Fentanilo: venta y producción en BC

Edición Impresa lunes, 6 junio, 2022 12:33 PM

Producto de denuncias, cuatro laboratorios rústicos han sido asegurados en cuatro meses y 200 kilos de la droga, incautados. En tanto, 3 mil narcomenudistas capturados este año por fuerzas operativas, regresaron inmediatamente a las calles a delinquir, mientras esperan su audiencia ante un Poder Judicial colapsado

En los primeros cinco meses de 2022, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Policía Municipal de Tijuana reportaron el aseguramiento de 183 kilos de fentanilo y más de 846 mil patillas de fentanilo. Todo junto, hubiera representado a las células del narcotráfico, más de 90 millones de dólares en ganancias.

De acuerdo con cifras dadas a conocer en mayo por el secretario general de la Defensa, General Luis Crescencio Sandoval González, el costo del fentanilo es de 20 dólares por unidad y de 400 mil dólares por kilo. El tiempo de manifactura de las 22 mil pastillas que suman el kilogramo, es de cuatro horas.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de Baja California no respondió a la petición de registro de aseguramientos, pero únicamente en el operativo de la bodega ubicada entre las calles San José y San Martín de la Tercera Etapa del Río Tijuana, el 25 de mayo localizaron más de media tonelada de drogas ocultas en empaques de jugos y bebidas azucaradas.

Ahí encontraron 190 mil pastillas de fentanilo, que a 20 dólares por unidad, se hubieran comercializado por 3.8 millones de dólares. Esos 4.1 kilos de fentanilo localizado en la bodega por la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana (FESC) apenas tardaron 16 horas en elaborarse.

Así, el fentanilo está convertido en la droga con mayores rendimientos, por la facilidad y el poco tiempo que lleva producirlo, empaquetarlo y distribuirlo, seguido de la metanfetamina, cuyo precio es de 14 mil 514 por kilo. Y los traficantes de Baja California se incorporaron rápidamente al negocio de la producción.

Como evidencia, los cientos de miles de pastillas aseguradas y los cuatro laboratorios localizados sólo en Tijuana y Ensenada. Falta que se apliquen en las búsquedas en Mexicali, Tecate y Rosarito.

 

LABORATORIOS Y FENTANILO

De acuerdo con autoridades locales, el aseguramiento de laboratorios ha sido en seguimiento a denuncias ciudadanas y capturas.

El 20 de enero, las fuerzas coordinadas atendieron el reporte de  “personas sacando bolsas de al parecer droga” de un domicilio en la calle 14 de la colonia El Pípila, Delegación La Presa en Tijuana. Esta zona es controlada criminalmente por el Cártel de Sinaloa, concretamente, la fracción de los hermanos Uriarte.

Al llegar, reportaron haber encontrado la puerta de la cochera abierta y en la banqueta dos bolsas transparentes, una tenía polvo azul y la segunda patillas con la leyenda M30.

Alrededor de 36 kilogramos de sustancia con características propias del fentanilo, fueron localizadas en un domicilio ubicado en las inmediaciones de la colonia Valle Verde en la Zona Este de Tijuana, tras un cateo implementado por elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM), de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Tras el cateo realizado el 25 de enero, se reportó el aseguramiento de 22 kilogramos con 856 gramos y 6 mil 050 comprimidos de clorhidrato de fentanilo; 7.1 kilos de extracto de magnesio; 8 mil mililitros de precursor, así como una báscula y tres máquinas para elaborar pastillas.

Un mes después, el 24 de febrero, encontraron una bodega, de nuevo un reporte de “personas sospechosas sacando bolsas”, esta vez en un domicilio de la colonia Altiplano, por el Bulevar 2000, donde mantienen pugna Los Uriarte, el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel Arellano Félix-Chapitos.

Al implementar los operativos, una puerta abierta permitió observar 22 bolsas transparentes, conteniendo un polvo azul, “apreciando en el interior más bolsas y equipo de laboratorio”.

