Avalaran sus dichos

Foto: Internet/Eliminar los fideicomisos fue una acción para atraer los fondos e invertirlos en obras muy costosas y de dudosos resultados
Opinionez lunes, 22 agosto, 2022 12:15 PM

Hay algunos millones de mexicanos que se sienten felices con la actual situación que en nuestra querida nación se está viviendo.

Para quienes estamos en el mundo de la comunicación y concretamente del periodismo, no hay duda: vivimos tiempos inéditos en los que constantemente surgen comentarios, órdenes, manifestaciones que concitan a la desesperanza, tristeza y dolor. Desde pequeños recibimos información sobre las virtudes de quienes nos gobernaban. Llámese regidor, alcalde, diputado o hasta el Presidente de nuestro país.

Los medios de comunicación no eran tantos ni tan envolventes como ahora, en que todo el que tiene un celular se convierte en “periodista”. Y haciendo retrospectiva, quienes nos gobernaban no eran tan buenos como nos decían, ni tan efectivos en sus responsabilidades. Pero tampoco eran tan descarados como ahora los vemos en todos los niveles. Y es una desgracia para las personas que integran comunidades.

Una joven lectora, preguntaba “entonces… el tiempo pasado fue mejor”. No. Por supuesto que no, pero había cosas buenas y mencionamos un ejemplo. ¿Recuerdan la extinción de los fideicomisos? Había uno, Fondo de Desastres Naturales (Fonden). Tenía como objetivo apoyar a todas las entidades federativas (vía el Sistema Nacional de Protección Civil) en la atención y restauración de los daños ocasionados por fenómenos naturales.

En ese caso, como en todos los 109 fideicomisos, el ejecutivo federal se expresó docenas de veces sobre el mal uso que hicieron de este y de todos, que los empresarios y funcionarios los tenían convertidos en caja chica. Pero como es costumbre en estos gobiernos, nunca presentaron ante la Fiscalía General documentos que avalaran sus dichos, obligaran a reintegrar lo robado y posterior encierro en alguno de los Reclusorios. Todo fue de palabra, que a estas fechas está más que devaluada.

Eliminar los fideicomisos fue una acción para atraer los fondos e invertirlos en obras muy costosas y de dudosos resultados. Lo cierto es que el Senado de la República aprobó la extinción de 109 fideicomisos. Y con ello el Gobierno Federal obtuvo la nada despreciable suma de 68,400 millones de pesos adicionales al presupuesto del 2021. Y quitaron la oportunidad de apoyar, salud, cultura, seguridad pública, protección civil, niñez desprotegida y tantas áreas que a pesar de las “acusaciones” cumplieron en su momento los objetivos para los que fueron creados.

Quizá para los adoradores de los actuales gobiernos, la historia les haga justicia y al paso de las décadas den fe de que no hubo despropósitos. Que las acciones actuales de descalificación sin pruebas y eliminar programas que sí beneficiaban a las clases necesitadas (por ejemplo, el Seguro Popular) fueron la mejor forma de cumplir con los compromisos constitucionales. Ya lo verán las nuevas generaciones y constatarán el sitio en que la historia colocó a sus ídolos.

Nota 1. La Agencia de los Estados Unidos de América para el Desarrollo Internacional (USAID), hace unas semanas dio una buena noticia para México. Anunció que invertiría 30 millones de dólares en 7 estados del suroeste, para el cuidado del medio ambiente e impulsar la creación de empleos. El Presidente de México no los acusó de intervencionistas.

Nota 2. Celebramos que el IMAC Tijuana ya tenga un director. No muy plantado en la cultura, pero con estudios sólidos.

Nota 3. ¿Hasta cuándo reabrirán la Biblioteca Central Benito Juárez?

 

Luz Elena Picos es directora de Red Social de Tijuana.

Correo electrónico: redsocialtijuana@hotmail.com www.lagacetaredsocial.com

Comentarios

Tipo de Cambio