, alias “Tieso”; y Yosua Hernández Basa, alias “Moreno”.

El Fiscal Regional de Tijuana, Edgar Mendoza Razo, comentó a ZETA que se tienen ante la dependencia 23 denuncias por extorsión interpuestas por comerciantes formales e informales, de las que solo dos han sido judicializadas, y otras dos se encuentran bajo investigación; la mayoría de la Zona Centro y La Mesa, en lo que va de 2022.

Mendoza Razo, afirmó que la única manera de que sea atendida la problemática es que las víctimas se animen a denunciar ante la Fiscalía General del Estado.

“La única manera de que la Fiscalía pueda actuar en contra de estos actos es que la gente se acerque a denunciar”, finalizó el fiscal regional de Tijuana.

Comentarios

Tipo de Cambio