Una vez otorgada la orden de cateo, se incautaron 146 kilos de acetaminofén; 3 kilos y 22 mil 160 pastillas de fentanilo; 81.6 kilos de inositol; 65.3 kilos de manitol; 10 kilos de metamizol; 14 mil 534 piezas de metamizol; dos máquinas tableteadoras, además de un molino mezclador, dos prensas hidráulicas, dos motos y seis autos.

El 17 de mayo, el hallazgo fue en Ensenada y lo hicieron los militares, “al realizar reconocimientos terrestres sobre el Cañón Arroyo de la Parra, la zona del Valle de la Trinidad, inmediaciones del poblado Kiliwas”.

Reportaron la ubicación y destrucción de un laboratorio rustico en el que la Fiscalía General de la República aseguraría después 100 kilogramos de metanfetamina, químicos y diversos materiales para confección de droga.

De manera más reciente, el 21 y 23 de mayo, en la calle Voluntad de la colonia Valle Verde, Delegación La Presa, Policía Municipal, Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Guardia Nacional intervinieron a un hombre que transportaba dos mochilas y, al verlos, se echó a correr.

Entró a una casa de madera en la misma calle y dejó caer las mochilas, en las que los uniformados encontraron bolsas transparentes con polvo azul y pastillas.

En el lugar, se informó del aseguramiento de cuatro tambos con 93 kilos de metamizoles; 41 kilos de fentanilo; 6 mil pastillas; dos prensas hidráulicas, dos máquinas para hacer tabletas y dos autos.

Como evidencia del aumento de la venta de fentanilo en las calles de Tijuana, la Policía informó en marzo el aseguramiento de Marco Aguilar, quien estaba en posesión de 12 kilos de fentanilo en la delegación San Antonio de los Buenos; durante febrero, consignaron que en la colonia Los Santos, en el interior de un auto encontraron 15 kilos de metanfetamina, 500 pastillas de fentanilo y otras 718 pastillas psicotrópicas; y en enero se dio la captura de Hugo Rivera con 9 mil pastillas y 7 kilos de fentanilo, así como el aseguramiento de un auto en la delegación La Mesa con 6 mil pastillas de fentanilo y medio kilo de cocaína en su interior.

En 2021, en octubre, se confiscaron 12 kilos de fentanilo; 105 kilos de cocaína; 24 kilos de cristal y 2 kilos de heroína pertenecientes al Cártel de Sinaloa en un tráiler manejado por Hernán Suárez. Así como 31 mil patillas de fentanilo a Héctor Lara y Daniel Urbina.

En diciembre detuvieron a Doroteo López con un kilo de fentanilo y 185 kilos de metanfetamina del Cártel de Sinaloa.

 

NARCOMENUDISTAS EN LA CALLE POR COLAPSO DE PODER JUDICIAL

Sentados en un café de Tijuana, sobre Avenida Revolución entre calles Tercera y Cuarta, comerciantes de la zona ven a los diferentes vendedores de droga al menudeo en diversos puntos de la vialidad turística y se quejan: “Denuncias y ahí siguen, no pasa nada”.

Sin atención también, las denuncias de Blanca, residente de la colonia 20 de Noviembre en Tijuana, quien lleva tres años reportando a dos sujetos identificados como Arturo y “El Sinaloa”, quienes venden droga en dos casas sobre la calle Juventino de esa demarcación y distribuyen enervantes a domicilio. Las autoridades realizan operativos y la problemática los rebasa.

Datos extraoficiales brindados hace tres años por David Solís, vicepresidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública en Tijuana, reportaban más de 3 mil puntos de venta y 500 narcotienditas en esta ciudad.

En los últimos cinco meses, cuatro narcolaboratorios fueron desmantelados, tres en Tijuana y uno en Ensenada;  también fue asegurado un narcotúnel en Tijuana.

Militares destruyeron cinco plantíos, tres en Ensenada y dos en Tecate.

Además, la Fiscalía General del Estado (FGE) reportó 350 cateos, y otros 60 la delegación de la FGR.

La Policía Municipal de Tijuana informó que ha interceptado mil 371 millones 960 mil pesos en droga, y el Ejército, 2 mil 551 millones 498 mil pesos en enervantes.

En el mismo período, 3 mil 997 presuntos narcomenudistas han sido presentados ante la FGE, pero miles de estos criminales han regresado de manera inmediata a las calles a vender droga y matar competidores o deudores, ya que el Poder Judicial no se da abasto y está colapsado.

Actualmente, 3 mil personas que fueron detenidas por venta o trasiego de droga entre enero y mayo están libres, a la espera de audiencia cuyas citas más cercanas son dentro de cuatro meses: 2 mil 500 en el Poder Judicial del Estado, y 500 en el Poder Judicial de la Federación.

Se trata de vendedores o traficantes de droga que no fueron aprehendidos en flagrancia, los detenidos por primera vez o quienes según los jueces, han probado arraigo en la ciudad y no van a escapar, o aquellos que fueron capturados sin justificar el acto de molestia de acuerdo al criterio del juzgador.

 

DETENIDOS

Un promedio de 18 personas son consignadas diariamente en Tijuana por el delito de narcomenudeo, y otras 25 en los cuatro municipios restantes y los dos en formación. Son el grueso de las capturas y tienen colapsado el Poder Judicial estatal y federal, a pesar que miles delincuentes continúan esperando audiencia.

De este promedio de más de 15 mil presentados anualmente ante la FGE, el año pasado, conforme a cifras del Poder Judicial, 2 mil 409 personas fueron vinculadas a proceso como narcomenudistas y 179 sentenciadas.

En 2022, las cifras de la Fiscalía de Narcomenudeo indican que entre enero y mayo, en Baja California han capturado a 3 mil 997 sujetos, incluidas 197 mujeres, de los cuales se ha judicializado a 2 mil 253 presuntos (a algunos les falta cita de audiencia), vinculado a mil 124 y 118 han sido sentenciados.

Por los beneficios de Ley, la pena mínima de seis meses se convierte en 19 días, lo que dura el proceso, y la máxima de tres años, puede quedar en diez meses. Lo positivo de generarles este primer antecedente, es que la segunda vez ya no acceden a la reducción de pena.

Por su lado, en lo que va del año, la FGR reporta 236 detenidos por delitos contra la salud, 166 ya están vinculados a proceso y 20 sentenciados. Y por violación a la Ley Federal de Armas, 650 detenidos; 408 vinculados y 59 sentenciados.

Acorde con la autoridad, las deudas por droga son el principal móvil de los mil 049 homicidios cometidos en Baja California entre enero y el 1 de junio de 2022; 8 de cada 10 muertes se vinculan con algún delito que involucra enervantes.

Los investigadores entrevistados han visto asesinatos por deudas desde 50 o 60 pesos, que es el precio de una dosis de marihuana o heroína, o 3 mil dólares por el robo de tres libras de metanfetamina. Ni hablar de cantidades mayores de dinero que usualmente terminan con muertes violentas.

Como ejemplo reciente de la relación del narcomenudeo con los asesinatos, la semana que concluye, la Fiscalía de Narcomenudeo informó de un cateo a un inmueble en las calles Primera y Once de la delegación Francisco Zarco en Ensenada, donde se aseguraron 16 envoltorios de plásticos de droga sintética, seis bolsas chicas con marihuana en su interior, y seis personas detenidas, incluido un menor de 17 años con dos órdenes de aprehensión: una por portación de arma y la otra por un homicidio cometido en Tijuana. Caso que también evidencia el movimiento metropolitano de los cárteles.

Comentarios

Tipo de Cambio